jueves, 12 de julio de 2012

El principio del fin de Brenda Leigh Johnson

The Closer es una de las apuestas más fuertes de la televisión norteamericana y en su regreso al canal TNT el pasado lunes reunió a más de 6 millones de espectadores, una cifra envidiable para una cadena de cable. Brenda Johnson y todo su equipo han vuelto con los últimos 6 capítulos de la séptima temporada de la serie, y se quedan con nosotros hasta el 13 de agosto, cuando tendrá lugar la conclusión del que ha sido, sin duda, no solo uno de los mejores procedimentales policiales de los últimos años, sino una de las mejores series. Su marcha dará paso al spin off Major Crimes protagonizado por la actriz Mary McDonnell que interpreta a la capitana Sharon Raydor, un personaje que fue introducido en la quinta temporada como antagonista de Brenda pero que, poco a poco, ha sabido ganarse la confianza del equipo y de los espectadores. Personalmente, espero con ganas esta nueva serie que se estrenará el mismo 13 de agosto después del final de The Closer, que incluirá a personajes de la serie original como los detectives Provenza (G.W. Bailey), Flynn (Anthony John Denison), Tao (Michael Paul Chan), Buzz (Phillip P. Keene) y que contará con apariciones especiales del comandante Taylor (Robert Gossett) y del agente Frizt y, por supuesto, con la introducción de nuevos personajes. 

Por su parte, el principio del fin de The Closer ha comenzado por todo lo alto, con la vuelta de un viejo conocido de Brenda Johnson, una como siempre fantástica Kyra Sedgwick, el abogado Philip Stroh, interpretado muy eficientemente por Billy Burke, que sabe transmitir la calma y, a la vez, violencia de este personaje, un letrado al que Brenda cree culpable de una serie de violaciones, que, sin embargo, no puede demostrar. Este personaje ha vuelto a poner contra las cuerdas a nuestra protagonista y ha servido para enseñarnos hasta dónde puede llegar Brenda y cómo su obsesión y demasiada participación en los casos puede tirar su carrera por la borda. Hay una línea impuesta muy clara que separa lo que puede hacer y lo que no debe hacer pero Brenda encuentra con facilidad claroscuros que le permiten salirse con la suya. El problema, como hemos visto en este episodio, es que también puede equivocarse y que su excesiva implicación en los casos le lleva a perder la claridad y la objetividad y esto puede poner en peligro su carrera y su vida personal. Va a ser muy interesante la recta final de la serie si, como parece que van a hacer, los guionistas van a explotar esas debilidades de nuestra protagonista. 

Después de siete años, nos faltan solo cinco capítulos para saber cómo terminará la historia de Brenda Leigh Johnson en el Departamento de Policía de Los Ángeles pero las cosas no parece que vayan a terminar bien ni para ella ni para su departamento. Sin embargo, estoy segura de que el camino hacia el inevitable fin será tan emocionante, divertida, elegante y apasionante como lo ha sido toda la serie, y, por ello, espero que llegue con ganas, aunque ello signifique despedirse de esta fantástica serie que todos deberíais ver. 

Los que habéis visto la vuelta de The Closer, ¿qué os ha parecido?



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

TV SPOILER ALERT+