miércoles, 18 de abril de 2012

There's only ONE Tree Hill... and it's your home

Nunca ha sido una serie de audiencias espectaculares, ha estado al borde de la cancelación desde la cuarta temporada, pero año tras año se ha ido manteniendo gracias a esa comunidad de fans que desde hace casi una década hemos crecido con los personajes de Tree Hill. El pasado 4 de abril, este camino acabó, y One Tree Hill dijo adiós tras unos largos nueve años en antena a nuestro lado.

Concebido por Mark Schwann como una película, ‘An Unkidness Of Ravens’ pasó de ser una historia a desarrollar en dos horas a una que poder explorar en 22, dando paso así a la primera temporada de la serie que conocemos como ‘One Tree Hill’. Estrenada el 23 de Septiembre de 2003 en la ya desaparecida The WB.

Recomendada encarecidamente, una amiga me prestó el primer DVD de la primera temporada. Según ella era de vista obligada, pero… ¿de qué va? Es la pregunta que a todo el mundo le vendría a la mente en esta situación, y cuya respuesta en este caso, no es tan sencilla.

La idea principal se centraba en el personaje de Lucas (Chad Michael Murray, Dawson's Creek), un adolescente criado por su madre, Karen (Moira Kelly, The West Wing) y su tío, Keith (Craig Sheffer, Merlin: The Return), que tenía que lidiar con su hermanastro Nathan (James Lafferty, Once and Again), con quien no ha tenido relación alguna, al entrar al equipo de baloncesto del instituto, donde Nathan es la estrella. Además, deberá enfrentarse con su padre, Dan (Paul Johansson, Parker Lewis Can’t Lose), quien abandonó a su madre cuando esta estaba embarazada y tratará de conquistar a Peyton (Hilarie Burton, White Collar), la novia de Nathan. Contará además con el apoyo de su mejor amiga Haley (Bethany Joy Lenz, The Guiding Light) que siempre estará a su lado y le ayudará a pasar por sus problemas.

Al pasar la idea a formato televisivo, la historia se desarrolló a partir de aquí, dando más protagonismo a Haley, que, ayudando a Lucas empezará a dar clase a Nathan y se acabarán enamorando y formando la pareja más mítica y estable de la serie. Además se introduce el personaje de Brooke (Sophia Bush, John Tucker Must Die) como regular (gracias a dios), la mejor amiga de Peyton, que será una de las puntas del triángulo amoroso que más vueltas da a lo largo de la serie (Lucas-Peyton-Brooke), llegando a bromear sobre él incluso en la sexta temporada.

A simple vista parece el típico drama adolescente de instituto, pero tras ver un par de capítulos es imposible parar. Pese a que es cierto que las historias típicas de amoríos que podemos encontrar en cualquier serie del estilo (y seguiremos encontrando) están vigentes, la forma de lidiar con todas y el trasfondo de los personajes es ejemplar. La música y el deporte forman una base sólida y poco común que ayuda a destacar esta serie sobre otras que acaban centrándose casi por completo en problemas culebronescos, drogas, alcohol, sexo y mucho drama.

Además, tras las cuatro primeras temporadas, cuando la fase del instituto acaba, la serie opta por dar un salto temporal de 4 años en el que nos saltamos la fase universitaria de los personajes (que básicamente consistiría en lo mismo que ya habíamos visto) y nos lleva directamente a sus vidas como adultos, coincidiendo más sus edades reales con las de sus personajes (cosa que pocas veces ocurre) y dando lugar a una serie más madura, diferente a lo que nos tenían acostumbrados, lo que hace de One Tree Hill una serie la mar de completa.



Pre-salto
Lucas Eugene Scott, concebido como el protagonista de la serie es un chico humilde, bondadoso y reflexivo. Hermano por parte de padre de Nathan, pero su relación es de todo menos amistosa, al menos al principio. Le gusta jugar al baloncesto, lo que hará que entre a formar parte del equipo del instituto. Siempre puede contar con Haley, su mejor amiga, que ha estado a su lado toda la vida. Peyton es el amor de su vida, pero Brooke también se cuela en su corazón varias veces. Sueña con ser escritor y va escribiendo en secreto la historia de las vidas de todos hasta que se vea con fuerzas de intentar publicarlo.

Post-salto
Lucas ha conseguido ser el escritor de éxito que quería ser y tras una declaración fallida a Peyton, está prometido con Lindsey (Michaela McManus, Awake), su editora. Sin embargo acaba por darse cuenta de a quien siempre ha amado en realidad y con quien debería estar (como todos sabíamos) es con Peyton, y acaban juntos, casados y con una pequeña niña, Sawyer. Tras tener a su hija, la feliz familia abandona Tree Hill, sin embargo, Lucas vuelve años después para recoger a sus sobrinos en un momento en que Haley le necesita.


Pre-salto
Nathan Royal Scott es el hermanastro de Lucas, el hijo elegido por Dan, el que se quedó la buena vida. Es la estrella del equipo de baloncesto, los Ravens de Tree Hill, y es engreído, egoísta y pretencioso. Sale con Peyton, pero Haley comienza a darle clases y acaba enamorándose de ella, lo que hace que cambie por completo y se convierta en un chico bueno, atento y generoso, y empiece a acercarse a su hermano. Lleva toda la vida sufriendo una enorme presión por parte de su padre, que quiere que sea el mejor sobre todas las cosas, y acaba por emanciparse, teniendo que aprender a buscarse la vida. Se casa con Haley (dos veces) cuando aún están en el instituto y tras la graduación tienen a su primer hijo, James Lucas Scott, Jamie (Jackson Brundage, Lime Salted Love). Lo único que quiere es poder jugar al baloncesto de forma profesional y cuidar de su familia.

Post-salto
Tras unos años de gloria como estrella del baloncesto en la universidad, Nathan sufre un accidente que le deja en silla de ruedas y no puede volver a jugar, lo que hace que empiece a beber. Tras un ultimátum de Haley empieza a esforzarse por recuperarse y vuelve a andar, incluso vuelve a jugar al baloncesto, llegando hasta la NBA. Sus problemas de espalda a raíz del accidente le hacen que llegado un punto tenga que retirarse, pero para entonces ha hecho suficiente dinero para vivir con comodidad toda la vida manteniendo a su familia. Tras retirarse comienza su carrera como agente deportivo en Fortitud, la compañía de su mejor amigo y ex-agente Clay (Robert Buckley, Fashion House), y tiene otra hija con Haley, Lydia. En un viaje a Europa es secuestrado pero acaba siendo rescatado por su padre, que muere tras salvarle.


Pre-salto
Peyton Elizabeth Sawyer no es la típica animadora de instituto. Cuando cuelga los pompones es la mayor amante de la buena música sobre la faz de la tierra. Además, dibuja sin parar cosas sobre su vida (de forma peculiar y a veces algo oscura). Es solitaria, independiente, y a veces algo amargada. Adoptada al nacer, su madre adoptiva murió cuando ella era niña (y la biológica en su último año de instituto) y su padre vive en el mar, por lo que vive sola la mayor parte del tiempo. Con ayuda de la madre de Lucas abre un club, el Tric, donde podrá dar rienda suelta a su pasión por la música, consiguiendo grupos para los conciertos. Pese a que empieza saliendo con Nathan y que tiene una relación estable con Jake (Bryan Greenberg, October Road), Lucas es su verdadero amor, por que el sufrirá y padecerá sin parar para finalmente acabar juntos.

Post-salto
Buscando convertirse en una gran productora musical, Peyton viaja a Los Angeles, pero una vez allí no pasa de ayudante de ayudante de a saber quién, así que las fotocopias y los cafés se le dan muy bien, pero la música ni la oye de lejos. Tras la ruptura con Lucas y en un momento de debilidad hablando con Brooke (su mejor amiga) por teléfono, vuelve a Tree Hill para encontrarse al amor de su vida prometido con otra. Abrirá en parte del Tric una discográfica propia, Red Bedroom Records, en honor a su habitación y empezará a luchar por lo que quiere. Tras mucho sufrimiento acabará por fin al lado de Lucas, casada y con una hija, Sawyer Brooke Scott, y dejará Tree Hill para siempre.


Pre-salto
Haley Bob James (poco dura sólo con ese apellido) es la menor de una gran familia, buena, amable, inteligente, fiel, estudiante ejemplar, ingenua. Es la mejor amiga de Lucas y en un intento de que Nathan dejara de tratarle como a basura, empieza a darle clases, pero esto provocará que se enamore de él y le cambie por completo. Virgen e inexperta, se niega a practicar el sexo antes del matrimonio o se sienta lo suficientemente preparada, y acaba casándose con Nathan un día en la playa, con sus padres como únicos testigos. Amante de la música, le gusta cantar, pero no será hasta que Nathan la empuje a ello cuando su voz se hará pública, llegando a provocar problemas en el matrimonio al aceptar Haley hacer una gira con Chris Keller (Tyler Hilton, Single Ladies), quien se interpondrá entre ellos. De gira se da cuenta de que realmente lo que quiere es estar con Nathan y vuelve a Tree Hill buscando su perdón. Acaban volviendo a casarse esta vez delante de todos sus seres queridos y de forma definitiva. En el último año de instituto se queda embarazada y mientras está dando su discurso de graduación da a luz a su primer hijo, James Lucas Scott (Jamie).

Post-salto
Haley es profesora y trata de lidiar con la situación de Nathan lo mejor posible pero acaba estallando. Tras una época feliz, descubre a su marido con la niñera en la ducha y, aunque él no tuvo nada que ver, cuando tras una discusión Jamie casi se ahoga en la piscina, pide el divorcio. Acaban solucionando sus problemas y viviendo felices de nuevo. Haley se convertirá en socia de Peyton en la discográfica y, cuando deja su trabajo en el colegio debido a desacuerdos con la dirección, también como estrella. Vuelve a irse de gira, esta vez con su familia, y reabrirá el Karen’s Cafe, trabajo que compaginará con cuidar de su familia y la música.


Pre-salto
Brooke Penelope Davis es la capitana de las animadoras de los Ravens, una chica guapa, divertida, extrovertida y que no se pierde una fiesta. Es el personaje qué más han hecho sufrir a lo largo de la serie. Mejor amiga de Peyton, pero con la que mantendrá una relación de amor-odio por culpa de Lucas, con quien saldrá intermitentemente. Presidenta del consejo de estudiantes tras una ferviente campaña. Desatendida por sus padres, acaba viviendo primero, en casa de Lucas, después, con Haley en un apartamento, más tarde, con Peyton en su casa y después, con Rachel (Daneel Ackles, Friends with Benefits). Le gusta la moda y acaba por formar su propia línea de ropa, Clothes Over Bros, cuando en la tienda donde trabaja le roban unos diseños. A parte de Lucas, tendrá multitud de relaciones, pero ninguno de los hombres con los que sale acabará por quedarse con ella.

Post-salto
Brooke es ahora una diseñadora de éxito (hasta con revista propia) y vive en Nueva York, pero se siente sola y acaba por volver a Tree Hill, pues siempre será su hogar. Allí abrirá una tienda de la línea donde antes estaba el Karen’s Cafe. Desesperada por formar una familia acogerá a un bebé con problemas de corazón, que tendrá que dejar ir tras una operación exitosa, y, más adelante, una adolescente a quien se planteará adoptar, pero que acaba yéndose a vivir con su verdadera madre. Tras multitud de relaciones fallidas acabará por encontrar a su príncipe azul, Julian (Austin Nichols, The Day After Tomorrow), ex de Peyton, para variar, con quien, tras sus más y sus menos acabará felizmente casada y teniendo gemelos: Jude y Davis. Debido a unos problemas legales ocasionados por su madre, acabará perdiendo Clothes Over Bros, pero años después, ya estabilizada y con familia, mientras lleva con Haley el nuevo Karen’s Cafe,  concebirá la idea de una nueva línea, esta vez de ropa para bebé, Baker Man.


Además de estos, y sobre todo tras la marcha al final de la sexta temporada de Chad Michael Murray y Hiliarie Burton, numerosos personajes bastante importantes se unen al reparto, entre los que encontramos, por ejemplo, a Dan Scott, padre de Lucas y Nathan y asesino de Keith; Karen Roe, madre de Lucas; Keith Scott, tío de Lucas y Nathan, muerto a manos de su hermano; Deb Scott (Barbara Alyn Woods), madre de Nathan; Marvin ‘Mouth’ McFadden (Lee Norris), amigo de todos desde el instituto; Millicent Huxtable (Lisa Goldstein), asistente de Brooke; Antwon ‘Skills’ Taylor (Antwon Tanner), también amigo de todos desde adolescentes; Victoria Davis (Daphne Zuniga), madre de Brooke; Clay Evans, agente de Nathan y mejor amigo de éste desde que se conocen; Quinn James (Shantel VanSanten), hermana de Haley; Julian Baker, productor de cine, ex de Peyton y futuro marido de Brooke; Chase Adams (Stephen Colletti), amigo del instituto y ex de Brooke que será eterno camarero del Tric; Mia Catalano (Kate Voegele), cantante descubierta en Red Bedroom Records; Alex Dupree (Jana Kramer), actriz y modelo de éxito que causará más de un problema, sin olvidarnos del gran Whitey Durham (Barry Corbin), el sabio y entrañable (a veces) entrenador de los Ravens.


Ya os hablamos hace algo más de un mes sobre The O.C., una de las grandes series en las que la música es una de las claves. One Tree Hill es otra de las series que no serían ni la sombra de lo que son sin el componente musical. Empezando por los títulos de todos y cada uno de sus 187 episodios, que son títulos de canciones, pasando por las numerosas colaboraciones de grupos y cantantes de éxito o amateurs que pasaron por la serie gracias al Tric, al Karen’s Cafe y a Red Bedroom Records, y acabando en momentos musicales que acompañaban muchas de las escenas de las 9 temporadas (destacando por supuesto ese final con los protagonistas coreando el ‘I Don’t Wanna Be’ de la intro que a todos los que amamos la serie nos emocionó), la música es un personaje más en esta serie que hace unos días terminaba, llegando incluso a salir de gira en nombre de la serie en varias ocasiones, primero en la segunda temporada con Tyler Hilton, Bethany Joy Lenz y The Wreckers (Michelle Branch y Jessica Harp); más adelante en la sexta temporada recaudando fondos para el ejército (parte del concierto se emitió en un capítulo).

Uno de los mejores momentos musicales es sin duda el final de la cuarta temporada, justo antes del salto temporal, un final que bien podía haber sido final de serie, que todos habríamos acabado contentos, y que, aún hoy, me hace llorar al verlo.

Canción: Within You, Ray LaMontagne


Destacando casi exclusivamente el baloncesto, el deporte es también un componente importante en la serie. A diferencia de otras series, donde el capitán del equipo de fútbol sólo va con la chaqueta por los pasillos y se contonea con las chicas, aquí vemos partidos reales, y casi sin dobles. A excepción de Chad Michael Murray, que no es que se le diera muy allá, las escenas se grababan con los actores. Tanto James Lafferty como Paul Johansson y Antwon Tanner eran (son) grandes baloncestistas, de hecho, James se dedicaba a jugar (en el instituto, tenía sólo 17 años) cuando aceptó el papel de Nathan, por lo que el realismo deportivo es un aliciente en la calidad de la serie. Al igual que ocurre con la música, se han realizado numerosos partidos benéficos año tras año  (los Annual Charity Games) a lo largo del desarrollo de la serie, en los que actores y personal técnico y de producción jugaban entre ellos.

Además, el baloncesto no se utiliza como fondo o relleno sino que forma parte de la trama de la serie, echándose de menos en varias ocasiones, cuando lo dejan aparcado, como en la segunda temporada o, más a menudo, tras el salto temporal. Sin embargo y aunque en muchas ocasiones no se nombre, siempre está ahí, y todos sabemos que antes o después volverá, y así es, ya que hasta en el capítulo final vemos de nuevo a los Ravens.


Como ya ocurría en Dawson’s Creek,de la que también os hablamos aquí, el componente filosófico está presente cada capítulo, que desde los comienzos de la serie, suelen empezar y acabar con un monólogo en voz en off de uno o varios de los personajes, en numerosas ocasiones citando frases de pensadores, escritores o simplemente soltándonos una parrafada acorde con las circunstancias que nos hace pensar (que no todo es tumbarse delante de la tele) y reflexionar no sólo sobre la serie, sino muchas veces sobre nosotros mismos.  Si es que la gente no se lo cree, ¡pero esta serie tiene de todo!

Algunos ejemplos (aquí podéis encontrar más):
And if you're lucky, if you're the luckiest person on this entire planet, the person you love decides to love you back…” -Nathan, “Every Day is A Sunday Evening
Have you ever wondered what marks our time here? If one life can really make an impact on the world...or if the choices we make matter? I believe they do. And I believe that one man can change many lives. For better...or worse.” -Lucas, “Songs To Live and Die By” 
Learn to let go of the past and recognize that everyday won't be sunny. And when you find yourself lost in the darkness and despair, remember: It's only in the black of night, we see the stars, and those stars will lead you back home. So don't be afraid to make mistakes, to stumble and fall, because most of the time the greatest rewards come from doing the things that scare you the most. Maybe you'll get everything you wish for. Maybe you'll get more than you ever could have imagined. Who knows where life will take you. The road is long and, in the end, the journey is the destination.” -Whitey, “Just Watch The Fireworks” 
Did you ever look at a picture of yourself and see a stranger in the background? It makes you wonder how many people have pictures of you, how many moments of other people's lives we've been in. Were we part of someone's life when their dream came true, or were we there when their dreams died? Did we keep trying to get in, as if we were somehow destined to be there? Or did the shot take us by surprise? Just think, you could be a big part of someone else's life, and not even know it.” -Lucas, “Good News for People Who Love Bad News
"Make a wish and place it in your heart. Anything you want, everything you want. Do you have it? Good. Now believe it can come true. You never know where the next miracle is gonna come from…the next smile, the next wish come true. But if you believe that it's right around the corner, and you open your heart and mind to the possibility of it, to the certainty of it, you just might get the things you're wishing for. The world is full of magic. YOU JUST HAVE TO BELIEVE IN IT. So make your wish... Do you have it? Good, now believe in it...with all your heart." -Various, “Echoes, Silence, Patience, and Grace" y "One Tree Hill
Pero la gran escena dentro de este apartado (y podría incluirse en el de la música también), por excelencia, siempre será el final del primer episodio de la tercera temporada ("Like You Like An Arsionist"):



Hay series que gustan, hay series que sigues por rutina, hay series que entretienen… y hay series que marcan. Desde que acabé aquel primer DVD que me dejaron, con tan sólo 4 capítulos vistos, ya sabía que sería algo especial.

One Tree Hill me ha marcado, he crecido y madurado con ella, he pasado del colegio a la universidad con ella al tiempo que los personajes hacían lo mismo, me ha enseñado valores de amor, amistad y compañerismo de formas que no pensaría aprendería. Con ella he reído, con ella he llorado, y con ella se va una parte de mi. Parece tonto, pero una serie que dura tanto pasa a ser parte de ti, y si la vives de la manera en que yo he vivido One Tree Hill, más. Gracias a ella he forjado amistades que espero no desaparezcan…

Muchas escenas, canciones y frases se me han quedado en la mente. La calidad argumental es superior con creces con respecto a la mayoría de las series del género y la evolución de los personajes, destacando a Brooke y Nathan (y Dan), a lo largo de los años es notable y ejemplar.  Además, el cambio sustancial que sufrió tras el salto temporal hace que la evolución hacia otro tipo de temas nos entre de forma natural y no con calzador como cabría esperar tras el brusco cambio de edad.


Sin embargo, tras la marcha de dos de los protagonistas, y aunque algunos de los personajes introducidos estaban a la altura de las circunstancias, la cosa no acabó nunca de cuajar. Pese a que esta última temporada ha sido una de las mejores de la serie, y sin duda la mejor tras el salto temporal, todos hemos echado de menos a Lucas y Peyton. Quinn y Clay han ido mucho con su historia paralela a lo que les ocurría al resto de personajes, independientes y sin involucrarse en nada; y Mouth y Millie, y sobre todo Chase, han estado únicamente para rellenar minutos vacíos, como lleva ocurriendo desde la partida de la pareja protagonista inicial. Del mismo modo y aunque se supo llevar muy bien, desde que el salto temporal tuvo lugar, la serie nunca fue la misma, y aunque esto es bueno, no acabó de gustar. Yo misma reconozco que a partir de la quinta temporada One Tree Hill es otra serie diferente con los mismos personajes, pero a quién no le gusta saber qué fue de la gente con la que creció, aquí nos dan eso y mucho más.


Pese a lo que todos digan, One Tree Hill es una serie que marca. Nathan y Haley son la pareja perfecta (y los adoraré siempre sobre todas las cosas), Peyton y Lucas la del quiero y no puedo eterno (llegando a ser cansinos) y Brooke es la persona más luchadora que he visto jamás. Bodas, besos, accidentes de coche, psicópatas, secuestros, rescates, tiroteos, muertes, conciertos, Rivercourt, Riverwalk, la casa de la puerta roja, el apartamento, la habitación de Peyton, el puente, el Tric, Clothes Over Bros, el Karen's Cafe... todo esto y mucho más es lo que nos encontramos en Tree Hill a lo largo de estos nueve años.

El día en que el último capítulo fue emitido, Bethany Joy Lenz escribió en su blog una entrada dedicada al fin de la serie (que podéis leer aquí) en la que, entre otras cosas (genial todo) escribía que, con perdón de los profesores, “había aprendido más en 9 años de One Tree Hill que en 12 años de colegio”. Y yo os pregunto, ¿vosotros no?

Aquí os dejo un par de vídeos homenaje a la serie, para que los que la hayáis visto la recordéis con cariño, y los que no, os pongáis a ello.



#GoodNightTreeHill

There’s only ONE Tree Hill… and it’s OUR home

6 comentarios :

  1. Me ha encantado el artículo, estoy aquí con la lagrimita.

    OTH es una de las series que más me marcó al principio, sin duda, mi problema fue que esa pasión paró a mitad de la 4a temporada, vi una caída de la calidad muy grande. Seguí viéndola pero sin demasiado interés, a partir de la 7 me volví a enganchar más y aunque estaba bien y me gustaba, no volvió a ser lo mismo que en las 3 primeras. Igualmente, lloré mucho en el ultimo, claro xDD

    Mi personaje favorito siempre fue Brooke, desde el principio.Siempre me encantaron Lucas y Brooke, una relación interesante y más divertida, con sus inseguridades y su pasión, me hacian sufrir y en mi opinion tenían muchisima más quimica y sus escenas eran mejores. Nunca me gustaron Lucas yPeyton, los veía aburridos y que te los metian con calzador(me pasa como con Dawson y Joey).

    Cuando ya vi claro que Brooke y Lucas no tenia futuro pues lo acepté xD Y Julian me gusta mucho tmb así que me ha acabado convenciendo como acabaron las cosas.

    Ah, y Haley y Nathan se merecen un premio por aguantarlo todo jajaa

    Excelente artículo :D

    ResponderEliminar
  2. Se me ha olvidado comentar una de mis escenas favoritas (tengo muchisimas y muchas son en plan amor y lo típico, claro), pero una que me tocó la fibra de verdad fue al final de la 3a cuando Brooke llora y le dice a Lucas todo eso de: I am not pushing you away, I am holding on for dear life.

    Repasad la escena si no os acordáis... :)

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado!
    cASI , CASI ...me haces llorar , pero no....eso si , estoy muy nostálgica con todo esto...

    Muy buen articulo , no te ha faltado de nada , y acompañado de las imágenes que eran necesarias , pero tengo que decir que me has enamorado con los gifs!
    =)

    muy buen trabajo tutor girl , como siempre!!!

    y los videos del final son la caña , perfectos para recordar toda la serie
    estaría guay ver alguno de creación tuya!
    =)
    =)

    un besito!

    B.Davis

    ResponderEliminar
  4. Gran gran artículo. Yo soy más fan de la primera etapa de OTH (1-5)que de la segunda etapa. El hueco dejado por Lucas y Peyton cuando se fueron de la serie (Lo cual era necesario pues se tornó muy aburrida y pesada su relación), es un vacío que en mi caso no consiguieron llenar completamente con las historias y los personajes que introdujeron posteriormente. Es así cómo acabé abandonando la serie. El repentino intento de suicidio de Haley fue algo que nunca terminé de entender, y fue el detonante de mi abandono.

    De todas maneras, sigo guardando un gran recuerdo de OTH. Fue una de las grandes culpables de mi pasión por las series made in USA. Empecé a verla a partir de su primera temporada por La 2 en un verano hará uff, no sé cuantos años, y a lo largo de los años sobre todo por las constantes reemisiones que se hacían en Clan he visto en innumerables ocasiones capítulos legendarios de la serie.

    El magnífico piloto con la rivalidad Nathan-Lucas,La gloriosa noche en la que los Ravens terminan ganando, pero atropellan a Haley y Lucas sufre el ataque al corazón. Ese tiroteo en el instituto, la muerte de Keith y el charco de sangre dejado por Peyton.

    Sí, sobre One Tree Hill siempre ha girado mucho dramatismo, pero también han tenido cabida muchas relaciones de amor y amistad que nos hacían pasar inolvidables momentos,y como bien dices, con mucho mensaje moralista de por medio.

    Goodbye One Tree Hill! Una serie de la que estoy seguro que algún día volveré a ver desde el principio y me seguirá poniendo los sentimientos a flor de piel como si fuera la primera vez que la viera.

    ResponderEliminar
  5. Guauu, que guapo el post! dan ganas de revisionar la serie ya mismo! Podría decir mil cosas (buenas y malas) de OTH. Al princpio la veía porque entre otras cosas iba de baloncesto y música (que son dos de mis cosas favoritas en el mundo y además con esas citas literarias y demás) asi que como no iba a verla y me enganché por completo!! claro que noté el bajón, pero como dices arriba " a quién no le gusta saber qué fue de la gente con la que creció" Esa es la razón de que haya seguido viéndola.

    OTH sí que me marcó, encuentro raro decir que haya aprendido de un simple show de televisión, pero sinceramente creo que es verdad, creo que si no hubiera visto la serie no hubiera sido la misma persona. También está relacionado con que, como decía la autora de post, iba al insituto con ellos, fui a la universidad con ellos y empecé el "mundo adulto" con ellos....
    Veo muchísimas series, y aunque sé que OTH no es ni de lejos la mejor que he visto ni entraría dentro de mi top 5 (a lo mejor si en el top 10 pero más por el cariño que le tengo tras tantos años) sí que puedo decir que One Tree Hill es la serie de mi adolescencia, quiero decir que en esa época en lo que lo vives todo tan intensamente, como si fuera lo mejor que te iba a pasar, momentos irrepetibles, donde a veces sientes que nadie te comprende o que estas perdido, cuando tienes ilusiones y no sabes si atreverte a cumplir tus sueños o si vas a lograrlo... creo que es serie para jóvenes que mejor lo refleja, con personajes muy variados y muy reales y con un desarrollo lógico de los personajes, y tantas frases míticas... difíciles de olvidar...
    En fin, que al menos los hemos tenido durante 9 años y me alegro (a pesar de los parones) por supuesto el final de la season4 fue perfecto, pero hubiera sido muy pronto, no?
    Además, la cantidad de grupazos que acabé conociendo gracias a Mr. Mark Schwahn

    Bueno ya no os doy la chapa más, que menuda parrafada que solté

    P.D: Por supuesto, de mayor siempre quise ser Brooke Davis xD

    ResponderEliminar
  6. No sabéis la ilusión que me hace leer esos PEDAZO de comentarios en este artículo (y por supuesto que AG estuviera con la lagrimita y B.Davis casi casi...)

    Me alegro muchísimo de que os haya gustado, y los que decís que dan ganas de revisionarla, ESTUPENDO, HACEDLO! Podría pasarme días hablando de esta serie, porque como ya he dicho en el artículo, es parte de mi y ha significado mucho, y por lo que os leo, para vosotros también, así que me entendéis.

    Pese a que veo que por aquí sois todos pro-Brooke yo he de decir que desde el principio me identifiqué muchísimo con Haley y ha sido mi personaje favorito desde el piloto (y Naley es la pareja suprema por excelencia, por supuesto). Y, creo que como la mayoría de nosotros, soy más fan de la primera etapa de la serie, aunque fuera más teen.

    A lo mejor es precisamente por coincidir en (supuesta) edad, cursos y demás, pero es genial.

    Demos las gracias por lo vivido a Mark Schwann (que la de veces que habré querido matarle...) y siempre nos quedarán los DVDs.

    Muchas gracias por pasaros, leer tooooooooooodo eso y comentar =)

    ResponderEliminar

TV SPOILER ALERT+