lunes, 14 de mayo de 2012

Desperate Housewives S08E22/23. Give Me the Blame/Finishing the Hat (SERIES FINALE)

El pasado domingo el canal estadounidense ABC dio por finalizada la octava y última temporada de una serie que marcó un antes y un después en la televisión, Desperate Housewives. Con un doble episodio final que muchos fans despedimos con mucha tristeza, y no sólo porque se acabe la serie, sino porque ha sido un cierre totalmente espectacular y emotivo. Sé de primera mano, que muchos somos los que hemos llorado y ahora mismo se nos viene una pregunta a la cabeza ¿y ahora que vamos a hacer tras ocho años de Wisteria Lane?. Me gustaría que escribieseis lo que os ha parecido este último episodio, lo que más os ha sorprendido, o si por el contrario, cambiaríais algo.

A la pobre Karen le queda poco de vida, su enfermedad está demasiado avanzada y por primera vez se preocupa de cómo le ven sus vecinos. Pero nuestras protagonistas van a hacer que Karen cambie de opinión porque ha decidido pasar sus últimos días en un hospital terminal y, por turnos, van a cuidar de ella hasta que llegue el fatídico momento. Es así cómo Karen se da cuenta de que sus vecinos en realidad son más que eso, son amigos. La culpa va apoderándose de Gaby, pero además Carlos descubre que el juicio no va tan bien como su mujer le decía, y desde ese entonces Carlos se siente más culpable que nunca y está totalmente decidido a confesar. Por otro lado, Lynnette por fin tiene una buena noticia, su hija le ha contado que Tom y Jane ya no están juntos, pero la alegría le dura poco ya que Tom le dice que al final sí firmará los papeles del divorcio.

El juicio de Bree sigue, y cuenta con la ayuda de Ben, que no contesta a las preguntas de parte de la acusación por lo que le meten en prisión hasta que se digne a contestar. Ben sabe lo que hace, aunque no conteste, no tienen pruebas que le impliquen y terminará siendo libre. Lo malo es que Renee recibe la amenaza de la abogada acusante de que si no cuenta lo que sabe de esa noche, conseguirá que Ben sea mandado de vuelta a Australia. Por lo que Renee accede: la noche del asesinato, vio como Bree salía del coche llena de barro y con una pala en las manos. Este bombazo derriba cualquier posibilidad de que Bree salga inocente así que Trip, en un descanso, le comenta a Bree que siente algo por ella y, tras besarla, Bree le cuenta casi todo con la condición de que no use la verdad en contra de Gabrielle. Pero Trip rompe su promesa y para salvar a su cliente/amante llama a Gaby al estrado para que confiese. Evidentemente, Bree se siente traicionada y finge perder el conocimiento para que le den una prórroga y que Gaby no diga nada.

Esa misma noche, Karen escucha una discusión de Gaby y Carlos sobre el asesinato y al día siguiente Karen habla con Trip para ayudar a Bree en contra del testimonio de Renee. Una vez en el estrado, Karen confiesa que fue ella la que mató al padrastro de Gaby, dando todo lujo de detalles. Todos se llevan las manos a la cabeza, pero se alegran cuando el jurado da su veredicto: Bree es inocente y no condenan a Karen por su edad y su estado de salud. Por supuesto, en casa de Bree habrá una fiesta por el veredicto tan favorable. Trip se pasará por casa de su cliente para pedirle perdón y que le dé una segunda oportunidad, pero Bree se siente tan traicionada que se la niega. Por último, Tom acude a casa de Karen para ver qué tal va, y Roy le comunica que es cuestión de tiempo que la pobre fallezca, y le da un consejo a Tom: que siempre diga lo que siente porque si espera puede ser demasiado tarde. Así que Tom va en busca de Lynnette dándonos una escena muy bonita que termina en el beso reconciliador.

En la segunda parte del episodio volvemos al pasado: todo empezó con la llegada de una mujer guardando un secreto (Mary Alice), y ahora todo está apunto de acabar. Susan por fin se atreve a contarle a sus amigas que se va de Wisteria Lane, pero puede que no sea la única. Resulta que alguien del pasado vuelve; Katherine regresa para dos cosas: una, restregar el éxito que está teniendo con su nueva empresa, y dos, ofrecerle a Lynnette un trabajo en Nueva York. Para Lynnette ese trabajo es el mayor logro que puede conseguir, pero ahora que ha vuelto con Tom no quiere arruinarlo y lo rechaza. Pero no todo es tan fácil, ya que varias cosas harán que se replantee su decisión. Tom no está de acuerdo, pero en la boda de Renee y tras el discurso que su mujer da, accede a que piense en aceptar el trabajo.

Luego tenemos a Gaby, que recibe una llamada de su trabajo ofreciéndole un gran ascenso. Al principio tendrá miedo, pero pronto verá que se le da mejor de lo que pensaba. Lo contrario pasa con Carlos, no le gusta nada que su mujer haya ascendido, ya que se está comportando como él hacía hace tiempo, cosa que terminó muy mal para la pareja. Llega la boda de Renee, pero lo que sería el día perfecto, acaba con algún que otro problema; es normal que la novia llegue tarde a su boda, pero lo de Renee es cuestión de mala pata. Resulta que de camino a la boda, Julie rompe aguas arruinándole el vestido a Renee, por lo que paran en el trabajo de Gaby para comprar (mejor dicho robar) un vestido nuevo y a la salida descubren que Susan ha robado la limusina para llevar a su hija al hospital. Así que Renee llega realmente tarde a su boda, y lo peor de todo, lo hace andando.

Karen quiere una canción para su funeral en un disco de vinilo, pero por más que Bree la busque sólo la encuentra en formato digital. Pero Karen no se va a quedar sin su último deseo, ya que Trip se lo conseguirá. Como era de esperar, ese gesto ablanda a Bree haciendo que le dé una segunda oportunidad. Dicen que cuando una vida se va, otra viene, y es eso lo que sucede en Wisteria Lane. Nuestra querida Karen cierra los ojos por última vez al mismo momento que Julie da luz a su bebé. Por último, las chicas tendrán que despedirse, y ¿qué mejor forma de hacerlo que jugando al póker? claro está que se prometen volver a jugar en un futuro. Pero es una promesa que nunca se cumplirá.

¿Queréis saber qué pasó con nuestras protagonistas? Lynnette aceptó el trabajo y se mudó a Nueva York con Tom, donde se compraron un piso enfrente de Central Park debido a su éxito y terminan cuidando a todos sus nietos en dicho parque. Gaby también termina abandonando Wisteria Lane para ir a California, tras conseguir su propio programa de televisión gracias a que Carlos le ayudó con una página web sobre moda. Por último, Bree es la última que abandona Wisteria Lane, se casó con Trip y terminó teniendo éxito en el mundo de la política. ¿Y Susan? ella es quien dio comienzo al fin, la primera que abandonó Wisteria Lane, y lo hace (¡Atención! ¡Dramón!) ante la mirada de todos los espíritus que vivieron en el barrio, incluído Mike. Para terminar, como antes he dicho, todo empezó con la mudanza de una mujer que guarda un secreto que le atormenta. La nueva inquilina de la casa donde vivía Susan, tiene un secreto que le atormenta: la historia siempre se repite.

Promo S08E22/23. Give Me the Blame/Finishing the Hat (SERIES FINALE)

8 comentarios :

  1. Me he gustado mucho el final y la verdad es que no cambiaría nada, me ha parecido un final justo, bonito y en paz con la serie y sus ocho años, Desperates ha sido una serie que ha tenido mucho drama y ha sido muy cañera en ocasiones y creo que el final debía ser tal y como ha sido. Una persona que muere en paz con sus amigos y vecinos, todas nuestras chicas felices y con futuros prósperos y un barrio que se queda en el recuerdo.

    Genial la Season Finale :)

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho el final y me recordó que nuestra vida es un constante pasaje donde entran y salen personas que nos marcan la vida.
    Definitivamente las desesperadas quedaran en nuestras memorias.

    ResponderEliminar
  3. un muy buen algo triste porque dieron a entender que no se voliveron a ver pero por desgracia asi es la vida

    ResponderEliminar
  4. Yo hubiera preferido que no se hubieran ido de Wisteria Lane

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi para llevar la contraria no me ha gustado nada el final.

    Que no eran amigas de instituto para que hagan sus vidas y no vuelvan a verse... Eran amigas desde hace cuanto? 15 años? y nunca mas vuelven a verse?? hombre por dios... Y pq no dicen q pasa con la vida de Susan???

    Muy defraudada no con el capitulo sino con los ultimos 10 minutos.

    ResponderEliminar
  6. A ver, sí, tienes razón cuando dices que son amigas desde hace tanto tiempo, pero en ningún momento dicen que no vuelven a verse, sino que cada una hace su vida. Supongo que alguna vez se verán pero no todas a la vez, por eso te dice que lo de jugar al póker es una promesa que no se cumplirá.

    Además, ¿crees que Bree después de todo lo que ha hecho por sus amigas esta temporada no les invitaría a su boda con Trip? No tiene sentido. Sólo dicen lo que consiguen en la vida, no que no sigan siendo amigas.

    Aunque sí es verdad que te doy la razón en cuanto a lo de Susan, no lo dicen, pero mi teoría es que es la única que sabíamos lo que haría, que se iría a vivir con su hija para criar al bebé. Y habrán preferido que viésemos como ella es quien cierra esa etapa de la vida de Wisteria Lane, y lo que ocurre cada vez que alguien se va de allí, sobretodo porque en el último episodio tendríamos que ver a Mike!!!

    ResponderEliminar
  7. Si el final de Susan muy bonito pero saber algo mas a parte de q crio a su nieta, si se volvio a enamorar si se hizo una pintora de exito..

    Y supongo q irian a la boda de Bree, pero vamos me diras que al menos una vez al año no pueden hacer todas planes para una noche de poker? Na no me convence nada d nada.

    ResponderEliminar
  8. Me encanto todo el final muy emotivo, pero falto Eddie, claro por los problemas que tuvo Nicole pero hizo falta al final

    ResponderEliminar

TV SPOILER ALERT+