jueves, 25 de agosto de 2011

Me llamo Sydney Bristow... Primer encuentro con Alias




Me llamo Sydney Bristow. Hace 7 años fui reclutada para trabajar en una rama secreta de la CIA llamada SD-6. Juré no revelarlo, pero no pude ocultárselo a mi prometido y cuando el jefe del SD-6 lo descubrió, hizo que le mataran. Fue entonces cuando supe la verdad: el SD-6 no forma parte de la CIA. Había estado trabajando para la gente contra la que creía estar luchando. Así que acudí al único lugar en el que podían ayudarme a destruirles. Ahora soy agente doble de la CIA, donde mi contacto es el oficial Michael Vaughn. Sólo hay otra persona que conoce la verdad acerca de mis actividades. Otro agente doble infiltrado en el SD-6, una persona a la que apenas conozco... mi padre.

Así comienzan los capítulos de la ya serie de culto del gran J.J.Abrams, la cual teníamos apuntada para ver desde hace ya algún tiempo.

Como muchas otras, esta serie en nuestro país ha sido cruelmente maltratada, con cambios de horario, días, parones, etc., con lo que muchos de sus fans nunca acabaron de verla. Muchos ni siquiera pudieron verla con continuidad siguiendo el hilo argumental, sino que vieron capítulos sueltos en días aleatorios. Si con este rápido vistazo y en esas condiciones aún hay gente que me ha dicho que es una gran serie y que les gustaría retomarla, es imposible ignorarlo. Así que en este caluroso mes de Agosto, qué mejor que ir de vacaciones por el mundo de la mano de Jennifer Garner (Daredevil, Elektra) en su vida de espía.


Tras haber visto la primera temporada completa he de decir que, aunque no es una obra maestra que todo el mundo debe de haber visto, la serie es buena, tiene gancho. Con finales de capítulo que me recuerdan a los de Prison Break, que te dejan en tensión y con ganas de más, Alias es una serie que sabe mezclar con maestría acción, suspense, drama y aventura, incluso romance. Y, aun siendo de 2001, he de admitir que sólo lo he notado por el tamaño de los teléfonos móviles, porque la tecnología es bestial. Los inventos que muestran para cada una de las misiones que nuestra protagonista ha de afrontar te dejan boqueabierto, no por la imposibilidad de los mismos, sino porque llegas a creer que son cosas reales.

Esta primera temporada consiste básicamente, en lo que Sydney nos cuenta al principio de cada capítulo. En su primer año de facultad es reclutada por el SD-6, que dicen ser una rama secreta de la CIA. Tras el asesinato de su prometido, ella decide renunciar, pero el SD-6 lo toma como una traición y decide eliminarla a ella también. Es entonces cuando su padre, Jack Bristow (Victor Garber, Justice, Web Therapy), con el que no se habla desde que murió su madre, le ayuda y le revela la verdad. Él también es un agente, pero el SD-6 no es lo que dicen ser, por lo que también trabaja con la CIA para ayudarles a destruirlo. Tras esta revelación, Sydney es admitida en la verdadera CIA, donde trabajará como agente doble, igual que su padre.


Mientras Arvin Sloane (Ron Rifkin, Brothers & Sisters), el jefe del SD-6, envía a Sydney y Dixon (Carl Lumby, Justice Leage, Black Panther), su compañero, alrededor del mundo a, supuestamente servir a su país, Sydney va realizando las contramisiones que Vaughn (Michael Vartan, Hawthorne), su supervisor de la CIA, le ordena, yendo así por delante del SD-6 en todo momento.

Gran parte de la trama gira en torno a los inventos de Milo Rambaldi, un arquitecto italiano del siglo XV que consideran un profeta, ya que sus artilugios, en su tiempo inútiles e imposibles, son tremendamente valiosos y útiles para los tiempos actuales. Ambos bandos, así como grupos terroristas de todo el mundo, lucharán por la obtención del legado de Rambaldi, así como por sus secretos escondidos, revelando a veces otros que no buscaban, como la implicación de la madre de Sydney con el KGB, y el destape de su falsa muerte.

La temporada cuenta además con grandes colaboraciones, como un capítulo doble con un gran papel del mismísimo Quentin Tarantino, así como la aparición de Terry O'Quinn como agente del FBI.


No puedo acabar sin destacar los mil cambios de look de la Garner. No hay capítulo que no pienses cómo la van a poner. Sinceramente, tenía la serie archivada desde hace ya muchos años, habiendo visto un par de capítulos entre sueño y sueño sin prestarle atención, pero me alegro de haberla empezado porque, de corazón, merece una oportunidad. Y, he de decir, me ha costado mucho escribir este artículo sin ver el principio de la segunda temporada, porque el final de la primera me ha dejado enganchada

Ya os comentaré cómo le va a Sydney, que la dejé algo ocupada...

No he encontrado la intro en inglés, así que os la dejo en español, para que echéis un ojillo.

4 comentarios :

  1. ALIAS ES DE LAS GRANDES HACE POCO MAS BIEN EL AÑO PASADO LA VI DE MARATON Y TODO ME GUSTO,BUENO EXEPTO LA 4TA TEMPORADA PERO ESO ES OTRO CUENTO

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasarte, yo de momento he visto la 1ª y estoy con la 2ª, y me gusta mucho. Iré haciendo artículos por temporadas, a ver qué pasa en la 4ª...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu blog! Sobretodo este artículo. Alias es una de las series que jamás me cansaré de recomendar. Respecto a la segunda temporada para mí es la mejor, así que disfrútala! Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por pasarte R.F.Sanz! Me alegro de que nuestro blog te haya gustado, y me siento alagada de lo que dices del artículo.
    Con la segunda temporada estoy, ya escribiré sobre ella al acabar. Invitado estás a leerlo cuando lo publique.
    Saludos!

    ResponderEliminar

TV SPOILER ALERT+