martes, 3 de mayo de 2016

The Five o cómo estropear una buena historia

The_Five_01

La primera serie original del escritor norteamericano Harlan Coben era uno de los grandes estrenos de esta primavera, y siento decir que, tras haber visto la mitad de la temporada, para mí es más bien una gran decepción.

La premisa es bastante simple pero atractiva: un niño desaparece en un bosque mientras está a cargo de su hermano mayor y los amigos de éste, y veinte años después su ADN se encuentra en la escena de un crimen. Los adolescentes, hoy convertidos en adultos con vidas más o menos estables y que han crecido llenos de remordimientos, ven ahora como de pronto el niño al que se dio por muerto es el principal sospechoso de un crimen.

Hasta aquí todo correcto. Tenemos la intriga y a una serie de personajes inevitablemente afectados por los acontecimientos. Todo sería maravilloso de no ser porque no he conseguido conectar con ninguno de ellos. Ni siquiera con los padres que descubren que ese hijo al que han llorado durante veinte años no sólo no está muerto sino que puede estar involucrado en un asesinato. Y, por increíble que parezca, no les puede dar más igual.

En algunos casos las interpretaciones rozan lo absurdo. Impagable por ejemplo el momento en el que el policía encargado de la investigación, que como por casualidad es uno de esos jóvenes del bosque, recibe los resultados de las pruebas de ADN. Una escena que debería estar cargada de suspense queda reducida al esperpento y no sólo por un problema de sobreactuación, sino por una banda sonora muy mal elegida. Y ese fallo nos lo encontramos por desgracia en muchos momentos.

The_Five_02

A estos dos problemas hemos de añadir una dirección pésima, lo siento pero no puedo culpar sólo al director de casting o a los propios actores. Es evidente que a Mark Tonderai (12 Monkeys) el proyecto le viene grande y es incapaz de ejecutar correctamente una historia que, a priori, debería tener enganchado al espectador de principio a fin, dejarlo sin aliento con la búsqueda del asesino, con cada nueva víctima, con los giros y las tramas paralelas… Pero no, en su lugar tenemos historias que se pisan unas a otras, una investigación paralela a la de la policía que da casi risa y al final tanto batiburrillo hace que perdamos el interés por completo.

Luego está la fotografía y los decorados. El propio Harlan Coben declaró que para él era muy importante salir de los clichés de la Inglaterra gris y lluviosa a la que estamos acostumbrados en las series. Me parece muy bien, Harlan, pero supongo que existe un punto intermedio entre el pavimento mojado y la hierba verde fosforito que vemos en The Five y que le da a la serie un toque kitsch que no le favorece nada.

The_Five_03

La reapertura del caso reúne de nuevo a los cuatro jóvenes. Al margen de que exista cero química entre ellos, en el grupo tenemos a una mujer casada y a tres hombres que veinte años después siguen luchando por su amor. Viva la originalidad. En un momento dado ella confiesa que no es feliz en su matrimonio y, lo que debería ser una escena de confesión de sentimientos vis a vis de uno de esos hombres que está loco por ella (eso lo adivinamos por la historia, porque él tiene la expresividad de un cactus) se convierte de nuevo en un momento ridículo entre dos personajes sin ningún tipo de conexión y acompañados por una melodía elegida con el modo aleatorio de Spotify.

Si he llegado hasta la mitad de la temporada es porque, tratándose de una mini serie, intenté autoconvencerme de que llegar hasta el final y descubrir el desenlace de la historia no sería tan complicado. Pero es que no puedo, cada minuto es una tortura. Así que lo siento mucho Harlan Coben, pero servidora se baja del barco. Ya me contarás dónde ha estado Jessie todo este tiempo.



Leer más >>

Crítica: Orphan Black 4x03 The Stigmata of Progress


Los gusanitos son algo así como Terminators muy complejos que las hermanas necesitan investigar urgentemente. Por suerte, el maravilloso matrimonio Hendrix sale al rescate con una exhumación. Y qué pena que Helena esté embarazada y haya quedado como niñera disuasoria de detectives, porque no estaría nada mal que ayudase en el garaje. ¿Volverán los detectives? Les está saliendo demasiado bien la oleada de asesinatos. Por otro lado, parece que Alison va uniéndose cada vez más a la trama grupal.

Felix se ha separado completamente de Sarah para acercarse a su presunta hermana biológica, que tiene la palabra 'problemas' tatuada en la frente. Lejos de ayudarle, esto acabará explotando en su cara. Volverá al redil, aunque no significa que eso sea lo correcto. Necesitaba conocer sus orígenes, pero también huir del exclusivo club de clones.


Rachel está entrando en la adolescencia, su rebeldía asoma al volver a vivir con su madre. Por supuesto, para cuando Susan Duncan se sincera con su hija y consigue el acercamiento, ya es demasiado tarde. Ha enviado un mensaje a Ferdinand a través de Charlotte y ahora Sarah sabe que Susan está viva y la retiene. Los Castor no han desaparecido todavía. ¿Ira es un clon original? ¿Acabará ayudando a Rachel a escapar? ¿Qué será de Charlotte? Los Neolucionistas consiguieron clonar a Rachel, aunque la niña ya está enferma como Cosima.

Sarah se metió en problemas de nuevo, esta vez con la ayudante de un dentista, pero Ferdinand llegó justo a tiempo para salvarla. ¿Es Ferdinand el superior de la muchacha o simplemente llegó antes? La rubia sabía mucho acerca de los gusanitos. Es duro saber que Sarah no va a morir y, aun así, nos están haciendo sufrir.


Últimos pensamientos: Charlotte tiene mal la pierna en un claro homenaje a la oveja Dolly. Qué lástima que el ojo de Rachel vaya a dejar de ser tan elegante. El muerto al que investigaba Beth es Alonso Martínez, pero no creo que tenga relación con el ministro español. Cosima sigue siendo un accesorio en las tramas del resto. Kira, además de curarse sola, tiene premoniciones. Yo creo que es una embrujada.


Promo 4x04 From Instinct to Rational Control


Leer más >>

lunes, 2 de mayo de 2016

Crítica: Juego de Tronos 6x02 Home

Crítica: Juego de Tronos 6x02 Home

Nos lo dijeron y no les hicimos caso. Nos aseguraron que en la sexta temporada de Juego de Tronos veríamos un momento épico detrás de otro, y nos reímos muy fuerte recordando las promesas vacías de series como, por ejemplo, The Walking Dead

No se equivocaban: llevamos solo dos episodios y Juego de Tronos está quemando tramas con fuego de dragón. No sabemos si podrán mantener este ritmo, pero lo que está claro es que no se lo están tomando a broma, ya que lo de que Juego de Tronos es una serie que no deja títere con cabeza es más cierto que nunca. 



Las tramas que resucitan...


Crítica: Juego de Tronos 6x02 Home

Juego de Tronos ha abierto el cajón de las tramas olvidadas y nos ha traído de regreso dos historias que desde hace más de una temporada habían desaparecido de la serie y prácticamente de nuestra memoria. 

Por un lado, el regreso de un Bran Stark mucho más crecido, aprendiendo a utilizar sus habilidades con el Cuervo de tres ojos (Max von Sydow) nos ha sabido a poco y no apunta a ser una fuente de grandes avances, sino más bien de retrocesos. Podría ser que a través de sus ojos conozcamos el pasado de los personajes de la serie, y cómo no, se descubran algunos misterios que traen a todos de cabeza (no es ninguna broma: lo del asunto de la madre de Jon Nieve todavía le interesa a alguien). Como poco, descubriremos qué le sucedió a Hodor, ya que antes de ser el "adorable" gigante era un joven chico de los establos plenamente funcional. 

Por otro lado, por muy particular que resulte, hay algo en todo el tema de los Verdevidentes y los Hijos del bosque que me da un poco de pereza. Sin ir más lejos, Leaf, una Hija del bosque, no causa más curiosidad que la de saber si ha salido de un set de Doctor Who.

Más mecha, aunque pasada por agua, esperamos de la reaparición de las Islas del Hierro. La serie parece que por fin quiere recuperar una de las grandes tramas de las novelas y nos contará, presumiblemente, la asamblea de sucesión tras la muerte de Balon Greyjoy. También, presumiblemente, las Islas del Hierro tendrán un gobernante antes que España.

Dejando de lado los libros, me pregunto cómo encajará Theon en todo esto, si es que finalmente regresa a Pyke de una pieza.

Por otro lado, me pregunto si estos dos nuevos escenarios (y todavía queda alguno por incorporarse) supondrán el final de Dorne, al menos esta temporada.



...y los personajes que también lo hacen


Crítica: Juego de Tronos 6x02 Home

Que levante la mano quien esperaba ESTO más adelante.

El ESTO lo venimos hablando desde el final de la quinta temporada, así que no entiendo cómo todavía hay quien se pone nervioso con el asunto de los spoilers. Era evidente que Melisandre iba a resucitar a Jon; tanto como la peluca falsa de Lena Headey. Si Kit Harington está en los créditos, ha grabado escenas de batalla para la temporada, y encima tienes a la compungida (y secretamente joven) Melisandre pululando por ahí, era cuestión de tiempo que la mujer roja se dignara a obrar su magia con el bastardo.

Ahora bien, tampoco podemos negar que se han dado demasiada prisa. La sucesión de eventos se ha hilado con tanta facilidad que resulta bastante inverosímil. Es decir, que casualmente coincida la irrupción del Pueblo Libre en el Castillo Negro (para meter prisa con el tema de los caminantes blancos) con la abrupta revelación de Davos de que Melisandre podría obrar sus milagros en cuestión de minutos no cuadra en absoluto con el modus operandi de cocción lenta que hasta ahora Juego de Tronos ha utilzado para este tipo de desarrollos.

La escena final en sí, quizás por esa razón, me ha parecido aséptica, fría y carente de cualquier emoción. Sabíamos que iba a funcionar, a pesar de que tratan de dar la impresión de todo lo contrario. No sé vosotros, pero después del coñazo que han dado con este tema (el equipo de marketing de HBO debía estar chorreando con el publicity de la puñetera muerte de Jon Nieve), la forma en la que ha sido resuelto ha sido bastante mediocre. De hecho, me interesa mucho más conocer la fuente de los poderes de Melisandre.

Así, Jon Nieve está vivo y podrá lanzarse a la batalla, liderando a la Guardia de la Noche y al Pueblo Libre contra el frío de más allá del Muro.


Villanos ejemplares


Crítica: Juego de Tronos 6x02 Home

Odio a los villanos, pero a los de Juego de Tronos por encima de todos. Y los quiero también por encima de todos: entre el Gorrión Supremo, arropado por su ejército de religiosos enfurecidos; y el demente de Ramsay Bolton y sus mascotas, tenemos entretenimiento para rato.

Aun así, espero que la trama de Desembarco del Rey despegue pronto, ya que de momento se encuentra algo ofuscada, en el sentido de que un jugador tiene que mover ficha antes de que empiecen a rodar cabezas. Quiero creer que esa sonrisa de felicidad y satisfacción de Cersei al abrazar por fin a Tommen después de que este le pida ayuda supondrá un cambio importante para que la tensión entre la Corona y los gorriones acabe por explotar tarde o temprano. Y si no, Cersei siempre le puede pedir a su Montaña zombie que haga pudin de gorrión, que ya sabemos que lo hace muy bien.

Crítica: Juego de Tronos 6x02 Home

Por otro lado, a pesar del nuevo nivel de ferocidad de Ramsay y su brutal asesinato de su padre, su madrastra y su recién nacido hermanastro (en serio, ¡vaya monstruo!), no hay nadie más cerca a quien se pueda enfrentar, pero tiene todavía mucho que defender. Podemos suponer que, dadas sus intenciones de recuperar a Sansa y de atacar el Castillo Negro, la trama de Invernalia y alrededores se moverá hacia el Muro, lo cual será muy entretenido para nosotros pero al mismo tiempo prometerá otra apuesta por las casualidades para que todos los norteños acaben en el mismo punto.



Tyrion, padre de dragones


Crítica: Juego de Tronos 6x02 Home

No quiero que esto suene a crítica vacía, pero la alcohólica revelación de Tyrion ("mi papel es beber mucho y saber cosas") de que a los dragones de Daenerys hay que cortarles las cadenas no deja de ser un recurso sacado de la manga. Quiero decir, la temporada pasada la libertad de los dragones fue puesta en duda después de que estos aterrorizaran a la población súbdita de Daenerys, pero de repente a todo el mundo le parece bien que queden en libertad, ya que son inteligentes y no hacen daño a los amigos de su madre. 

Veremos qué consecuencias tiene ese encuentro entre Tyrion y los nenes de la Khaleesi, y si los dragones sabrán comportarse con el resto de personas. De momento, parece que han hecho buenas migas.

*

No me he olvidado de Arya, pero lo cierto es que me ha gustado mucho más la conversación entre Sansa y Brienne sobre ella, que la escena de la joven Stark en sí. Parece que en el próximo episodio veremos avances para ella.




Promo: 6x03 Oathbreaker


Leer más >>

Unbreakable Kimmy Schmidt o cómo Phoebe se encontró con Dora la exploradora


Os reto. ¿A que sois incapaces de no sonreír y/o veniros arriba al recordar el opening de Unbreakable Kimmy Schmidt? Venga va, dejad ya de cantarla. 

Si por algo se caracteriza la serie de Robert Carlock y Tina Fey es por ser buenrrollera, divertida, estrambótica, incluso hilarante, hasta la saciedad, pese a que, entre las caritas de felicidad de Ellie Kemper y los constantes morritos de Tituss Burgess, existan críticas a diversos temas. La más recurrida, la de la trama de Lillian durante la segunda temporada, los barrios cambian y los hipsters se están haciendo con todo.

En la primera temporada conocíamos a Kimmy, una pelirroja infantilizada que salía al mundo, cual Dora Exploradora puesta de azúcar hasta los ojos, tras ser encerrada durante 15 años en un búnker por un reverendo, al que da vida Jon Hamm. Normal que las chuches para cenar fuesen una opción. 


Durante esta segunda temporada nos hemos encontrado con una Kimmy más "adulta", adjetivo que no casa mucho con su personalidad, pero sí con su forma de actuar con los demás, ayudándoles a superar sus problemas. Dora está en plena adolescencia y ya no es una niña que odia las zapatillas de velcro. Incluso ha superado los traumas que arrastraba desde su secuestro por parte del reverendo. A lo largo de este paso a la pubertad, hemos perdido parte de la esencia de esa niña, al igual que se ha perdido parte de la felicidad de la serie. Aunque no toda, por momentos, me he ido de la temporada. Muchos episodios han vivido más de gags puntuales (está llena de referencias) y de las interpretaciones de su reparto, que de guiones acertados.

Pese a que el personaje de Ellie Kemper sigue siendo el hilo conductor, estamos ante una temporada mucho más coral que la anterior, y con el protagonismo más repartido. La siempre genial Jane Krakowski cede parte de su cetro a Lillian, interpretada por Carol Kane, quien parece la evolución natural de la Phoebe Buffay de Friends. Igual de zumbadas, igual de callejeras. Juntas, Jacqueline y Lillian, protagonizan uno de los mejores gags de la temporada con el Cristo (Ecce Homo) de Borja y un Mondrian.


Aunque sin lugar a dudas las miradas y los piropos se siguen desviando hacia Titus Andromedon, el alma, la salsa, la pluma, el nervio, en definitiva, el todo en la serie. Podría no decir una única palabra en un episodio y tan sólo con sus gestos seguiría generando la misma hilaridad y comicidad. Es el roba-escenas perfecto y el complemento idóneo para Kemper. Juntos son capaces de levantar cualquier bajón de guion.

De nuevo, los cameos en la serie juegan muy a su favor aportando colorido y frescura al reparto con una amalgama de caras conocidas. Fred Armisen, Anna Camp, Jon Hamm, Steve Buscemi, Zosia Mamet, Josh Charles, Lisa Kudrow, Kelsey Grammer, Jeff Goldblum, Joshua Jackson. Nada, actorzuchos. Mucho se nota la mano y la larga influencia de Tina Fey, quién repite en esta temporada como la borracha terapeuta de Kimmy, Andrea.   

Ya veremos si para la tercera temporada, Dora Schmidt deja atrás la adolescencia y da el paso definitivo para dejar de ser Punky Brewster y convertirse en Phoebe Buffay.


Leer más >>

Crítica: Grey's Anatomy 12x21 You're Gonna Need Someone on Your Side

Grey's Anatomy 12x21
Comienza otra maravillosa jornada en el hospital donde los pacientes no se aburren ni en la sala de espera. En esta ocasión, el madrugón está patrocinado por la minga de Owen Hunt, que como buen personaje sin propósito dramático útil, hace gala de físico desnudo en la mediana edad. Por lo menos que sirva como acicate para fidelizar al target de audiencia.

Movida por dicha minga y en la que quizás sea una de las decisiones más decepcionantes de las dos temporadas que lleva con nosotros, Amelia decide reembarcarse en el portaaviones del amor del doctor Hunt tras uno de esos diálogos marca de la casa: “somos personas tóxicas, autodestructivas, vamos a montar más drama que alegrías podemos llevarnos para el cuerpo, pero ven y cómeme los morros que siempre acabábamos los episodios a la gresca y hay perdices que cocinar”. Aproximadamente.

Grey's Anatomy 12x21

La que no sale tan bien parada en el departamento de cuentos de hadas es Steph. Tras el Expediente Warren que se creía poseído por la gran Cristina Yang, Steph se proclama heredera de pleno derecho del título de yonki de la medicina

Su fugaz noviazgo con Wilmer Valderrama cae víctima de la incapacidad de New Yang para estar en el lado del paciente/familiar, perfectamente argumentado por esa niñez traumática que tan buenas migas le hizo hacer con Amelia. Habrá sido una ruptura anticlimática, sí, pero por lo menos se sostiene argumentalmente, que es más de lo que de otros muchos arcos puede decirse.

Antes de tocar el plato fuerte de la semana, repasamos —a la par que nos sirve como ejemplo de arcos argumentalmente insostenibles— cómo va el Japril. Si hoy se odian, si se quieren, si se denuncian, si se van de flashbacks… Hoy toca odiar a Arizona moderadamente juntos. Un estado marital de April Kepner perfectamente normal. Conclusión: que Arizona dimita como obstetra de April es lo auténticamente racional.

Grey's Anatomy 12x21

Y por fin, con los dolorosísimos rumores de Sara Ramirez abandonando la serie en tres semanas, tenemos que hablar del Calzona. En el reparto de las amistades para testificar en How to Get Away with Sofia, Callie gana a Arizona 2-0 ya que Alex no se moja ni en la ducha. La pobre Arizona se ve ya derrotada, especialmente si el juicio por la custodia requiere una carrera de obstáculos.

La gran pregunta que nos hacemos todos, además de si Shonda conseguirá blindar el contrato de Saritísima un par de lustros más, es la siguiente: ¿qué trama Pretty Penny defendiendo a Arizona? ¿Está remando a favor de obra para que no haya otro derramamiento de sangre LGBT+ en nuestras pantallas? ¿O tiene un propósito oculto para evitar que Callie degüelle a la de los patines? Querida Penny, al igual que tu repentina beca nómada, sigues siendo todo un misterio para nosotros y probablemente para los guionistas.

Next week: el juicio contra O. J. Simpson se queda en un recurso de multa de tráfico. Y puede que alguien ejerza la medicina, pero la probabilidad es baja.

Promo: 12x22 Mama Tried


Leer más >>

domingo, 1 de mayo de 2016

Curiosidades de nuestras series (LXXXIII): Game of Thrones


La sexta temporada de Juego de Tronos ya está aquí, y hasta la fecha no habíamos publicado unas curiosidades de esta serie. Esto no podía hacerse esperar más, así que con motivo de la sexta y todas las anteriores temporadas, aquí os dejamos unas cuantas curiosidades de la serie que sabemos que os van a encantar, aunque suponemos que muchas ya os sonarán.


Casa Stark



  • Jim Warren, entrenador de animales, decidió utilizar una raza de perros llamada Inuits norteños para que representará a los Huargos, ya que domesticar lobos requería mucha dificultad.
  • Un antepasado de Kit Harington fue un poeta e inventor del siglo XVI que diseñó el primer váter con cisterna.
  • Maisie Williams aprendió a luchar como una zurda para ser más fiel al personaje de Arya Stark, que emplea la izquierda. 
  • Michelle Fairley (Catelyn Stark) es la madre de Hermione en la saga Harry Potter.
  • La famosa Boda Roja de la tercera temporada está basada en la "Cena Negra", en la cual el Rey de Escocia ofreció a Earl de Douglas una fiesta para conseguir la paz con el clan Black Douglas, y en su lugar le sirvió una cabeza de jabalí negra (símbolo de muerte).
  • Sophie Turner (Sansa) adoptó a Lady, el inuit norteño que da vida a su lobo huargo en la serie. 
  • El actor Sean Bean aparece vestido de mujer en la serie británica Accused.
  • El actor Iwan Rheon fue la primera opción para hacer de Jon Snow, pero al aparecer Kit Harrington se hizo con el papel, y a Rheon le dieron el papel Ramsay Bolton. ¿Os podéis imaginar a Jon Snow interpretado por Rheon?
  • Mark Addy (Robert Baratheon) y Sean Bean (Ned Stark) eran amigos antes de rodar la serie, ya que estudiaron en la misma escuela de arte dramático, la Royal Academy of Dramatic Art. Ambos son de Yorkshire. 


Casa Lannister



  • Peter Dinklage y Lena Headey (Tyrion y Cersei), aunque se llevan muy mal en la serie, en la vida real son grandes amigos, desde mucho antes de que comenzara. De hecho, el actor propuso a los productores a Headey para el papel de la malvada Lannister.
  • El actor Peter Dinklage no tuvo que hacer ninguna audición, ya que fue la primera elección de George R.R. Martin y de los productores para el papel de Tyrion.
  • Además, Peter Dinklage es vegetariano. Cuando aparece comiendo carne en la serie se trata de tofu, realmente.
  • El odiado Joffrey Baratheon (Jack Gleeson) apareció en la película Batman Begins. En ella ya recibe una buena bofetada, antecesora de las muchas que llevará en la serie.
  • Jack Glesson afirma que se inspiró en el personaje de Commodus (Joaquin Phoenix) en Gladiator.
  • Aunque verdaderamente el personaje de Joffrey Baratheon está inspirado en el emperador romano Calígula.
  • El actor Charles Dance, quien da vida a Tywin Lannister en la serie, también se viste de mujer en Ali G.

Casa Targaryen



  • Los Targaryen están inspirados en los Estuardo de Inglaterra, especialmente en Carlos Eduardo, quien siempre buscaba nuevos aliados para hacerse con el trono de Inglaterra, el cual creía que le pertenecía.
  • Harry Lloyd, quien interpretaba a Viserys Targaryen, es descendiente directo del famoso Charles Dickens. 
  • La primera opción para el papel de Daenerys Targaryen fue la actriz Tamzin Merchant (Los Tudor, Salem). De hecho, llegó a grabar el episodio piloto, pero decidió abandonar la serie sin motivo aparente. Así que gracias a eso ahora tenemos a nuestra Khaleesi, Emilia Clarke.
  • La actriz Emilia Clarkle asegura haber realizado el baile de los pajaritos en su audición, así que es todo misterio cómo consiguió el papel.
  • En el libro, el personaje de Daenerys tiene los ojos morados, pero las lentillas de este color afectaban a la interpretación de Emilia Clarke, así que decidieron que el personaje tuviera los ojos tan bonitos que tiene la misma actriz.
  • El corazón que se come Khalessi en la famosa escena es en realidad una gominola de tres kilos. De hecho, los creadores le aseguraron a Emilia Clarke que así sería su sabor, pero la actriz no estuvo muy de acuerdo con esto.
  • En el año 2012, casi 200 bebés fueron llamados Khaleesi. Esta temporada la tendencia podría ser Melisandre, ¿no? 

Casa Greyjoy



  • Los Greyjoy están basados en los vikingos, ya que del mismo modo que estos, su religión está basada en robar, matar, asaltar, entre otras cosas.
  • Yara Greyjoy es un nombre que usaron para evitar confundirla con el personaje de Osha, ya que en los libros la chica Greyjoy se llama Asha.
  • Alfie Allen (Theon Greyjoy) no comió durante dos días para aparentar buen cuerpo en una de sus escenas de desnudo, e incluso bebió vino de forma continuada para lograr una mayor definición de los músculos.
  • Otra curiosidad sobre Alfie Allen es que es el hermano pequeño de la cantante Lily Allen. La cantante tiene una canción llamada Alfie que se la dedica a su hermano.


Pueblo Dothraki

  • El lingüista David Peterson creó el idioma de los Dothraki. Consiste en una mezcla entre mongol, indio americano y árabe.
  • La cicatriz del actor Jason Momoa, que encarna al guerrero Khal Drogo, es real.  Todo sucedió en un bar de California, donde el actor recibió un corte en la cara durante una pelea.
  • Según palabras del propio Jason Momoa, para la escena del discurso en dothraki ante todo su khalasar se inspiró en varios personajes: Gerónimo, Cochise, Gengis Khan y Hitler. El actor asegura que le inspiraron los discursos de Hitler en la película El triunfo de la voluntad. 
  • En la audición para interpretar a Khal Drogo, Jason Momoa realizó una danza guerrera maorí llamada Haka.

Otros personajes


  • Sibel Kekilli, quien interpreta a Shae, la amante de Tyrion, fue actriz porno bajo el nombre de Dilara.
  • Thomas Brodie-Sangster hace de Jojen Reed en la tercera temporada, personaje que tiene 13 años en los libros, a pesar de que el actor tenía 23 años en ese momento.
  • Otras curiosidades relacionadas con Thomas Brodie-Sangster: es primo de Hugh Grant, dobla la voz de Ferb en la serie animada Phineas y Ferb, y apareció en Love Actually.
  • David Bradley (Walder Frey) fue Argus Filch en la saga Harry Potter.
  • Oona Chaplin (Talisa Maegyr) es la nieta del conocido Charlie Chaplin.
  • El mercenario Bronn es realmente Jerome Flynn, excantante del grupo de los 90 Robson & Jerome.
  • Peter Vaughan, actor que interpreta a Maester Aemon, es ciego en la vida real, como el personaje al que da vida en la serie.
  • ¿Recordáis a Nymphadora Tonks en Harry Potter? Pues es Osha Wildling en esta serie. Varios personajes del universo Harry Potter decidieron venirse a Poniente.
  • La actriz Carice Van Houten, quien da vida a la mujer roja, iba a presentarse al casting por otro papel para la primera temporada, pero no pudo presentarse debido a problemas de agenda. Aun así, los encargados de la serie la llamaron para la segunda temporada y terminó siendo la conocida Melisandre.
  • Mark Addy (Robert Baratheon) aparece en Full Monty



Otras curiosidades


  • George R. R. Martin asegura que sus tortugas le inspiraron para escribir la famosa saga; ya que fantaseaba con historias del Reino de las tortugas, mientras observaba su acuario. El autor tiene seis tortugas en un acuario con un castillo en miniatura.
  • Juego de Tronos también está inspirada en la historia de Inglaterra. En 1455 hubo una guerra civil, llamada la guerra de las dos rosas, que enfrentó a la casa de los York con la casa de los Lancaster. No es necesario resaltar en qué casa se basan los Stark y los Lannister, ¿no?
  • El autor le envió una carta a Jack Gleeson (Jeoffrey) que decía: "Felicidades por tu maravillosa actuación, todo el mundo te odia."
  • El famoso y asombroso Trono de Hierro le costó a su creador, Gavin Jones, dos meses hacerlo. El mismo mide unos 2,5 metros de alto y está construido de madera y cientos de espadas fundidas.
  • El muro que vemos en la serie solo mide 5,4 metros, el resto ha sido añadido por ordenador.
  • Además, el famoso Muro está inspirado en el “Muro de Adriano” de la Britania Romana.
  • La idea de la Guardia de la Noche se basa en los caballeros templarios, e incluso estos también tenían que pronunciar unos votos para unirse a dicho grupo.
  • Rodar las escenas de más allá del muro fue bastante complicado, ya que se rodaron en diciembre en Islandia, así que solo disponían de cuatro horas de luz al día para grabar.
  • Daniel B. Weiss, uno de los creadores de la serie, afirma que se leyó el primer libro de la saga en 36 horas seguidas. 
  • Weiss y David Benioff, creadores de la serie, tardaron cinco horas en convencer a George R. R. Martin con la idea de hacer una serie sobre su libro. Este solo aceptó tras oír la respuesta a una pregunta clave: "¿Quién es la madre de Jon Snow?".
  • ¿Sabéis que los huargos existieron en realidad? Pues sí, hace unos 10.000 años y pesaban cerca de 80 kilos.
  • El fuego valyrio viene del fuego griego, una sustancia usada por el imperio bizantino a partir del siglo VI. Esta era tan inflamable y efectiva que hacía temblar al enemigo con solo mencionarla. Tenía el poder de hacer arder una nave completa con solo una flecha mojada de esta sustancia o pegarse a su víctima hasta dejarla carbonizada. Además, tenía la propiedad de flotar, e incluso continuaba ardiendo debajo del agua. ¿Os suenan estas propiedades?
  • Cada capítulo de la sexta temporada ha costado 10 millones de dólares; es decir, un coste total de 100 millones de dólares, según afirma la revista Entertainment Weekly.
  • La mejor influencia, sin duda, es la española, y es que la figura de la Mano del rey está basada en la tradición de los reinos de España. ¿Por qué? Porque el Rey se dedicaba a visitar los burdeles, mientras otros le organizaban el reino. ¡Así sí da gusto ser rey!
  • En cada capítulo el opening de la serie es diferente, ya que solo aparecen los reinos que van a salir en el episodio.
  • En cada capítulo se necesita una media de ocho botellas de salsa picante para emular la sangre.

Leer más >>

Crítica: Arrow 4x19 Canary Cry


La cuarta temporada de Arrow empezó relativamente bien y con un supuesto lavado de cara para nuestro protagonista. Sin embargo, a medida que nos acercábamos al ecuador de la historia, ésta se iba deteriorando y convirtiendo, nuevamente, en aquello que habíamos dejado atrás. En un Arrow que se autoculpa y que se esconde detrás de sus mentiras.

Estos dos últimos episodios han supuesto un pequeño soplo de aire fresco, de novedad y emoción a una temporada bastante aburrida.

Desgraciadamente, para que esto ocurriera, ha tenido que morir uno de los mejores y más prometedores personajes del universo Arrow. La muerte de Laurel en el pasado capítulo nos dejó perplejos, y esta continuación ha sido perfecta para  cerrar el círculo y devolver a los personajes la sed de venganza que esperemos se materialice en los cuatro capítulos que faltan.

Ha sido uno oda a la memoria de Laurel que nunca antes se había hecho con ningún otro de los personajes fallecidos en el transcurso de la serie (y no han sido pocos). Un capítulo que aprovecha la mala e insulsa aparición de una nueva Black Canary para recordar a los personajes, a los ciudadanos de Star City y al espectador que Laurel “Black Canary” Lance fue una de las mayores superheroinas que hemos visto en este universo compartido DC.

Sin embargo, como ya he comentado en otras ocasiones, ha sido un personaje muy desperdiciado y siempre a la sombra del gran personaje femenino de la serie, Felicity. Por eso, este capítulo me ha parecido un adiós (¿?) bastante bueno y emocional teniendo en cuenta el paso de Laurel y lo que ha sufrido en la serie.

Igual que el Capitán Lance, los telespectadores hemos supuesto que Laurel va a volver, que el pozo de Lázaro, la magia o los viajes en el tiempo nos la devolverían. No obstante, este capítulo parece una despedida en toda regla y las palabras de Oliver en el funeral para honrar la memoria de su amiga lo demuestran.

Laurel fue una heroína con y sin mascara, una de las personas más valientes de Star City y no podían dejar que Ruvé Darkh manchase su nombre y convirtiese a Black Canary en una criminal a los ojos de todos los ciudadanos.

Estamos en la recta final y, si de verdad quieren arreglar la temporada, los episodios restantes deberían suponer una venganza hacia Darkh como nunca antes se ha visto en Arrow. Una unión de todos y cada uno de los componentes del Team Arrow (y esperemos que con alguna ayuda) para, como bien dice Felicity, matarle.  



Promo: 4x20 Genesis

Leer más >>

sábado, 30 de abril de 2016

Lucifer es lo que es, y se le da genial serlo

Lucifer y la detective Decker, un tandem muy efectivo

Cuando nos enteramos de que Fox iba estrenar una serie como Lucifer fue imposible no reírse. Después de Sherlock Holmes en Elementary, Ichabod Crane en Sleepy Hollow, un ángel de la guarda en Saving Grace y hasta de un monstruo de Frankenstein moderno en Second Chance, ¿quién faltaba por ponerse a colaborar con la policía en la televisión norteamericana? El diablo, está claro. God Cop, aquella serie con la que Jack Donaghy intentaba cargarse la NBC en 30 Rock, está cada vez más cerca en la vida real.

Más tarde, se estrenó el piloto y Lucifer era exactamente lo que se podía esperar de ella: Tom Ellis estaba gracioso interpretando a un Satán de “vacaciones”, el resto del reparto cumplía y la selección musical estaba realmente bien. Más allá de eso, los casos que él y la detective Decker (Lauren German) debían investigar eran flojillos y, además, no daba la sensación de Lucifer nos fuera a aportar nada nuevo a nivel narrativo o visual, como sí hace por ejemplo Limitless.

Pero, al contrario que mucha gente, sigo dándole oportunidades al procedimental porque es un género que me gusta y dentro del que se pueden contar cosas muy interesantes. Por eso decidí darle algo de margen a esta apuesta de Fox, que pese a ser genérica resultaba entretenida desde el primer momento. Tras haber cerrado su primera temporada, no puedo estar más contento de haberlo hecho.

Vaya por delante, eso sí, que los crímenes no han mejorado demasiado aunque ha habido alguno resultón en la recta final. Lucifer no es CSI sino Bones o The Mentalist, es decir, que el verdadero motivo para seguir con ella son sus protagonistas. Por suerte, tanto el propio Lucifer como la detective Decker tienen su gancho. Los guionistas no han dudado en ningún momento en apostar por la tensión romántica y ha funcionado bastante bien: ella es el punto débil del protagonista de forma bastante literal, pues cuando la tiene cerca pierde su propia mortalidad.

Todavía estamos, eso sí, pendientes de explicación: ¿Es Lucifer más débil a su lado solo porque lo vuelve más humano? ¿Es un ángel o algún otro ser sobrenatural? Son respuestas que los guionistas se reservan para la segunda temporada, que ya está confirmadísima por la cadena (emitirse tras el reboot de X-Files ha ayudado a que sus audiencias sean muy correctas para Fox).

Maze, la robaescenas de la serie, junto al hermano de Lucifer

Los secundarios, en general, también han enriquecido la mezcla: las sesiones de Lucifer con su psicóloga tenían bastante gracia al principio, pero son un recurso que se ha ido agotando de cara al final. Por su lado, Maze ha sido un gran personaje que se ha dedicado a robar escenas a la espera de saltar a un primer plano. Si los últimos capítulos son indicación de algo, la veremos bastante más en los nuevos episodios.

Más allá de eso, los conflictos del propio protagonista han resultado tener mucho más poso de lo que podía esperarse. Que su padre sea Dios sirve para darle una vuelta de tuerca bastante estimulante a los clásicos problemillas paterno-filiales, pero al mismo tiempo la serie ha ido explorando otras capas de Lucifer, un ser condenado al desprecio unánime por el rol que le ha tocado jugar (un rol que él no ha elegido).

Aunque el cliffhanger con el que se despide no nos va a dejar sin uñas –básicamente, que la madre de Lucifer ha regresado del infierno−, Lucifer ha conseguido que tengamos ganas de que vuelva a base de ir mejorando a paso firme. Se ha ido dando cierta tridimensionalidad a los secundarios, el humor funciona de maravilla (los juegos de palabras con hell han ido dando a paso a one liners más ingeniosos) y Ellis cada vez está más seguro en su personaje, aunque a veces se le vaya un poco la mano poniendo caras de loco.

Si en su segundo año los casos mejoran y se ponen a la altura del resto, Lucifer acabará siendo un entretenimiento muy digno y uno de los procedimentales más estimables del momento. Es consciente de lo que es y se le da genial serlo. ¿Habéis seguido vosotros con ella? ¿Os ha gustado tanto como a mí o es que cada vez tengo menos criterio?
Leer más >>

Los Soprano: la serie que cambió el mundo de las series

Los_Soprano_01

Nueve años han pasado ya desde el final de una de las series más míticas entre las míticas. Un final que no voy a revelar por si sois una de las poquísimas personas que todavía no lo conoce, y que para mí supuso un punto de inflexión en mi vida. Sí, amigos, no exagero, hay claramente un antes y un después de Tony Soprano.

Independientemente de que estemos más o menos de acuerdo con la forma en la que todo termina, de la incertidumbre y el desamparo que ella provoca, hay que reconocer que esos cuatro minutos se han ganado a pulso el figurar entre los mejores momentos de la televisión. La forma en la que David Chase juega con la intriga, las miradas entre Tony y Carmela, el apretón de manos entre padre e hijo como si supieran que esa noche lo iba a cambiar todo. Y la música, también la música, un elemento muy importante a lo largo de toda la serie.

Sé que he dicho que no iba a contar el final, y no lo voy a hacer. En su lugar os dejo el vídeo para que lo descubráis, lo disfrutéis por enésima vez o lo odiéis de nuevo. Pulsad el play bajo vuestra propia responsabilidad.



Ahora que conocemos el final, vamos a intentar conocer también el principio. David Chase concibió Los Soprano como una película, que termino por transformarse en serie de temática arriesgada que nadie querían comprar. Supongo que hay muchos directivos de cadenas que siguen tirándose de los pelos. En la masterclass que impartió recientemente con motivo del Festival Series Mania (y que podéis ver aquí), contó que, tras terminar el rodaje de la primera temporada, James Gandolfini y Edie Falco le preguntaron qué iba a pasar a continuación. Y él, convencido de que la crítica y el público no iban a estar de su lado, les dijo “supongo que aquí se acaba todo, podemos estar orgullosos del trabajo realizado, es un buen producto pero no creo que salga adelante”. Como todos sabemos, no podía estar más equivocado.

Para entender, si es que eso es posible, a Tony Soprano, hay que entender su universo, que se organiza en torno a tres pilares fundamentales: la familia, el trabajo y la terapia.


La familia


Los_Soprano_02

A pesar del peso que supone en su vida, creo que podemos afirmar que Tony Soprano no va a ganar, ni siquiera a estar nominado, a padre del año. Y a marido aún menos. Se pierde la cuenta de las veces que es infiel a su mujer, ya sea con prostitutas o con mujeres que llegaran a ocupar un lugar en su corazón. Impresionantes tragaderas las de Carmela que decide mirar hacia otro lado, anteponiendo la ficticia unión familiar y las apariencias de cara a la galería a su propia felicidad. Hasta que explota. Porque explota.

Luego están los hijos, Meadow, su ojito derecho, y Anthony, la oveja descarriada que comparte con su padre más cosas de las que le gustaría. Sin olvidarnos de Chris, el sobrino protegido; Corrado Junior, el tío al que respetar; o Janice, la hermana desequilibrada que ha heredado de su madre las dotes manipuladoras. Esa madre desquiciante que, como David Chase ha reconocido en múltiples ocasiones, está basada en su propia madre.


El trabajo


Los_Soprano_03

Mafioso es una profesión como otra cualquiera, al menos en algunos países (no doy nombres que no quiero crear un conflicto internacional). Tras el arresto de su tío Corrado y sus sucesivos problemas de salud, Tony toma el control de la familia criminal DiMeo, lo que le obliga a lidiar con infinidad de conflictos tanto dentro como fuera de sus filas.

Muertes, peleas, traiciones y negocios que se cierran en una barra americana. La presión que le provocan los múltiples frentes abiertos, unida a la de las tensiones familiares, hacen que sufra crisis de ansiedad recurrentes, lo que nos lleva al último bloque.


La terapia


Los_Soprano_04

Bendita paciencia la de la Dra. Melfi, la psiquiatra que debe lidiar con los problemas y el carácter de Toni Soprano. Como la mayoría de los personajes que aparecen retratados en la serie, la doctora es de origen italoamericano, razón por la cuál Toni la elige para tratar sus ataques de pánico.

La relación entre ambos personajes es de un constante tira y afloja. A pesar de la disposición de Melfi, Toni tiene que hacer frente al conflicto interno que surge entre la necesidad de curarse y el temor de abrirse ante una extraña, y peor aún, contarle cosas relativas a sus actividades que pudieran volverse en su contra. Poco a poco la confianza entre ambos va aumentando y la doctora termina convirtiéndose en su mayor confidente.

Los_Soprano_05

Los Soprano fue un trampolín para sus actores principales, aunque con el paso de los años a algunos les hayamos perdido la pista, y fue igualmente testigo de innumerables cameos: Paul Dano, Julianna Margulies, Lauren Bacall, Nancy Sinatra, Lady Gaga, Sydney Pollack o Annette Bening son sólo algunos de ellos.

Resulta casi imposible resumir la grandeza de esta serie en un solo post. Creo que la calidad de sus guiones e interpretaciones es incuestionable, así como la impecabilidad con la que está dirigida a lo largo de sus seis temporadas. Alabada por la crítica y el público y premiada en innumerables ocasiones, se ha convertido en uno de los must see de todo seriéfilo. Su éxito tuvo un gran impacto también desde el punto de vista de la industria, animando a las cadenas a empezar a producir sus propias series, además de elevar este género a algo más que puro divertimento. Para celebrar su grandeza, aquí os dejo un vídeo que recopila algunos de sus mejores momentos.

Leer más >>

jueves, 28 de abril de 2016

La Embajada, un nido de víboras que se enrosca demasiado en sus pasiones

La policía se lleva al embajador detenido ante la incredulidad de su esposa

La Embajada, la esperada nueva serie de A3TV, se estrenó el pasado lunes por todo lo alto, con unas cifras de audiencia muy buenas para la cadena: más de cuatro millones de personas vieron su primer episodio. No obstante, pese a lo interesante de su premisa argumental, el resultado de su capítulo inicial dejó mucho que desear y falló en gran parte debido a su tono novelesco y a la presencia de múltiples caras bonitas pero con escasas dotes artísticas e interpretativas. 

Parece que la cadena ha querido buscar un balance entre actores poliédricos y de peso como Raúl Arévalo, Tristán Ulloa, Carlos Bardem o Belén Rueda con una plétora de jóvenes intérpretes de recursos más bien limitados y menos veracidad. Todo pinta a que en la elección de estos últimos ha primado el objetivo de alcanzar audiencia sobre el de reforzar el nivel artístico del cast de esta serie. 

La Embajada empieza con el arresto del embajador español en Tailandia (Abel Folk), acusado de corrupción y la sorpresa de su mujer periodista (Belén Rueda), que luego tendrá que declarar en sede judicial en Madrid, en defensa del honor de su marido. A partir de entonces, el relato de su personaje será el que inicie la narración de esta historia de traición, inmoralidad, juegos de poder y falsedades, enmarcado en un Bangkok a caballo entre el lumpen y los resorts de lujo. 

Pese a la detención inicial, que el espectador asume como una de las canalladas más a las que nos tienen acostumbrados nuestros políticos y representantes públicos, pronto descubriremos que el embajador, al acceder a su puesto, era mucho más honesto que la mayoría de sus colegas, y que pretendía despojar de su mala fama al gremio. No obstante, su integridad pronto empieza a costarle más de un disgusto. El primero, un enganche con su mujer por unas fotos comprometedoras que luego resultan ser falsas pero que a esta la llevan a cometer la imprudencia de acostarse con un jovencito, un chico muy atractivo que luego resulta ser el novio de su hija. ¡Toma ya! Empieza la telenovela... 

Pronto queda claro que el embajador está en una posición de lo más vulnerable, diana de los envenenados dardos tanto de constructores sin escrúpulos, colegas perniciosos y súbditos acostumbrados a moverse en tierras fangosas. La Embajada es un ‘nido de víboras’, le dice el periodista del mostacho a su colega de profesión, Belén Rueda, avisándola de dónde se están metiendo ella y su a priori incólume cónyuge. El pérfido adjunto del embajador, interpretado por Raúl Arévalo, es uno de los mejores personajes de esta serie, que mientras que no toca subtramas menos políticas y más pasionales funciona bien.

Tres de los enemigos del embajador, con Raúl Arévalo y Megan Montaner a la cabeza

En fin, la premisa era buena (lamentablemente siempre de actualidad), pero el tono novelero de la serie empaña el buen trabajo de algunos actores: el mencionado Arévalo (acostumbrado ya a personajes más oscuros) y Carlos Bardem (otro que sabe encarnar bien a un villano). 

Y ya al final, cuando vemos como la hija del embajador (Úrsula Corberó) termina en una cárcel tailandesa de mujeres porque le colocan droga en su bolso, ya no podemos más que reír y recordar la segunda parte de El Diario de Bridget Jones. Sólo falta que baile el Like a Virgin con las reclusas. Pero ya da igual, porque no nos creemos ni media. Hay subtramas como esta que resultan muy forzadas e inverosímiles, de la misma manera que manidos estereotipos que ya cansan: el periodista con zurrón y mostacho, despiadado y manipulador, para quien el fin siempre justifica los medios a la hora de conseguir su historia. 

En resumen, que lo que más interesa es ver lo mal que lo tiene un hombre dispuesto a ser justo e íntegro en una institución corrupta, los vericuetos del dinero y el poder y la falta de moralidad de una clase social emponzoñada. Eso sí es creíble y sugerente, pero cuando se combina con estratagemas para subir la audiencia, fábricas de morbo y un falso frenesí pasional, el proyecto flaquea, mucho, y se vuelve anodino. Una pena. 

¿Y qué decir del bombardeo publicitario de antes, durante y después de la emisión de la serie? Ya sólo eso  invita a abandonarla. Y esto ya no es culpa del producto, sino de sus mecenas. Se lo podrían hacer mirar. 
Leer más >>
TV SPOILER ALERT+