jueves, 31 de julio de 2014

Pretty Little Liars S05E08. Scream for Me

Pretty-Little-Liars-S05E08-Scream-for-Me-Crítica-Review
Nuevo episodio de las mentirosillas dejándonos a 4 episodios de la midseason finale, y aunque la promo de la semana pasada nos mostró que estaríamos ante un episodio brillante, el resultado ha sido algo decepcionante. No digo con esto que sea un mal episodio, ya que parece que el episodio 100 consiguió enderezar la serie, digo que es poco para lo que prometían. En cuanto a las tramas, cada vez estoy más descolocado con la trama de Alison y veo innecesaria la trama del medio acoso por parte de Zack. Por lo demás el episodio ha estado correcto alejándose totalmente de lo horrenda que fue la primera parte de temporada. Vosotros ¿qué pensáis?


Una Hanna Perdida


Pretty-Little-Liars-S05E08-Scream-for-Me-Crítica-ReviewTras la pulla que ‘A’ le tiró a Hanna la semana pasada, es normal que Hanna esté más perdida de lo que ya estaba en los últimos episodios. Su falsa amistad con Alison le consume toda energía y ahora que Aria ni siquiera le dirija la palabra ayuda a que no salga del pozo. Hanna se refugiará en su otra vez novio Caleb, incluso cuando Alison esté pasando unos días en su casa. Ahoga sus penas en alcohol y seamos realistas, Caleb le anima a que siga por ese camino. Los problemas de Hanna se incrementarán cuando va a comprar un sándwich al trabajo de Emily. Zack –jefe de Emily y prometido de Ella– accede a atender a Hanna aunque ya haya cerrado, pero por ello se comportará de forma sospechosa. Hanna creerá que está coqueteando con ella, y sus dudas se verán confirmadas cuando al día siguiente Zack entra en su coche y le da su número de teléfono y le acaricia la pierna. Como ya no son imaginaciones suyas, Hanna se ve obligada a contarle a Aria lo que sucede con su próximo padrastro. El enfado que Aria tiene, hará que no sólo no la crea, sino que acuse a su amiga de haberle provocado.



Encerradas


Aria sigue en su empeño de sacarle información a Eddie –que desconocemos si sigue vivo o no– y al llegar a Radley descubre que Eddie dejó el trabajo el día anterior. Por lo tanto, Aria intentará sacar información a Rhonda –la enferma compañera de Bethany–, que a cambio de información y de que no cuente que le robó el cuaderno de dibujos, le pedirá una bebida y una bolsa de patatas. Antes de que una enfermera le quite las cosas por ser diabética y eche a Aria de la habitación, Rhonda le contará que Jessica DiLaurentis solía sacar a Bethany del manicomio y le llevaba a un establo donde le regaló un caballo. Ante esa información, Spencer y Emily acudirán a dicho establo cuando logran localizarle para intentar descubrir algo más sobre Bethany y su relación con la señora DiLaurentis. Allí descubrirán que la señora DiLaurentis quería que Bethany le llamase “tía” y ella se molestó y le tiró un cubo. Ya conocemos a Spencer, y aunque deberían irse porque se avecina una tormenta, obliga a Emily a seguir investigando. Llegarán a un establo donde encontrarán las pertenencias de Melissa, y ‘A’ les encerrará junto a un caballo asustado por los truenos. Conseguirán salir sanas y salvas aunque Spencer recibirá en su ojo algo de arenilla que le molestará.



Atacadas


Pretty-Little-Liars-S05E08-Scream-for-Me-Crítica-ReviewComo ya he mencionado antes, Alison se va a casa de Hanna unos días, y es que su padre se tiene que ir unos días de Rosewood y ella no quiere que ‘A’ se lo llegue a impedir. Como a Hanna ya le cansa su amistad y se refugia en Caleb, Alison se quedará en casa con la madre de su amiga. Alison no lo está pasando nada bien; el miedo le hace dormir en el armario y no quiere ir a clase. Ashley se apiadará de ella y le permitirá quedarse en casa, y para animarla, Ashley le ofrecerá ir a cenar fuera. Lo peor viene cuando Ashley descubre que no están solas en casa y es que una sombra les acecha con un cuchillo. Cuando la sombra huye, Ashley llama a la policía. Pronto descubriremos que dicha sombra fue un montaje de Alison. Noel Khan accedió a “atacarlas” para que la policía empezase a creerse su versión sobre el secuestro. ¿A qué está jugando Alison? ¿cómo se tomará Hanna que Alison ha hecho que asusten a su madre?

 *

¿Qué estará tramando ‘A’? De momento, ‘A’ se ha colado en la habitación de Spencer para abrir un cajón secreto que hay en el sillón.



Promo S05E09. March of Crimes


Leer más >>

El proyecto de Manhattan

Manhattan-WGN-America

WGN America es de las últimas cadenas que se han unido a la fiebre de la producción propia de series. Lo hizo esta primavera con Salem, un drama que se vendía como el retrato de las míticas cazas de cuando las brujas eran serias y que resultó ser un folletín absurdo de una bruja despechada que empieza a cargarse gente y levantando más escándalos que callando persecuciones. En resumidas cuentas: ni mucho ruido y de nueces ya ni hablamos.

Como Salem me decepcionó tanto, Manhattan la he cogido con muchísimo cuidado. Y aunque sólo en base a un piloto puede ser pronto para emitir veredicto, me voy a atrever a decir que WGN ha acertado tanto en tema, en tono y en guión.

Con Manhattan vuelven a apostar por el drama histórico, esta vez con seriedad. La premisa no es otra que el proyecto homónimo que Estados Unidos emprendió durante la Segunda Guerra Mundial para desarrollar una bomba atómica.

Manhattan-WGN-America

El piloto nos presenta una serie bastante dual. Por un lado tenemos la el conflicto moral y las dificultades de experimentar con un “dispositivo”, como ellos lo llaman, que puede destruir ciudades enteras, y por otro tenemos la dimensión familiar y social de la vida en el pueblo/campamento/comuna militar apartada del resto del mundo en el que conviven los científicos, sus familias y medio ejército americano controlando que no se filtre nada.

Ambas vertientes me han resultado igual de sólidas. Los altos mandos están dispuestos a todo (“we sacrifice the few to save the many”) para alcanzar una supuesta paz. La filosofía de crear un arma que acabe con la guerra presente y todas las demás y unificar el mundo bajo una calma patrocinada por el Tío Sam está tan bien representada en la serie que da hasta miedo.

Pero todo esto pasa de laboratorios para dentro y en teoría nadie lo sabe. El escenario que rodea los ensayos atómicos está igual de logrado. El campamento está totalmente cercado y se encuentra en mitad del desierto de Nuevo México. No he podido evitar acordarme de Carnivale y su deambular por los áridos rincones de la América del Dust Bowl. Es una escena totalmente aislada de la civilización. En base a esto y viendo el ritmo que han mantenido, apostaría más por el retrato del orden social que por los giros de guión y la intensidad de los hechos. Tengamos también en cuenta que los eventos tienen lugar en la aún conservadora y patriarcal América de los años 40.

Manhattan-WGN-America-Pilot

El piloto se articula en torno a dos científicos y sus respectivas mujeres, y entre los cuatro regirán el paso entre una temática y la otra. Por una parte tenemos a los Isaacs, jóvenes y recién llegados al Proyecto y cuyo periodo de adaptación se plantea turbulento, y luego los Winter (interpretados por las principales caras conocidas: John Benjamin Hickey y Olivia Williams), un matrimonio consolidado y con una hija ya rebelándose contra lo que llama “este campo de concentración” al que la participación del marido en el desarrollo de la bomba va a pasar factura.

Doce episodios tenemos por delante e iremos viendo si se mantienen a la altura del piloto o si al final los buenos propósitos y propuestas se acaban perdiendo por la ejecución.



Leer más >>

miércoles, 30 de julio de 2014

No hay lugar como el hogar ni serie como Oz


Hablemos del primer drama de hora de duración que produjo HBO: Oz. Para los que vivimos a base de series y tenemos ese chip clasista que nos obliga a probar (como poco) todo lo que HBO hace, Oz es una parada obligatoria. Este artículo es apto para todos, los que ya la habéis visto y los que tenéis que verla todavía. Porque tenéis que hacerlo. Imperativo categórico moral.

Oz se estrena en verano de 1997 y durante seis temporadas nos traslada a una prisión de máxima seguridad que tiene como principal peculiaridad un ala de la cárcel (Emerald City) en la que se mantiene un equilibrio demográfico entre reclusos de las diferentes agrupaciones sociales que forman en las penitenciarías: latinos, musulmanes, arios, afroamericanos, etc.

En Emerald City se junta lo mejor de cada casa: los más sádicos violadores, los más fríos asesinos, los más repudiados ladrones. Y como es de esperar, bajo las condiciones de presión por parte de la administración, todo revienta en aproximadamente unos cinco o seis actos de violencia bruta por episodio. Oz es la liberación explosiva ante la censura de las cadenas públicas estadounidenses. Deducid ya que no es una serie recomendable para ojos delicados y sensibilidades facilmente escandalizables.

Puestos en situación, ¿qué hace especial a Oz? Hay tres características principales que hacen de ella una serie única. Y lo curioso es que, pese a sentar precedentes en el retrato de lo censurable, no fue tan emulada en otros aspectos.


El reparto gigante

Oz fue una serie muy equitativa y Tom Fontana, creador y escritor de todos los episodios, pecó de una excesiva generosidad en lo que a asignar tramas se refiere.

Hoy en día todas las series tienen su reparto principal y luego unos personajes recurrentes que influyen en los arcos de los protagonistas durante determinados episodios. Oz no funciona así. Cuando un personaje recurrente llegaba a Em City, bien como recluso, bien como guarda de la prisión, tenía toda una trama para él. Que interactuase o no con los principales ya era cuestión de azar.

En la mayoría de los episodios llegaba un personaje nuevo, junto con su tradicional presentación de cómo quebrantó la ley, duración de la pena y tiempo hasta la condicional. Algunos se quedarían durante toda la serie, otros compatirían protagonismo con los veteranos durante una temporada o dos nada más. ¿Qué conseguían con esto? Una amplia variedad de delincuentes a cada cual más pieza que el anterior y un constante reciclaje de personal. Los que se van por los que se vienen, porque cabezas rodaron unas cuantas. ¿Cuál era el efecto secundario? Que llegado un punto de la cuarta temporada no sabes quién es la mitad de la gente que sale y realmente tampoco te importa.


La estructura de acto-arco

La sostenibilidad del reparto se explicaba mediante su peculiar estructura. En las cadenas del cable premium (HBO, Showtime, Cinemax, Starz…), al no tener cortes publicitarios, los guionistas no se ven forzados a diseñar los episodios de una forma en que antes de los anuncios la acción toque un microclímax que mantenga al espectador enganchado. Desde la serie más basura de la CW hasta Breaking Bad, por poner un ejemplo, los guiones se estructuran en 5-6 arcos, y en ellos se alternan escenas de uno u otro personaje.

De nuevo, Oz no funciona así. Se opone a la noción de episodio como un flujo continuo. Fontana decidió que cada episodio se dividiría en los actos que fuesen necesarios y que en cada acto se trataría exclusivamente una trama determinada, el arco de un personaje X, que bien podía ser principal o un recurrente que no iba a sobrevivir al próximo final de temporada.

No es algo que se haya vuelto a ver en televisión. Lo más parecido con lo que se puede relacionar es con las series que se centran en un personaje por episodio (Lost, Skins). Pero la configuración de Oz es única. El resultado era que llegado un punto de hartazgo absoluto, si tú solamente estabas interesado en ese personaje que lleva ya cinco años pasándolas canutas, podías rebobinar el episodio hasta que su acto comenzase. A efectos prácticos era como ver decenas de series bajo el mismo techo en una.

¿Y cómo divides los actos cuando no hay pausas publicitarias? A continuación.


La concepción teatral

Respondiendo a la pregunta: la figura del narrador. Como en los antiguos clásicos teatrales, hay un narrador externo (o no) a la acción que explicaba a los espectadores lo que iban a ver. En este caso tenemos a Augustus Hill (Harold Perrineau, Michael en Lost, pero sin buscar a ningún hijo a gritos), que entre acto y acto tenía un pequeño monólogo en relación con la temática del episodio y con la trama del personaje que iba a acaparar la cámara durante los siguientes 10-15 minutos.

Oz también respetó ejemplarmente la unidad espacial de las reglas del teatro neoclásico. Hay series que se centran en un único lugar, pero como Oz no hay ninguna. La totalidad de la serie (salvando los flashbacks de introducción de recluso y alguna secuencia onírica de forma excepcional) tiene lugar en la prisión. A fin de cuentas, cada uno de los personajes se explica mediante ese escenario y no serían lo que son de no estar en un ambiente como Oz.

La influencia del teatro ya aparece de forma directa en ocasiones como la primera temporada de Ryan O’Reily, al que el propio Fontana definió como un Yago de Otelo (pese a que con los años esta personalidad de maestro de la manipulación se le perdería por las celdas), o la representación de Macbeth de la sexta temporada que serviría a su vez como resolución definitiva del arco Beecher-Schillinger, una de las rivalidades más memorables de la historia de la televisión. Muy shakespeariano todo.


Oz es una serie muy grande en la que hubo sitio para casi todo. Guiones ciertamente primitivos que ponen en duda la marca HBO (véase la medicación que alteraba la edad biológica de los presos para hacerles avanzar hasta el momento en el que hubieran cumplido la condena) y luego personajes de la solidez de Chris Keller (que dio la fama a Christopher Meloni) o, como ya he dicho antes, toda la batalla campal en que se convirtió el conflicto de Beecher y Schillinger y los nazis, desde piloto a final de serie.


En definitiva: una serie totalmente desmarcada de lo que hoy en día se emite, pero que ya es todo un clásico de la televisión contemporánea.
Leer más >>

martes, 29 de julio de 2014

True Blood S07E06. Karma

True-Blood-S07E06-Karma-Crítica-Review-Temporada-Final-Season
Nuevo episodio de los problemas de Bon Temps con un bajón mínimo en cuanto a calidad. El culpable ha sido el comienzo del episodio que ha sido un poco lento, pero una vez llega lo interesante, el episodio se disfruta. El final ha sido algo predecible, y es que con el panorama tan desolador que había en la temporada, sólo había 2 finales posibles. La pregunta es, ¿cómo evolucionará este nuevo hecho? porque puede ser muy bueno o por el contrario puede ser desastroso. El caso es que True Blood se está preparando para decirnos adiós. Sois libres de dejar vuestros comentarios.



Contagiado


True-Blood-S07E06-Karma-Crítica-Review-Temporada-Final-SeasonFue totalmente un shock. Bill está contagiado por la Hepatitis V condenando su vida a la muerte verdadera. Ante la sorpresa que se lleva él mismo, decide acudir a una abogada para poner al día su testamento. Al hablar por teléfono con dicho buffet, Jessica escucha lo que sucede. Por supuesto, Jessica se pondrá en contacto con Jason para que lleve a Sookie a casa y poder darles la noticia en persona. Violet, que sólo sabe que Jason se tiró a la pelirroja, entrará en cólera y destrozará la vivienda de Jason para dejarle una nota cortando con él. Mientras tanto, Jason y Sookie escucharán la noticia y llegarán a una conclusión: Sookie es la culpable. Momentos antes de la muerte de Alcide, Sookie intentó llamar a los vampiros enfermos con su propia sangre, y cuando los mataron su sangre entro en contacto con su herida. Para estar seguros, Sookie acude a una clínica para hacerse la prueba y salir de dudas; en efecto, Sookie está contagiada y al darle de beber su sangre, le condenó. Por otro lado, ante la larga lista de espera para ser atendido por la abogada, Bill se ve obligado a acudir y esperar allí, rodeado de vampiros enfermos. Durante esas largas horas de espera, Bill verá que su enfermedad va más rápido de lo normal ¿será por ser de sangre de hada o porque la enfermedad ha mutado?. Aun así, todo será una pérdida de tiempo, ya que la abogada le informa que debido al antiguo gobernador Burrel, no tiene derecho a dejar testamento. Siempre hay otras opciones pero hay tanta lista de espera que sólo con una exagerada cantidad de dinero puede conseguirlo antes de morir. Bill rechazará esa estafa matando a la abogada y resignándose a su condena.



Los Serrano 2014


Sí, Los Serrano fue una serie española que ya acabó hace tiempo de forma bastante polémica, pero esta trama es idéntica a la trama principal de esa serie. Tras haber pedido matrimonio a Holly, Andy tendrá que hacer frente a la primera crisis de pareja tras el compromiso. Al despertar, Andy descubre al hijo de su futura mujer manteniendo relaciones con su hija. Por supuesto y como era de esperar, Andy entra en cólera echando al chico de la casa totalmente desnudo, lo que su madre no aprobará y comenzará la crisis. Andy sabe que se ha pasado con el chico e intenta hablar con Holly, pero será Arlene quien les haga hablar para arreglar sus diferencias. Cuando ambos llegan a la conclusión de que tienen que hablar seriamente con sus hijos, descubren que los chicos han desaparecido para tener privacidad. Lo que no esperan es que una Violet sedienta de venganza les encuentre antes que ellos.



Viaje en Familia

True-Blood-S07E06-Karma-Crítica-Review-Temporada-Final-Season

Tras el ridículo que hizo Lettie Mae en la fiesta para conseguir un poco de V, Lafayette se la lleva a casa para que descanse. Allí les esperará James que tras su ruptura con Jessica decide refugiarse en Lafayette. Al enterarse de que James es un vampiro, Lettie Mae volverá a las andadas pidiendo sangre para hablar con Tara. En un principio, Lafayette se negará a que James le dé su sangre, pero James comenta que la sangre de vampiro en realidad agudiza los sentidos, por lo que Lafayette accede a que le proporcione V con la condición de probarlo él y acompañar a su tía en su alucinación. Totalmente drogados, Lafayette y Lettie Mae se encontrarán con una Tara que les conducirá hasta la casa donde ella creció y empezará a cavar. Serán devueltos a la realidad por el reverendo que harto le dará elegir a Lettie Mae entre él y el V. Por supuesto, Lettie Mae elegirá el V y más ahora que Lafayette está convencido de que Tara les quiere decir algo.



Contratiempo


True-Blood-S07E06-Karma-Crítica-Review-Temporada-Final-SeasonEric cada vez está más enfermo, y tras haber matado a un miembro Yakuza, seguirá en su búsqueda de Sarah. Lo malo es que aparecerán más miembros Yakuza que tras mostrarle a una Pam encadenada, lograrán encadenarle a él también. Los Yakuza les llevarán ante el director de la sección norteamericana de la empresa para que les diga lo que saben del paradero de Sarah Newlin. Ante la muerte verdadera por la luz solar, Eric y Pam consiguen hacer un trato con ellos: les dirán lo que saben de ella si no les matan y dejan que Eric acabe con su vida antes de entregarles el cuerpo a ellos. Muertos sus padres, Sarah acudirá al único familiar que queda vivo –aunque enfermo–; su hermana. Y en efecto, Sarah acude a su hermana, quien tras echarle en cara la creación de la Hepatitis V, decidirá no ayudar a su hermana. Pero todo cambia cuando aparece una nueva información, Sarah ya no es la cristiana radical que era, y como budista que es ahora, su intención es ayudar a todo el mundo. Así es, Sarah tiene la cura para la enfermedad. Durante la creación de Hepatitis V, se creó el antídoto para dicha enfermedad, pero cuando nuestros protagonistas asaltaron el centro de investigación, ella se bebió todo el antídoto existente. Ahora su sangre es la única cura para la Hepatitis V, y su hermana es testigo de que funciona. Cuando Eric y Pam acuden junto a los Yakuza a por ella, verán que su plan tiene un gran contratiempo. ¿Quién conseguirá salvarse?



Promo S07E07. One Last Time


Leer más >>

Un americano en Suecia

Ferrel le enseña a Bruce su método para aprender sueco

La nueva serie del hermano de Amy Poehler, Greg Poehler, quien, por cierto, es como una versión más atractiva de Greg Kinnear, es un ejemplo de producto de comedia amable pero decente, con el valor añadido que aportan actores competentes y cameos maravillosos. Welcome to Sweden es la historia de Bruce Evans, un contable con muchas celebrities como clientes que decide dejarlo todo para irse a vivir con su novia sueca, Emma, a su madre patria.

Welcome to Sweden es una serie sobre las dificultades que suelen atravesar normalmente las parejas jóvenes (la intromisión de los padres, la convivencia, los celos...) aderezada con algunos estereotípicos reflejos de la ¿exótica? sociedad nórdica. Aparte de la pareja protagonista, destaca el trabajo de la robusta Lena Olin, veterana actriz a la que acostumbramos a ver en muchas producciones de éxito, tanto europeas (El Hipnotista) como norteamericanas (El lector o Chocolat).

Nadie duda de la comedia que puede derivarse del hecho de emigrar a un país con una cultura bien diferente a la nuestra, así como de la interacción con los autóctonos. Bruce tiene una inmersión total gracias a la familia de su rubísima y guapísima novia (al parecer, según la serie, todas las mujeres suecas son como modelos): los padres de ella (una pareja entrañable pero con un punto cotilla, sobre todo en el caso de la madre, que no se muestra muy a favor de esta intercultural relación), un hermano ni-ni, y unos amigos muy particulares, como el aficionado al cine hollywoodiense que regenta un videoclub (sí, al parecer en Suecia todavía es un negocio). 

El hermano de Emma prueba el sillón de Bruce en su nuevo apartamento

Como aún no pueden mudarse a su apartamento en la ciudad, los tortolitos se alojan los primeros días en la casa de verano de los padres de Emma, un lugar bucólico y apacible con sauna, lago y bicicletas para disfrutar y relajarse. Eso sí, si para cualquiera es una situación incómoda conocer por vez primera a los suegros, al pobre Bruce se le añaden los problemas derivados del jet lag, lo que le lleva incluso a desmayarse en la sauna de su familia política. Obligados a dormir en literas y impedidos de todo contacto sexual, nos alegramos de que Bruce no entienda sueco, porque los ataques de la madre de su novia no tienen piedad. 

El autor del primer cameo, Will Ferrel, que se interpreta a si mismo, es quien ayudará a Bruce en su primer intento de aprender sueco, aunque él nada más llegar se apunte a clases junto a otros expatriados. Eso sí, tendrá que fingir ser canadiense, un país con menos detractores fuera de las fronteras americanas que el suyo.

Pese a todos los problemas iniciales, Bruce se muestra siempre optimista y alegre, animando a su novia ante las primeras vicisitudes que surgen a la pareja. Una de las grandes pruebas la tendrán con la oficina de inmigración, encargada de verificar si la suya es una pareja real o una unión oportunista para que Bruce obtenga la nacionalidad.

En cuanto a los cameos, siempre uno en cada episodio, hacen un retrato bastante esperpéntico y malicioso de las estrellas de Hollywood. Además de Will Ferrel, la hermana del protagonista y creador de la serie, Amy Poehler, se nos muestra como una diva despótica y desconsiderada, así como Aubrey Plaza (otra de las estrellas de Parks and Recreation) es la lunática camello de la exestrella de Saturday Night Live

En definitiva, Welcome to Sweden es una serie competente pese a ser algo floja, impulsada por el saber creativo de sus artífices y algunos de sus actores protagonistas. Eso sí, veremos si esto y el goteo de estrellas resulta suficiente para mantenerla en la parrilla más allá de su primera temporada. 

Aubrey Plaza se aparece en una pesadilla de Emma


Leer más >>

Nuevos personajes y otros detalles de American Horror Story: Freak Show

AHS Freak Show (Fan Made)

Quedan meses para el estreno de la cuarta temporada, pero ya tenemos muchos detalles que compartir acerca de American Horror Story: Freak Show. Guarda el post en favoritos porque lo iremos actualizando a medida que conozcamos más novedades.

*

29 de julio:  John Carroll Lynch, visto recientemente en The Americans y Body of Proof, interpretará a uno de los villanos de la temporada.

24 de julio: Finn Wittrock, al que hemos visto recientemente en Masters of Sex y en The Normal Heart, se une al reparto como anuncia Ryan Murphy en su Twitter.


14 de julio: Comienza la promoción de la serie con la publicación de su primer teaser, llamado Fallen Angel.



9 de julio: Wes Bentley (American Beauty, Hunger Games) tendrá una papel en Freak Show, donde interpretará a Eddie, un terrorífico hombre relacionado con el pasado del personaje de Kathy Bates. Será durante los dos episodios de Halloween. Bentley, por cierto, también está en el piloto de Murphy para HBO, Open. [TV Line]


12 de junio: No se sabe todavía si es una broma o no, pero lo cierto es que Sarah Paulson ha subido esta foto a su Twitter. ¿Será así su personaje?


29 de marzo: Michael Chiklis (The Shield) se une a Freak Show. Interpreta al padre de Evan Peters y ex marido de Kathy Bates, según asegura TV Guide.


25 de marzo: A pesar de no estar ambientada en esa ciudad (como ocurría con Coven), Freak Show se grabará en Nueva Orleans.


24 de marzo: La revista EW confirma varios detalles acerca de Freak Show.
  • Freak Show tendrá lugar en los años 50, en un circo de Jupiter (Florida).
  • Nos contará la historia de uno de los últimos espectáculos de rarezas que se dieron en Estados Unidos. Al frente de este espectáculo estará el personaje de Jessica Lange, una ex patriada alemana (luego seguramente tenga algo que ver con los nazis).
  • Además de Lange, están confirmados en el reparto:Kathy Bates, Sarah Paulson, Evan Peters, Angela Bassett y Frances Conroy
  • Denis O'Hare y Emma Roberts están en negociaciones para regresar a la serie.


24 de marzo: Ryan Murphy confirma a través de Twitter que el subtítulo de la cuarta temporada será Freak Show.


17 de marzo: El guionista Douglas Petrie confirma el rumor de que la cuarta temporada estará basada en un circo durante un podcast del Nerdist Writers Panel.


12 de febrero: Se anuncia que el equipo de AHS Coven cerrará el PaleyFest 2014 con su propio panel el día 28 de marzo, donde seguramente se adelanten varios detalles acerca de la próxima temporada.


22 de octubre, 2013: Jessica Lange asegura a BuzzFeed que la cuarta temporada será la última con ella en el reparto.


Leer más >>

lunes, 28 de julio de 2014

5 razones para ver The Bridge

Demián Bichir y Diane Kruger

Cuando The Bridge se estrenó el verano pasado, muchos no quisimos tenerla mucho en cuenta, primero por tratarse de un versión de una serie difícil de superar, la sueco-danesa Bron/Broen, y segundo porque los precedentes del cine y televisión situados en la frontera entre México y Estados Unidos, con su habitual violencia y sordidez, no hacían presagiar nada bueno. El que haya visto la primera temporada ya sabrá que esta serie dejó de ser un remake desde muy pronto, para convertirse en un producto mucho más profundo y que aprovecha cada conflicto susceptible de serlo en esa línea divisoria que separa algo más que dos países. Estas son mis cinco razones para ver la segunda temporada de The Bridge.


1. Su alejamiento de Bron/Broen

Es cierto que su principal reclamo era el hecho de ser la adaptación de la exitosa serie escandinava, con ese cadáver en la línea divisoria de ambos países y esos dos policías condenados a entenderse, al tiempo que enseñaban al resto del mundo que suecos y daneses son más diferentes de lo que parece. Todas las premisas las encontrábamos en la primera temporada, pero en muy poco tiempo se demostró que las diferencias entre México y Estados Unidos son abismales culturalmente pero muy cercanas en cuanto a convivencia criminal. Lo que parecía otra contraposición de dos realidades, al final acabó siendo un ejemplo de cómo ambos lados del puente pueden llegar a entenderse a la perfección cuando se dejan los prejuicios a un lado. 


2. Drama social

Para mí, lo mejor de The Bridge ha sido siempre el componente social que tienen sus historias. No es sólo una serie de cazar asesinos en serie, sino que su intención es formar e informar al espectador de cuál es el caldo de cultivo que facilita la aparición de tan aberrantes crímenes. Esta temporada ha comenzado más centrada en los crímenes frutos del narcotráfico pero volverá a tratar otros asuntos espinosos, como las desapariciones de las chicas de Ciudad Juárez o la corrupción a todos los niveles en el estado mexicano, sobre todo, pero también en el lado estadounidense.

Drama fronterizo entre México y Estados Unidos

3. Sus protagonistas

Para conseguir dar la credibilidad buscada, la serie de FX reunió a una pareja de actores que, a priori, parecían polos opuestos (esa era la idea), la alemana Diane Kruger y al mexicano Demián Bichir que, con el paso de los capítulos demuestran la química que tienen (no amorosa), por un lado, y lo buenos intérpretes que son, por otro. No es Sonya Cross un personaje fácil de dar vida, pues su condición de enferma de Asperger podría caer en la sobreactuación que Kruger evita correctamente. Y qué decir del atormentado Marco Ruíz, sólo que no habría sido posible una construcción tan realista en la piel de otro actor.

4. Una antagonista a la altura

Tras la resolución del caso principal de la temporada pasada, nos quedaba la duda de cuál iba a ser el eje sobre el que giraría la segunda. En teoría, nos habían presentado un escenario en el que la desaparición de las mujeres en Ciudad Juárez y el narcotráfico iban a tener más peso del que están teniendo en sus primeros capítulos. Y esta vez han creado un personaje a la altura de las circunstancias, una brutal asesina encarnada por Franka Potente, que promete horrorizarnos de las formas más variopintas. Ya ha empezado a hacer de las suyas, para no perdérselo.

Franka Potente Demián Bichir Diane Kruger The Bridge FX

5. Confrontación cultural 

Las enormes diferencias culturales a tan solo unos metros de distancia es una de las cosas que más sorprenden cada vez que vemos una serie o película de temática fronteriza. En este caso, el acercamiento se produce de una forma muy natural y sin prejuicios, lo cual considero uno de los grandes aciertos de The Bridge. Esta naturalidad nos aleja del estereotipo de los habitantes de uno y otro lado de la verja, y sus respectivos sombreros. Como valor añadido, recomiendo ver esta serie (en realidad todas) en versión original, la única manera de sacarle el jugo a las interpretaciones y disfrutar de esta riqueza cultural en toda su plenitud.
Leer más >>

Satisfaction: es insoportable tenerlo todo

Para hablar de Satisfaction, el drama que USA Network estrenó la pasada semana, me gustaría partir del tráiler que nos presentaron hace un par de meses:



Yo lo hice al revés, vi esta promo después del piloto y me reí. Puede ser uno de los trailers menos honestos en años, y eso ya es decir en este mundillo. Mi deducción: querían pintar Satisfaction como una serie de acción, emociones fuertes y sexo más allá de los 20. El piloto se aleja bastante de esta concepción. Y mucho mejor que lo que pretendían anunciar.

Coinciden, eso sí, en su protagonista como eje de conexión con un público maduro. Empatizar con Neil Truman (Matt Passmore, The Glades) es muy fácil. Un hombre que lleva media vida casado con la mujer que conoció en la universidad, tiene una hija a punto de abandonar el nido y un trabajo que le permite haber cumplido el sueño americano tan clásico de las “white picket fences”.

La primera parte del episodio se estructura absolutamente en torno a él y el cruce de cables que sufre. Carcomido por su televisión de 80 pulgadas y un libro sobre el estado zen, da un golpe en la mesa y deja su trabajo de gestor de finanzas para buscar el sentido de la vida. La crisis de mediana edad como premisa de la serie.

Los guionistas le intentan dar un toque introspectivo simbolista estilo película indie de las de los silencios de diez minutos. El salto al agua, la piscina sucia… hay momentos en los que dudas si estás viendo USA Network (donde desde hace años no ves nada de drama que no esté protagonizado por un agente de policía/CIA, un médico o un abogado) o Sundance Channel.


Y luego llegó el morbo. El principal atractivo de la serie reside en que la señora esposa, que también debería ser feliz teniéndolo todo, lleva seis meses acostándose con un escort, como le gusta a él mismo definirse. Y, aquí el meollo del asunto, tras el enfrentamiento de Neil y el trabajador del amor una vez realizada la pillada, Neil suplanta al susodicho. Deja los números y los dólares para meterse a prostituto. Sí.

El resto del episodio gira alrededor de la incursión de Neil en el mundillo del sexo remunerado como principal fuente de emociones en su monótona vida. Eso sí, todo regido por un principio de mujeres maduras atractivas y buena vida. No va a meterse a ser un chapero anulado que no llega a fin de mes. Repito: todo para atraer a un público masculino ya entrado en años, pero aun así con el trasfondo analítico de la psicología del personaje.

La serie se plantea equilibrada. Ni absurdamente frívola ni terriblemente pretenciosa. Pero sin duda más de lo que vendieron. Una combinación que se deja ver y disfrutar, quedándonos con la incógnita de cómo va a llevar Neil dos vidas, el conflicto con la persona que está fingiendo ser y el que tiene ya de entrada consigo mismo.

Leer más >>

sábado, 26 de julio de 2014

The Mentalist: tras la venganza, el romance

 The_Mentalist-Season_6-Jane_and_Lisbon
The Mentalist siempre ha sido de esas series que veo de vez en cuando para pasar el rato. Es otro de esos procedimentales de libro con un protagonista algo diferente que hace que el espectador empatice con él. Temporada tras temporada se ha ido manteniendo y avanzando en la trama principal de la serie, con la resolución de la cual debería haber terminado: John el Rojo. Sin embargo, las audiencias tras ya seis temporadas dejaron de lado a Patrick Jane en su vendetta personal, acercando en el horizonte una posible fecha de caducidad. Pero aún tenían en la manga un as bastante jugoso, y es que el equipo de la Brigada Criminal de California estaba pisándole los talones al asesino en serie con una lista de siete sospechosos, unos con buena pinta, y otros que parecían sacados de un sombrero de forma aleatoria.

The_Mentalist-Season_6-RJ_suspects

Sexta temporada, el fin, la venganza, la identidad de John el Rojo por fin se da a conocer, como un Gossip Girl que destripa algo más literalmente o una madre de los hijos de Ted Mosby menos adorable. Un broche de oro para una serie entretenida que no había caído (aún) en los topicastros de turno. Y entonces...ZAS. Estaba claro cuál era la trama dominante, y por la evolución de la serie hasta el momento debería resolverse rápido, así que si pensamos en frío que debería durar una temporada completa, el meterse de lleno en ello dejando en bragas el resto de la temporada era arriesgado. Damos un voto de confianza y vemos cómo capítulo tras capítulo el momento culmen se va acercando, van muriendo sospechosos, se descubre una organización secreta que podría haber dado mucho juego, parece que la malo malísimo es uno de los sospechosos con potencial. Nos sentimos orgullosos de haber dado este voto de confianza porque todo va bien (en cuanto a la serie, que los protagonistas estaban más bien fastidiados),pero... un momento... ¿es posible acabar con seis años de hype de un plumazo? ¡Puedes apostar tu sombrero, vaquero! John el Rojo, de repente, es uno de los personajes aleatorios, y no sólo eso, sino que toda su maldad y pericia desaparecen en un abrir y cerrar de ojos cuando se pasa sus últimos momentos corriendo sin control, suplicando y en modo llorón. ¿Y este es el gran villano? ¿Esta es la gran venganza que todo le iba a costar a Jane? Decepción es poco, y aún queda media temporada por delante. Mis ganas de seguir murieron con el Sheriff McAllister, pero mi curiosidad por ver cómo salían de esta, con Patrick a la fuga y sin Brigada Criminal me pudieron, que después de todo, esta serie, como he dicho, es de las de pasar el rato.

Salto temporal, vale, aceptable, Jane en algún lugar de habla hispana con habitantes contados, Lisbon de jefa de policía, Cho en el FBI y Rigsby y Van Pelt con hijitos propios y una empresa de seguridad informática. Todo más o menos coherente... si se tratara de un final. Pero no. Una vez más Jane se salva de todo para, esta vez acabar en el FBI arrastrando consigo a Lisbon, añadiendo personajes nuevos ahora que el matrimonio se queda fuera del círculo. De todo este arco argumental, lo que más llama la atención es lo que saca a relucir a personajes antiguos, y eso para empezar es malo. Se echa de menos a Rigsby y a Van Pelt, no se empatiza con la nueva y hasta las cortas apariciones de LaRoche y Ardiles gustan más que lo nuevo. El jefe y el pringadillo informático no están mal, pero no llenan lo suficiente el vacío dejado por el antiguo equipo. ¿Asociación Blake? Nada, eso era para alargar un par de capítulos lo de John el Rojo, olvídate. Pero la guinda del pastel llega con el final de temporada, donde todos los fans de la pareja se me van a echar encima. Lisbon empieza a salir con Oberyn Martell (perdonadme, pero siempre le vi así), y tras varias divagaciones decide irse a Washington, trama que no está aquí más que para acabar la temporada convirtiendo The Mentalist en otra serie del montón en la que los protagonistas acaban liados. 

The_Mentalist-Season_6-Old-team

Jane y Lisbon formaban buen equipo. Jane y Lisbon eran amigos fieles. Jane y Lisbon eran una pareja no romántica estupenda, con confianza y respeto. Pero Jane y Lisbon no mostraron atracción por el otro jamás. Me parece un error garrafal el juntar a estas alturas de la película a los protagonistas sin motivo aparente. ¿Ganar audiencia? ¿Desesperación? En mi caso, lo único que han ganado ha sido desaprensión, porque a día de hoy, empezar a ver la séptima temporada cuando la estrenen me va a dar pereza, mucha pereza, porque con esa decisión, junto con la desaparición de la mitad del elenco original, han convertido la serie en una más del montón. Matadme, pero las ganas de Jane y Lisbon las tenían los fans, pero la serie no pidió ese romance nunca, ya teníamos a Rigsby y Van Pelt, y tan agusto.
Leer más >>

viernes, 25 de julio de 2014

Hemlock Grove y su segunda temporada: no basta con impactar visualmente


Netflix ha estrenado la segunda temporada de su serie original Hemlock Grove y, con ello, ha puesto a disposición de sus suscriptores 13 nuevos episodios. 

La serie nos cuenta la historia de un misterioso y millonario adolescente (Roman) que tiene una madre muy siniestra. El amigo de Roman, Peter, es un joven gitano que también esconde lo suyo. Entonces, en la serie vemos diferencias de ricos y pobres, hombres lobos, chupasangres, gitanos, mitología ancestral, experimentos genéticos, problemas familiares y una hermana que regresa de entre los muertos.


La segunda temporada de la serie retoma la historia rápidamente donde quedó la primera entrega: Roman intenta lidiar con las complicaciones de ser un chupasangre. Peter, por su parte, se mete en problemas al intentar conseguir dinero para sacar a su madre de la cárcel. En esta oportunidad, el foco no está puesto en un misterioso asesinato como en la primera temporada, sino en los experimentos científicos que se realizan en el Instituto de Tecnologías Biomédicas Godfrey del cual Roman es dueño. 

Para los amantes del género de terror, les puedo contar que la segunda temporada está bien lograda en el aspecto visual —al igual que su entrega anterior— y cuenta con muchas escenas que juegan a impactar visualmente al televidente. Creo que la mejor transformación de un humano en lobo la tiene esta serie. Así, Hemlock Grove no tiene tapujos a la hora de salpicar, en abundancia, sangre y piel humana o clavar agujas en los ojos de su protagonista. Esta serie no se queda corta en estos términos y fue nominada el 2013 a los Emmys en la categoría de mejores efectos visuales. 


La crítica especializada ha valorado negativamente estos nuevos capítulos, pero a la serie no le ha ido mal entre los suscriptores de Netflix. Hay que entender que Hemlock Grove está creada para un público acotado, correspondiente al nicho del género de terror y gore. Finalmente, son este tipo de producciones por las que Netflix ha apostado para retener suscriptores. 

Lamento mucho que la premisa de la serie —que nos habla de cómo los lazos afectivos nos previenen de convertirnos en la peor versión de nosotros mismos— se pierda por tramas mal logradas y aburridas. Hemlock Grove no ha conseguido definir un rumbo claro hacia el cual avanzar y su segunda temporada es aún más dispersa que la primera. Ya veremos que piensa Netflix sobre ello y si la renueva o no para una tercera temporada, lo cual es probable por el cliffhanger que ha dejado el capítulo final.

Leer más >>
TV SPOILER ALERT+