viernes, 1 de febrero de 2013

10 cosas que echaremos de menos de 30 Rock

30 Rock - NBC

30 Rock emitía anoche su último (y doble) episodio, dando por finiquitada a una serie que tras siete años de trayectoria es sin duda alguna una de las comedias de referencia de nuestra época, con una pila de premios y buenas críticas a sus espaldas (algo que no puede decir TGS, el programa de sketches que Liz Lemon lucha por emitir todas las semanas). Tras 138 episodios, el panorama cómico de la televisión se queda un poco abandonado, pero totalmente reformado tras el paso de 30 Rock. ¿Qué nos deparará el futuro de la comedia estadounidense? Todavía está en duda, pero al menos sí sabemos lo que echaremos de menos de esta gran comedia.



1. Lizzing


Aunque Liz Lemon haya recibido gran influencia de personajes icónicos (Lucille Ball, Mary Tyler Moore, Julia Louis-Dreyfus o la misma Tina Fey) y que su peculiar personalidad sea un subproducto de varias décadas de cultura popular, tras siete años de trayectoria ha sido capaz de convertirse en un arquetipo que, en conjunto, ha contribuido a la creación de una nueva generación de actrices y personajes femeninos cómicos que han encontrado en Lemon la quintaesencia del humor femenino  (y feminista) actual. La mismísima Leslie Knope (lógico), Miranda (de la que os hablaremos muy pronto), Britta Perry o la novata Mindy Lahiri, son algunos ejemplos de personajes que aunque poco tengan que ver con Lemon, sí que le deben mucho (y, ya que estamos, Lena Dunham también le debe mucho a Tina Fey). Por no hablar de el ejemplo en que se ha convertido para tantas mujeres, aunque no voy a ser yo el que señale, por supuesto.

Liz Lemon Tina Fey
Ya la definió Jack Donaghy en el piloto como "Nueva York, feminista de tercera oleada, estudios universitarios, soltera y fingiendo ser feliz con ello, híperocupada, hiposexuada, compra cualquier revista que venda la imagen de un cuerpo sano en portada, y cada dos años se empeña en hacer punto durante... una semana". Y Donaghy, como casi siempre, no se equivocaba. Además, geek, con escasas habilidades sociales y sin reparos a la hora de tocar la comida. Sin duda, el ejemplo de una mujer independiente que aunque no trata de demostrar que puede triunfar por sí misma, lo hace de todas formas (a su manera, por supuesto).

Pero era el "Picasso de la soledad". Su historia romántica siempre fue pésima, triste y vergonzosa, y estas siete temporadas han valido para ver a Liz Lemon crecer en el terreno romántico. De darse por vencida (bien lo valían sus parejas) a conocer a ese inesperado Criss Chros (You Solo'd me!), y con la preocupación de tener su propia planta.  Vaya recorrido. 

Para el recuerdo: el Dealbreaker, los flashbacks y el I want to go there.





2. Good God, Lemon 


Mentor, personificación del capitalismo más arraigado y de la clase ejecutiva, Jack Donaghy estableció una relación de complicidad (y de amistad, aunque no muy definida) con Liz Lemon que nunca imaginamos que llegaría a tales derroteros. Nunca he sido muy fan de su papel en solitario, pero está claro que Alec Baldwin ha sabido darle a su Donaghy una cantidad de matices que lo harán siempre memorable.

No obstante, dejando de lado esta relación tan particular, lo que más ha destacado a Donaghy ha sido su gran ambición. Al comienzo de la serie era un ejecutivo sin escrúpulos (aunque con un lado humano, que siempre demuestra con Kenneth), nada más y nada menos que el Vice Presidente de la Costa Este de televisión y programa de microondas de la General Electric (desde el principio, pullita para la NBC) y cuando la NBC es comprada por la ficticia Kabletown (otra pullita) se convirtió en la cabeza de la cadena de televisión.

Jack Donaghy Alec Baldwin
Esta ambición le acompañó durante siete temporadas y más de un momentazo nos ha dejado para el recuerdo. Su rivalidad con Devon Banks (el temible Will Arnett) es una de las claves de su trayectoria y siempre fue divertidísima. Por no hablar de su némesis cuando la NBC es comprada por Kabletown, Kaylie Hooper (Chloë Grace Moretz), la nieta del jefe y una verdadera víbora a su tierna edad. ¿De dónde viene esta ambición? Puede que su madre Colleen (Elaine Stritch) tuviera mucho que decir.


Para el recuerdo: "It's after 6, what am I, a farmer?", sus conquistas amorosas (entre las que se encuentran Martha Stewart y Condoleezza Rice)





3. El metahumor


"30 Rock no es graciosa. Es metagraciosa" es el título de la tesis de un tal Josh Gillon. 30 Rock es una serie, sencillamente, demasiado friki como para que captemos todas las referencias que mencionan, puesto que hasta en ocasiones la forma en la que son realizadas son también referenciales. Una locura. Puede parecer que estamos viendo una comedia más pero en el fondo lo que 30 Rock hace es satirizar el neoliberalismo, dar fuerza al feminismo moderno y criticar al capitalismo. Y también puede que ni nos enteremos.

Además, una serie que se ambienta en la producción de un programa de sketches da mucho de sí, y no hay episodio en el que no se rían de sí mismos (recordemos los episodios en directo), aunque con diferentes resultados. Porque en el fondo da igual lo que hagan, da igual si fallan en provocarnos una sonrisa, ya que incluso en ese error están siendo inteligentes.





4. TGS, la NBC y el dedo en la llaga


Claramente inspirada en su experiencia como guionista y actriz en Saturday Nith Live, Tina Fey supo llevar de una forma muy interesante esa misma idea  al programa de sketches ficticio de Liz Lemon, TGS (más tarde TGS with Tracy Jordan). 30 Rock y TGS, ambas series de la NBC (una ficticia y otra muy real, aunque parecidas), por supuesto, también han aprovechado para burlarse un poco de esa cada vez más hundida pobre mano que les da de comer, metiendo el dedo en la llaga cada vez que pueden.

Se han reído de su pésima situación, de cómo cancelan casi todas sus series (decía Jack:  "We produce more failed pilots than the French Air Force"), de otros programas, de su escasa diversidad, e incluso se burló de las declaraciones de Tracy Morgan sobre los gays. Todo tenía hueco en 30 Rock, especialmente si era para reirse de sí mismos.

Denise Richards Tracy Jordan




5. I love you, myself


Puede que aprecie mucho a Liz y Jack, pero si hay algo que de verdad echaré de menos es a Jenna Maroney. Actriz de tercera, celebrity de quinta y caspa de primera, la Maroney nos ha otorgado los que posiblemente sean los mejores one-liners de los últimos años. Narcisista, ególatra e inestable, quizás sea el personaje más cómico de la serie, y bien que se merece ese puesto. Papelón de Jane Krakowski.

Imposible olvidar su inútil búsqueda de la celebridad a través de escándalos de poca monta y de papeles en series y películas de lo más cuestionables. Por no hablar de esa media naranja que encontró un tiempo atrás: su propio (y travestido) doble, Paul L'Astname (Will Forte).



Para el recuerdo: The Muffin Top, The Rural Juror, Jackie Jomp-Jomp...





6. Live every week like it's Shark Week


Personaje insoportable donde los haya y símbolo del humor más anticuado y plano de toda la serie, quizás Tracy Jordan haya sido quien más complicado lo ha tenido para caernos bien, pero tras siete años en la serie incluso le llegaremos echar de menos. Su presencia en 30 Rock ha sido principalmente con la razón de entorpecer el trabajo de Liz Lemon, guiar a Kenneth por el sendero del mal y, en última instancia, aliarse con Jenna (aunque haya rivalidad en el fondo) para hundir a su propio programa con su incompetencia.

Tracy Jordan
El incontrolable y no muy inteligente personaje, no obstante, incluso nos ha llegado a sorprender con sus locuras, que su actor Tracy Morgan ha interpretado perfectamente (imitándose a sí mismo, todo sea dicho). ¿No le echaréis de menos?

Para el recuerdo: Sus frases inconexas, sus idas de olla y, por supuesto, Angie y su Queen of Jordan.





7. Los habitantes del Rockefeller Plaza


Puede que 30 Rock no tuviera un bar en el que sus personajes fueran a socializar y avanzar en sus trayectorias personales, pero personalmente me parece que las salas de redacción, el plató de TGS, los despachos de los jefazos y, en definitiva, el hogar de la NBC, han sido el mejor escenario posible. En él sus actores secundarios se han lucido con sus personajes y han acompañado durante siete años lo mejor posible a sus protagonistas. 

Echaremos de menos a Kenneth Parcell, ese inocente hombre que aunque nunca me acabó de caer bien del todo sirvió como metáfora del espectador más tradicional en la simbología de la serie (y su inocencia, todo sea dicho, valió para más de una broma). O el caso contrario, el de Frank Rossitano, reflejo de ese espectador pasota que solo quiere ver morbo. Por no hablar de Pete Hornerger, el productor del programa, que simboliza la razón en el caos de la serie.


Y a otros, claro, como al "entourage" de Tracy, Grizz y Dot Com; o otros guionistas como Toofer y Lutz.





8. Su presencia en las listas de nominados


Nominada seis años seguidos en los Emmy como mejor comedia y ganadora de tres (hasta la llegada de Modern Family), además de otras 51 nominaciones y 7 premios más. Nominada a 5 Directors Guild of America Awards. Nominada a 13 Globos de Oro y ganadora de 6. Nominada a 4 NAACP Image Awards. Ganadora de 3  Producers Guild of America Awards. Nominada a 5 Satellite Awards. Ganadora de 11 Screen Actors Guild Awards...

30 Rock Emmys

Y así una larga lista. 30 Rock ha sido la favorita de los críticos y diferentes sindicatos de Hollywood y, queramos o no, va a ser triste no verles nominados, como siempre.



9. Actores invitados


¿Cuántas estrellas invitadas habrán pasado por 30 Rock, en todo tipo de papeles y situaciones (algunas bastante degradantes, que le pregunten a Steve Buscemi). Hay una lista en la Web de NBC, pero destacamos los siguientes: Chris Parnell, Dean Winters, Will Artnett, Carrie Fisher, David Schwimmer, Kelsey Grammer, Edie Falco, Julianne Moore, Oprah Winfrey, Aaron Sorkin, Jon Hamm, Matt Damon...

30 Rock Oprah




10. Cerie


O Katrina Bowden, que es lo mismo. No hace falta decir más.

Katrina Bowden - Cerie


5 comentarios :

  1. Buenísima serie, aunque desde mi punta de vista se hizo un poco repetitiva y perdió frescura a partir de la S05, siempre la recordaré como una de las comedias más brillantes que he visto y con las que más he disfrutado. ¡Cuántos buenos momentos, Good God!!

    ResponderEliminar
  2. JUASSSSSSSSSSS

    High five a million angels!!!

    ResponderEliminar
  3. No siempre ha sido constante, eso es cierto, pero hay que entender que han sido 7 temporadas. Luego se recuperó en la sexta. Gracias por pasarte :)

    ResponderEliminar
  4. Lo que màs extrañarè, son las màximas de Donaghy...

    Mi preferida: "never go with a hippie to a second location"

    ResponderEliminar

TV SPOILER ALERT+