martes, 22 de julio de 2014

True Blood S07E05. Lost Cause

True-Blood-S07E05-Lost-Cause-Crítica-Review-Temporada-Final-Season
Parece que fue ayer cuando empezó la última temporada de True Blood y ya hemos llegado a la mitad de la temporada. La semana pasada nadie estuvo de acuerdo con el comentario que hice del episodio, pero era mi opinión a pesar de lo que dijesen en el prestigioso Vulture, y dejo claro que un servidor ha defendido la serie cuando nadie lo hacía; por lo tanto no siento ninguna indiferencia como me llegaron a decir. Dicho esto, mi opinión sobre el episodio de esta semana es que ha mejorado bastante, dejándonos con un buen episodio con un sorprendente cliffhanger digno de esta temporada final. La trama cada episodio está más interesante y llena de emoción. A vosotros ¿qué os ha parecido?



Una Fiesta Movidita


True-Blood-S07E05-Lost-Cause-Crítica-Review-Temporada-Final-SeasonTras rescatar a las secuestradas y ya más tranquilos, Lafayette prepara una fiesta mientras Sookie duerme para celebrar la vida en honor a Alcide y Tara. Parecerá raro –y para Sookie y Nicole lo es– pero tras tanta pérdida la gente necesita plantarle cara a la vida. Esta fiesta da mucho de lo que hablar, y es que sin hacerle caso al pastor y tras dormirle con somníferos, Lettie Mae aparece en la fiesta para despedirse de Tara. Como una madre arrepentida, Lettie Mae dice unas palabras preciosas sobre su hija, pero al aparecer Willa pierde la cabeza y le apuñala para poder beber su sangre. Lafayette la sacará de la fiesta escuchando que Tara está atrapada y necesita la sangre para ayudarla. La trama de Lafayette no acaba ahí, y es que al ver que Jessica no hace caso a su novio, decide hacérselo él. Así es, Lafayette se acuesta con James siendo interrumpidos por la pelirroja vampiresa. Como era de esperar, Jessica rompe con él, y tras escuchar a Lafayette decirle que si no le quiere le deje ir, se lanza a los brazos de Jason. Por lo tanto, Jessica se pone histérica por algo que ella hace a otra persona, lo que no sabe es que Violet les ha pillado a ellos también en el acto. No todo son rupturas en la fiesta; Andy tras pedirle a Jessica que supere lo de sus hijas por su propio bien, decide pedirle matrimonio a Holly con el anillo de la abuela Stackhouse. ¿Terminará la serie con boda?



Nostálgico


Otro invitado a la fiesta es Bill, pero no conseguirá disfrutar de la fiesta como debería. En lugar de comer y emborracharse como hacen la mayoría, Bill se pone en plan nostálgico en el jardín recordando su vida anterior a ser vampiro. Siendo un feliz humano con su familia, estalló la guerra y sabiendo que Louisiana tenía todas las de perder, se negó a participar en la guerra. Eso se tradujo en acusaciones de deserción que pondrán a su familia en algún aprieto. Finalmente, Bill tuvo que tragarse el orgullo y alistarse para luchar en el bando equivocado para proteger a su familia. La pregunta es, ¿por qué se pone nostálgico ahora?. La respuesta la tenemos cuando sale de la bañera y se mira al espejo: Bill también está infectado por la hepatitis V.



Buscar a Sarah


True-Blood-S07E05-Lost-Cause-Crítica-Review-Temporada-Final-SeasonVolver a Bon Temps y ayudar a sus amigos a liberar a las secuestradas, ha sido un simple descanso para coger fuerzas y retomar la búsqueda de Sarah Newlin. Eric y Pam acuden a Willa para que les ayude a encontrarla, pero esta se niega a no ser que su creador la libere. Una vez libre, Willa les comentará algo que nadie más sabe: Sarah tiene una hermana vampira en Dallas. Encontrada la hermana del diablo, descubrirán que está enferma de Hepatitis V y que se lo contagió su ya fallecido novio. La chica no es que tenga mucha estima a su hermana y accede sin dudarlo a darles información. Sarah necesita un sitio donde quedarse y ha acudido a su familia, y al ver la negativa de su hermana, Sarah acudirá a sus padres a un evento de la familia Bush. Por lo tanto, Eric y Pam se harán pasar por unos estirados republicanos para pasar al evento sin problemas. No saben que Sarah está escondida esperando a su madre para pedirle ayuda ya que los Yakuza quieren acabar con ella. En efecto, los japoneses Yakuza aparecerán en el evento en su búsqueda matando a todo el que encuentren en su camino. Tras morir su padre, Sarah y su madre huirán sin mucho éxito ya que la madre también fallecerá y Sarah caerá en las manos de Eric. Sin escapatoria, Sarah verá como Eric la dejará de lado para acabar con los japoneses antes de volver a ella.



Promo S07E06. Karma


Leer más >>

domingo, 20 de julio de 2014

You’re The Worst: la versión romántica del antihéroe


FX estrenó el jueves pasado You’re The Worst, una comedia sobre una pareja ligeramente disfuncional. Así a primera vista no llama la atención por aquello de que ya sería la enésima serie de parejitas con problemas tontos y chistes más tontos todavía. Mi sorpresa llega cuando, por una vez, la cosa no va de juntar a dos personajes aparentemente incompatibles, sino todo lo contrario: dos piezas a cada cual más cínico.

Sin desvelar mucho, en el piloto nos presentan a Jimmy (Chris Geere), un escritor británico egocéntrico como él solo, yendo a la boda de su ex. Después de reventar el evento, conoce a Gretchen (Aya Cash), una publicista sin pudor y mucho menos pelos en la lengua con un don para manipular todo lo que se le planta por delante.


Y cuando en teoría tendría que saltar la chispa del amor e iniciarse una previsible curación mutua de taras psicológicas, empiezan a retroalimentarse de la maldad y la moral más que laxa del otro. Se juntaron el hambre y las ganas de comer.

La gracia está en que en vez de pintárnoslos como dos personajes incomprendidos que recurren a la crueldad gratuita después de años de maltrato por la vida, nos muestran que ambos son plenamente conscientes de su condición de persona horrible. Porque pueden, porque quieren y porque sí. Una pareja que disfruta de su personalidad corrosiva tanto cuando están juntos como cuando van cada uno por su lado.

La serie viene de la mano de Stephen Falk, guionista que lleva años trabajando con la gran Jenji Kohan (la mente tras Weeds y Orange Is The New Black). En el piloto Falk sorprende gratamente tanto con la química entre los protagonistas como con la velocidad de los diálogos. Y mucho, mucho veneno.



Leer más >>

viernes, 18 de julio de 2014

Glee: bandazos en la cuesta abajo


La quinta temporada de Glee fue concebida bajo unos planes de estabilidad: los graduados que teníamos en la recámara perdían su estatus de regulares y los cuatro que sí merecía la pena mantener en plantilla se quedaban: Finn en Lima y el trío calavera de Rachel, Kurt y Santana en su apartamento neoyorkino. Si a esto sumamos que hay una nueva remesa de niños cantores a punto de graduarse con muchas papeletas de seguir la estela de sus antecesores hacia la ciudad que nunca duerme, todo era sostenible. Al menos durante 22 episodios más y en la teoría, pero se ve que tanto FOX como los showrunners estaban de acuerdo en poder alargar el videoclip por tanto una quinta como una sexta temporada.

Todo era optimismo entre la FOX y las salas de los guionistas. Hasta el 13 de julio de ese mismo año. Esa mañana salta la noticia: Cory Monteith (Finn, pilar central de la serie) fallece. Y todos los planes se vienen abajo. Ahora, esto es lo que vimos en la práctica:

Una temporada muy fragmentada. Tras cuatro temporadas estábamos más que acostumbrados a sus episodios terribles (un saludo a Ricky Martin, pero con mucha distancia, gracias) y a sus pequeñas joyas (nunca me cansaré de ver The Break Up, el episodio en el que nos hicimos mayores). Pero cuando por causas tan trágicas como las del fallecimiento de uno de los actores clave, los guionistas se quedan a oscuras y sin apenas tiempo para improvisar. ¿Qué sucede? Se toman malas decisiones.

Ryan Murphy decreta “un par de episodios tranquilitos”. Un duelo entre Katy Perrys y Lady Gagas, un ensayo sobre los bienes y bondades del twerking, una aberración alucinógena estilo Teleñecos y un especial de Navidad en una realidad alternativa. Tan mal como suena, tan malo que fue.

Tras el parón navideño, especialmente largo (con su consiguiente detrimento en audiencias), parece que volvemos a encaminarnos. Las tramas de Nueva York, tras el descanso dado a Lea Michele, se imponen sobre las del instituto y queda de manifiesto que está acabado. Seamos realistas: la presencia el instituto tenía una utilidad por y para Finn. Rachel en la Gran Manzana, Finn en Lima hasta su apoteósico reencuentro al final de la serie con ella diciéndole “I’m home” tras años cosechando premios Tony. Otro de los planes que ahí se quedaron, en la cabeza de Ryan Murphy y mis más bonitos sueños.

El glorioso y por una vez no decepcionante episodio 100 marcaría la transición definitiva a New York City. Y aquí es cuando aparece la señal de precaución por peligro de sucesión de curvas peligrosas. Desaparece Santana, reaparece Mercedes (un cambio que no creo que nadie sepa explicar aún). Vuelven las tramas moralistas, se va la coherencia de Rachel y abandona el papel de su vida con el que lleva 5 años soñando. Santana se marca su enésimo comeback melena al viento, Blaine se mete en la crisis sentimental más absurda del universo y Chris Colfer (Kurt) se escribe a sí mismo un episodio sobre ancianos y perros abandonados para lucirse. Metáfora/canción protesta sobre su talento desaprovechado, parece ser.

Y así es, señores, que lo que estaba llamado a ser la redención de la serie acabó ganándose un recorte total de 11 episodios, dos sobre la quinta, nueve sobre la sexta y última, más un billete de ida sin vuelta a la midseason de 2015.

La niña bonita de la FOX cierra temporada anticipadamente y con unas audiencias irrisorias y mínimo histórico.

Glee empezaba el año con una tragedia que se sumaba a las ya dificultades de la post-graduación. Hasta ese punto puede justificarse la caída libre del principio de la temporada. Todo el destrozo posterior, especialmente el final, no tiene explicación ni perdón de dios. Y lo peor es que ni remedio.

Leer más >>

Backpackers: el viaje de la CW


Hace ya varios años que venimos escuchando ecos de ciertas intenciones de cambio de aires en la cadena chica. ¿Cuáles eran los supuestos propósitos de los directivos? Abrirse un poco más a audiencias que no sean quinceañeras cuya fantasía más recurrente era ser una Serena o una Blair.

Yo siempre me he declarado escéptico frente a las intenciones de la CW, más que nada por la falta de una variedad efectiva en la parrilla. Nunca se han atrevido a dar un golpe de efecto serio para lavar su imagen, por mucho que nos quieran vender Arrow y The Flash como acción prima hermana de Fast & Furious. Si tiras de los abdominales de Stephen Amell y compañía, vas a por el target a por el que vas, esto es así y lo sabemos tanto espectadores como escritores (Dios bendiga el eye candy de todos modos).

Dicho lo cual y contra todo pronóstico a estas alturas desde su declaración de intenciones, el pasado lunes sorprendieron con Backpackers.

Si bien la comedia de media hora es un formato que no se estila por esa network desde hace más años de los que puedo recordar, también apuestan por llegar a un público de corte más masculino. Otro hito de la casa.


¿Qué es Backpackers? Backpackers es un invento con truco. Si tienes en cuenta que está rescatada y readaptada a televisión desde CW Seed, la plataforma de webseries que tiene la cadena en internet, ya ves que tienes una apuesta un poquito menos arriesgada que el proponer y desarrollar una serie desde cero. Es más, los cuatro primeros episodios de la temporada son material de la webserie original. Sólo seis episodios adicionales son los producidos exclusivamente para televisión.

Igualmente, tejemanejes de este calibre a un lado, el primer episodio tiene motivos suficientes para merecer una oportunidad. Premisa: dos amigos en sus veintitantos que se echan el macuto al hombro y a recorrer Europa se ha dicho.

A primera vista, así de sintetizada, puede saber a poco. Pero si nos paramos a pensar: ¿cuántas series del género de carretera hemos visto? El que sepa de alguna, que comente y me lo diga porque la quiero ver. Road movies hay a puñados (Thelma y Louise, Pequeña Miss Sunshine…), pero igual es éste el territorio aún inexplorado de la televisión contemporánea.

Obviamente en este género o bien tiendes hacia un modelo más hedonista de party hard por la región estilo MTV o te marcas un viaje iniciático todo por la evolución y la psicología del personaje desde los preceptos de la HBO. Y siendo la CW, la primera es claramente la opción correcta.


La impresión que nos deja el primer episodio es ésa: una máxima de todo por la diversión, escenarios diferentes, siempre a la caza de la chavalita mona e intentando huir de los líos y liantes que inevitablemente aparecen cuando paseas por lugares desconocidos. Con saltos de tren en marcha incluidos.

Un aire desenfadado y sin pretensiones impregna todo el piloto y un humor chorra que tiene pinta de ser la tónica general que va a llevar en episodios venideros. Backpackers es una serie para el verano sin más ni menos, con una filosofía nómada que rara vez se ve en la pequeña pantalla y que si saben llevarla, igual te consiguen sacar un par de carcajadas más que una sonrisa.

Iremos viendo. De momento, carretera y manta.

Leer más >>

jueves, 17 de julio de 2014

Pretty Little Liars S05E06. Run, Ali, Run

Pretty-Little-Liars-S05E06-Run-Ali-Run-Critica-Review
Dejando el episodio 100 atrás, los tormentos de ‘A’ han vuelto a nuestras pantallas. Como era de esperar, el episodio de la semana pasada ha sido el propulsor de una mejoría que la temporada pedía a gritos. Si la semana pasada el episodio estuvo mejor pero flojo para ser el episodio que era, esta semana la mejoría ha sido notable, dándonos el mejor episodio de la temporada. Lo que está claro es que la serie sin ‘A’ no es nada, aunque si hay que ponerle alguna pega, esa sería que ahora ‘A’ se centra sólo en Alison.



‘A’ Is Back


Pretty-Little-Liars-S05E06-Run-Ali-Run-Critica-ReviewAsí es, el mensaje que recibieron las chicas antes de la explosión era de ‘A’ y decía ¿Me echabais de menos, zorras?. –A. Pero aunque el mensaje se lo haya mandado a todas, parece ser que ‘A’ se va a centrar únicamente en Alison. ‘A’ va a atormentar bastante a la joven rubia y le mostrará que fue él/ella quien acabó con la vida de su madre. Por supuesto, Alison querrá salir huyendo de Rosewood a pesar de que sus amigas intenten impedirlo. Alison ya ha tomado una decisión, y tras un comentario típico de la rubia atormentada, Hanna decidirá apoyarla para deshacerse de ella. A Hanna –que ahora que Caleb ha vuelto pierde su relación con Travis– no le gusta como es cuando Alison está presente y cree que si ayuda a Alison a huir, todos salen ganando. Evidentemente, cuando Emily se entera –tras descubrir por Paige que Lucas y Melissa pertenecen al grupo de Mona– pondrá el grito en el cielo e irá a detener a la chica de la que está enamorada. Lo malo es que se encontrará con un problema en la casa de los DiLaurenti, ‘A’ está atacando a su amiga mientras preparaba la maleta. Emily se enfrentará a ‘A’ consiguiendo que huya. Más tarde, Alison recibirá un mensaje de ‘A’ avisándole que si se va de Rosewood, sí que podrá decir adiós a su vida. Ahí no acaba todo, y es que parece que ‘A’ está deseando que Alison cuente toda la verdad como le hará saber cuando la teniente de policía va visitarla para preguntarle sobre Shana.



Buscando a Bethany Young


Como descubrimos en el episodio anterior, Bethany Young era la joven que ocupaba el lugar de Alison en el cementerio. Una chica que pensaban que se escapó de Radley la noche que Alison desapareció. Pues bien, a Ezra le suena familiar el nombre y está seguro que mientras escribía el libro sobre Alison, al entrevistar a la gente de Radley, ese nombre salió a coalición. Aria –que le deja claro que no puede volver a ocurrir nada entre ellos– le ayudará a buscar el archivo donde aparece el nombre de Bethany. La teniente de policía también le hará una visita al profesor para preguntar sobre Shana, dejando caer que sabe que fue ella quien le disparó. Ezra lo negará y seguirán buscando el nombre de Bethany convencidos de que su pista les guiará a la identidad de ‘A’. ¿Lo conseguirán?



Vuelta a Casa


Pretty-Little-Liars-S05E06-Run-Ali-Run-Critica-ReviewTras irse con su madre a un hotel para alejarse de su padre y de su hermana, Spencer se verá obligada a volver a casa a recoger unas cosas creyendo que no hay nadie en casa. Su padre estará esperándola para pedir alguna explicación de por qué su madre y ella se han ido de casa, pero será él quien dé explicaciones sobre la noche en la que la señora DiLaurentis murió. Resulta que padre e hija se fueron al lago a hablar sobre ese tema secreto, y Spencer decidirá engañar a su madre para que ambos se junten a hablar. A eso ayuda el mensaje de ‘A’ sobre su autoría sobre el asesinato de la madre de Alison –a no ser que él sea ‘A’–, lo que hará que Spencer deje de sospechar de él. Veronica Hastings hablará con su marido, y aunque termina creyéndole, ellas vuelven a casa pero su marido se va ya que su matrimonio está roto tras años de mentiras.



Promo S05E07. The Silence of E. Lamb


Leer más >>

miércoles, 16 de julio de 2014

The Strain y los postizos


Cuando Corey Stoll, al que conocimos en House of Cards, aparece ataviado con uno de los peluquines de Nicolas Cage para interpretar al personaje protagonista de The Strain, su bisoñé se convierte al mismo tiempo en la ejemplificación de uno de los grandes problemas con los que cuenta la serie de Guillermo del Toro y Carlton Cuse para el canal FX: que está repleto de postizos, de clichés y de recursos de manual tan manidos como podamos imaginar.

Dejando de lado el traumático peluquín de Stoll y la dignidad que se dejó en casa, así como todos estos elementos tan recurrentes del cine de terror y ciencia ficción, lo cierto es que The Strain ofrece en su primer episodio una sugerente combinación que logra sembrar ciertas necesidades de continuidad en el espectador, si es que consigue llegar al final del aletargado e interminable capítulo.

Basada en la trilogía de novelas del mismo Del Toro y Chuck Hogan, The Stain cuenta lo sucedido tras el misterioso aterrizaje de un avión en el aeropuerto neoyorquino JFK, el cual hace saltar todas las alarmas y cuya investigación, dadas las circustancias, recae en el equipo del doctor Ephraim Goodweather (ojo al nombre) y su equipo. En el avión encuentran fallecidos a todos los pasajeros menos a cuatro de ellos, que no recuerdan nada de lo sucedido. A partir de aquí, los hechos comienzan a escalar en un tono más tétrico e incluso previsible con situaciones bastante repugnantes en la morgue y el clásico aviso del abuelo cebolleta interpretado por David Bradley, más conocido por ser Filch en Harry Potter o el adorable Walder Frey en Game of Thrones.


Previsiblemente, la serie se centrará en la lucha de este grupo de humanos (peluquín y equipo, en el que se encuentran Mia Maestro y Sean Astin, quien a pesar de llevar gafas seguirá siendo por siempre Samsagaz Gamyi) contra estas misteriosas criaturas (supuestamente, vampiros) y el mal que se oculta tras ellas, todo ello sin olvidar otros partidos interesados que apenas se han dejado descubrir en el primer episodio, pero que seguramente tengan mucho que decir.

Porque, para ser sinceros, este primer capítulo no ha mostrado todas las cartas de la serie, lo cual en cierto sentido es de agradecer después de ver tantos estrenos que se desinflan tras el primer episodio. Esperamos ver acción y algo de terror, personajes muy interesantes, algunas caras conocidas (prefiero no desvelar nombres por aquello de la sorpresa) y quién sabe si esta propuesta acaba por convertirse en algo más que una serie previsible.


Leer más >>

Extant, esto está muy visto


La serie de ciencia ficción de Halle Berry para CBS, Extant, estrenó su piloto la semana pasada sin demasiado éxito. Había expectativas. La historia de una astronauta que vuelve de una misión en solitario en el espacio embarazada prometía, pero, la verdad, tras ver el primer episodio ni siquiera llena como serie para pasar el rato en verano. Resulta una historia muy poco original y nos vienen a la cabeza decenas de referencias al ver su primer episodio: Alien, Inteligencia Artificial, Kyle XY
En fin, nada más empezar el piloto vemos cómo la astronauta Molly Watts se entera de su embarazo, todo un enigma teniendo en cuenta que estuvo sola todo el tiempo allá arriba. Aun así, poco después nos enteramos de que el personaje tuvo una experiencia de lo más paranormal allá fuera: se le apareció su exnovio muerto, pidiéndole ayuda e incapaz de articular una frase. Lo primero que pensamos en ese momento es que es un alien que ha tomado su forma, o que ella ha enloquecido después de tantos meses en soledad. Entonces Halle Berry pierde el conocimiento y cuando despierta, comprueba las cámaras, que no han recogido la extraña aparición. La astronauta decide entonces borrar todas las imágenes como si aquello nunca hubiera ocurrido, quedándose con la incertidumbre de si lo que ha vivido fue real o no.
Ya de vuelta en la Tierra, cuando sus superiores le preguntan sobre los vídeos borrados, ella reconoce que fue un fallo tonto, ocultándoles el suceso. Eso sí, ellos, que saben lo profesional y rigurosa que es en su trabajo, dudan de su testimonio y comienzan una investigación por su cuenta. Además, la corporación, liderada por un enigmático japonés (Hiroyuki Sanada, Helix) que parece despertar de una criogenización y alimentarse de comida de lo más extraña, parece guardar oscuros secretos también.

Halle Berry en una escena en la nave en el piloto de Extant

Por otro lado, la astronauta vive ahora con su marido (Goran Visnjic, Pan Am) y su hijo (Pierce Gagnon, Looper), una aparente familia modélica que pronto vemos cómo se tambalea. Parece que sólo es Molly quien se comporta de forma extraña, pero hacia la mitad del capítulo descubrimos que su hijo Ethan es un humanoide, creado por su propio padre, científico que investiga las posibilidades de la inteligencia artificial. Ante la supuesta esterilidad de Molly (antes de la ‘inmaculada concepción’ en el espacio), ella y su marido optaron por ser padres de un niño androide, un pequeño que, pese a su angelical rostro, muestra síntomas de una conducta algo extraña y hostil conforme avanza el metraje. El marido de Molly, que busca financiación para su proyecto, lleva a Ethan a una importante presentación ante posibles inversores pero pronto se encuentra con los obstáculos inherentes al clásico debate entre los límites de la ciencia y la ética. Para él, estos humanoides, programados para ser tan humanos como nosotros y tener sentimientos y empatía, no representan ningún peligro para la sociedad, pero hay personas entre el público que no están tan seguras, y comienzan a interrogarle sobre cuál sería el protocolo en situación de crisis. El investigador pierde los papeles puesto que no concibe 'apagar' a estos seres, igual que convivimos con nuestros seres queridos pese a las dificultades, y el resultado del encuentro es desastroso. Al final, será el jefe de su mujer quien le comunique que, a título personal, financiará su trabajo, sin él saber que en realidad sus motivos no son otros que investigar de cerca a su familia.

La familia de Molly, a la mesa, en el piloto de la serie

Al final del capítulo, al personaje de Halle Berry se le aparece por la noche junto a su casa otro ex colega muerto (al parecer se suicidó al volver de una misión en el espacio), quien le avisa, asustado, que no confíe en nadie. Ya son dos los compañeros, supuestamente fallecidos tiempo atrás, los que se le aparecen a la protagonista en un solo capítulo, lo que deja entrever que a lo mejor su experiencia en el espacio no fue una alucinación suya como ella llegó a creer. Este es el aspecto de la trama más sugerente, aunque su planteamiento ya lo hayamos visto otras veces. Habrá que esperar para ver si su resolución hace que este producto de ciencia ficción se desmarque (para bien o para mal) de sus predecesores. Sin embargo, la historia del niño biónico y toda la cuestión de la inteligencia artificial resulta muy trillada ya, así como el usar infantes como elemento perturbador.

Todavía no tengo claro si seguiré viendo la serie, todo dependerá de si otros pilotos que nos lleguen este verano logren seducirme más o no. Reconozco que, a priori, este género no es uno de mis favoritos, pero cuando, encima, la historia nos evoca sin parar otras tramas, escenas o premisas ya vistas en el cine o la televisión, los pocos ánimos de darle una oportunidad se desvanecen.

Escena en el que el supuesto exnovio fallecido del personaje de Halle Berry se le aparece en medio de una misión

Leer más >>

martes, 15 de julio de 2014

Feministas en primera línea


Las mujeres, que han alcanzado ya un protagonismo inédito en las producciones televisivas, lejos de manidos estereotipos, todavía tienen que lidiar con más obstáculos que sus compañeros hombres. Eso sí, podemos afirmar que estamos en un momento boyante en lo que a profundos y realistas personajes femeninos se refiere. Simplemente el hecho de que cueste seleccionar cinco grandes feministas entre las series de televisión actuales de mayor éxito es ya un hecho que confirma el cambio de situación con respecto a hace una década.

Voy a empezar avisando que esta es MI selección. Sé de antemano que existen más personajes que exhalan feminismo por los poros, muchas veces secundarias y otras, grandes protagonistas. Si bien es difícil quedarse con unas pocas, aquí muestro mis preferidas. Esas que inspiran, dan confianza y muestran las tendencias reales de nuestra sociedad en lo que respecta al papel de sus mujeres. Estas cinco (bueno, seis, aunque dos van en el mismo lote) son un perfecto ejemplo de superación, fortaleza, independencia, lucha por la igualdad, libertad sexual, promoción social y laboral, en un mundo que siempre ha estado liderado por hombres (y aún hoy  lo está en algunos sectores o estratos).

En fin, se trata de arrojar un poco de optimismo y reivindicar estos grandes personajes que no sólo encandilan a mujeres, sino también a hombres, roles muchos más apegados a la realidad que los estereotípicos a los que nos tenían acostumbrados muchos shows, en especial los dirigidos al público más joven.


5. Virginia Johnson (Masters of Sex)


Virginia sujeta el Ulises, un vibrador con cámara para estudiar la respuesta sexual de las mujeres

De la misma forma que ocurriera en Mad Men con Peggy Olson, Virginia Johnson es una alegre divorciada con dos niños que pretende sustituir el oficio de secretaria por el de la investigación científica de la sexualidad humana. Como la creativa publicitaria, se afana en abandonar su destino de secretaria mona y sumisa que trabaja para un gran hombre, y escribir su propio futuro, siendo verdadera protagonista de él. La asistente del doctor Masters es una mujer fuerte, decidida, tenaz y ambiciosa que descubre su talento para la ciencia y compagina su labor como madre con la práctica y el estudio de la medicina. Hoy en día esto también sería una heroicidad, pero en este caso lo es aún más porque se trata de una mujer en el Estados Unidos de la década de los cincuenta, con todo lo que ello ataña para las mujeres. Es más, vemos un contraste enorme entre el personaje de Virginia y el de Libby, la mujer de Bill Masters, para quien su mayor logro en la vida sería conseguir un hogar estable, criar a un hijo y estar siempre al lado de su exitoso marido. Sin embargo, para Virginia, quien no dudamos que quiere muchísimo a sus hijos, tener éxito en su carrera es parte de su ansiada felicidad, e incluso los hombres pasan un poco a un segundo plano para ella. Es una mujer que no sólo se siente completa siendo madre, sino que necesita más. Además, no podemos dejar de lado lo avanzada para su época que es en materia sexual. Como dueña de su cuerpo, también lo es de su propio placer. De hecho es ella quien muestra todo un mundo de sensaciones a su compañero, el joven doctor Ethan Haas, y quien, además, es consciente de que las mujeres no necesitan a los hombres para procurarse gozo en la cama.



4. Daenerys Targaryen (Juego de Tronos)


Khaleesi lidera uno de los mayores ejércitos de Juego de Tronos

¿Con ese ejército y tres dragones quién no se sentiría poderosa e imbatible? Eso sí, todo se lo ha granjeado ella sola. La joven protagonista de Juego de Tronos es otro ejemplo de mujer feminista a más no poder. En su caso, los espectadores asistimos a su transformación y evolución, de devota y tímida amante a guerrera y líder que busca recuperar el trono que sus ancestros perdieron en el pasado. Otra mujer que moldea su destino adoptando actitudes y conductas más propias de hombres sin abandonar las características hasta ahora vinculadas a las mujeres, como la comprensión, la empatía, la sensibilidad o incluso el instinto maternal. Un personaje lleno de matices que exhala fuerza, sin por ello perder humanidad y vulnerabilidad (ya vimos cómo era seducida o traicionada esta última temporada).




3. Tatiana Maslany (Orphan Black)


Tatiana Maslany en el piloto de Orphan Black

En este caso no ponemos el nombre de ningún personaje en el epígrafe ya que, en general, podemos aplicar lo de feminista a todos los personajes que Maslany interpreta en la serie. Además, simplemente el que sean mujeres las protagonistas de una serie de acción y suspense de alto nivel como Orphan Black, ya es todo un logro. Aun así, todavía son más los ejemplos de series protagonizadas por hombres dentro de este género, pero quizás ésta haya marcado un antes y un después en televisión. Se trata de heroínas diferentes a las que hemos visto hasta ahora en la gran y pequeña pantalla, más próximas a Lisbeth Salander que a Buffy, Cazavampiros. Por otro lado, otros aspectos como la rebelión contra el propio destino, la lucha por el dominio del propio cuerpo o la propia identidad (algo que hoy en día todavía es cuestión de polémica y discusión) son factores que elevan a estas clones a auténticos ejemplos de feminismo catódico.




2. Stella Gibson (The Fall)


Stella Gibson en su despacho en The Fall

Como devoradora y fan de historias ‘noir’, puedo afirmar que los investigadores superan con creces en número a las detectives a la hora de protagonizar tramas policíacas o criminales, tanto en la literatura como en el cine o la tele. De ahí que cuando se presentan personajes como el de Stella en The Fall o Sarah Linden en The Killing sean acogidos por el público femenino con devoción muchas veces. El que nos ataña, el encarnado brillantemente por Gillian Anderson, es todo un prodigio de agudeza mental, fuerza, decisión y estrategia a la hora de perseguir psicópatas como Jamie Dornan. Además, no podemos olvidar el contexto, esa machista Irlanda del Norte, por lo que tiene más mérito aún. Es también una delicia ver cómo deja patidifusos y desconcertados a sus compañeros, no sólo por sus dotes profesionales, sino por su conducta tanto en el terreno sexual como sentimental. Estamos deseando ver los capítulos de la segunda temporada.




1. Diane y Kalinda (The Good Wife)


Kalinda y Diane son un tándem fuerte en la última temporada de la serie

Al no ser capaz de decantarme por una de las dos, opto por meter en el mismo pack feminista a Kalinda y Diane, en un contexto donde la ambición, el poder, la falta de escrúpulos y los intereses son pruebas aún más duras para las mujeres. The Good Wife es un buen ejemplo y sus protagonistas son personajes muy complejos y sugerentes, altamente valorados por los espectadores de esta magnífica serie. Si bien haciendo uso de diferentes recursos y actitudes, tanto Diane como Kalinda se han hecho a sí mismas y han logrado altas cotas de poder. Son inteligentísimas, ambiciosas y con una resiliencia fuera de lo normal. No importa la cantidad de varapalos que sufran en cada temporada o los complots de los que sean víctimas, ellas salen victoriosas, mucho más aún cuando aúnan fuerzas como en esta quinta temporada. Otra cuestión digna de admiración es que no están dispuestas a perder su independencia por nada ni nadie, lo que las honra sobremanera.


¿Y para vosotros? ¿Cuáles son los personajes más feministas de nuestras series favoritas? Como ya he dicho, esta es mi selección…
Leer más >>

True Blood S07E04. Death Is Not the End

True-Blood-S07E04-Death-Is-Not-the-End-Review-Crítica-Temporada-Final-Season

Casi hemos llegado al ecuador de la última temporada de True Blood y este episodio ha dejado una sensación de indiferencia total. Un episodio lento en el que sólo merecen la pena los últimos 10 minutos que es cuando la cosa se pone interesante. Tras la muerte de Alcide se podría esperar que hubiese algo de luto como ocurrió con Terry, pero ha sucedido como con Tara y pronto se han olvidado de él. Lo mejor del episodio –aparte de los últimos 10 minutos– ha sido ver la evolución del Fangtasia; algo bastante triste teniendo en cuenta que la última temporada se merece tener una trama más interesante a mitad de temporada. ¿Qué pensáis vosotros del episodio?

True-Blood-S07E04-Death-Is-Not-the-End-Review-Crítica-Temporada-Final-SeasonEs la hora de notificar las muertes tanto de Alcide como de la madre de Hoyt a sus respectivos familiares, y una vez hecho, los personajes vuelven a centrarse como si nada en su plan de rescatar a los secuestrados. A Holly le han obligado a olvidar todo desde que fue secuestrada hasta que consiguieron salvarla, pero Sookie se verá obligada a usar sus poderes para hacerla recordar. Una vez descubierto que los tienen secuestrados en el Fangtasia, Sookie acudirá a casa de Bill para trazar un plan. Allí, Sookie convencerá a Jessica para que se alimente de Lafayette y poder ponerse en forma para la lucha que más tarde tendrá lugar. Para la lucha recibirán ayuda de muy poca gente, pero la más sorprendente para ellos será la ayuda de un enfermo Eric y de Pam.

Eric y Pam vuelven a Estados Unidos para dar caza a Sarah Newlin, pero Eric decide hacer una parada antes en Shreveport para ver a su otra creación –Willa, quien le detesta por haberla abandonado– antes de morir. En el viaje de vuelta, ambos recuerdan que la Autoridad quiso mantener a raya a Eric y por eso les obligó a ambos a hacerse cargo de un negocio y nombraron a Eric como el sheriff vampírico de la región. Por lo tanto, Eric y Pam se vieron obligados a trabajar en un videoclub con una zona X subterránea que cuenta con un pasadizo secreto usado en la guerra civil. Con los años, contrataron a una friki de los temas vampíricos para el turno diurno que es nada más y nada menos que Ginger. Ya en el 2006, fue la misma Ginger quien dio a Pam la idea de crear el Fangtasia; idea que fascinó a Pam y utilizó sus poderes para apropiarse de la idea.

True-Blood-S07E04-Death-Is-Not-the-End-Review-Crítica-Temporada-Final-Season

Como era de esperar, Eric querrá ayudar y les hará saber la existencia de dicho túnel, por donde conseguirán poner a salvo a 2 de las 3 secuestradas. Arlene es la que corre peor suerte ya que los vampiros enfermos empezarán a alimentarse de ella. Eric y Sookie serán los encargados de distraerlos hasta que el resto estén preparados y comience el baño de sangre. A dicho baño de sangre se unirán unos cuantos humanos que querrán matar a todo vampiro esté sano o no. El resultado acaba siendo satisfactorio: los vampiros enfermos son eliminados y de paso algunos humanos entre ellos el líder de dicha facción o la traidora ayudante del sheriff. Por último, Arlene estará al borde de la muerte fantaseando con Terry, hasta que uno de los vampiros que les ayudó, le proporciona su sangre para que pueda salvarse.



Promo S07E05. Lost Cause


Leer más >>

lunes, 14 de julio de 2014

The Last Ship, entretenimiento veraniego


El verano es el momento preferido por los canales de cable para emitir series. Principalmente porque las cadenas generalistas terminan su temporada fuerte y sólo transmiten realities, repeticiones y series de bajo presupuesto. Claramente TNT sabe de esto y aprovecha su oportunidad. Hace años empezó con Falling Skies y ahora quiere repetir la jugada con The Last Ship.

The Last Ship se basa en la novela homónima de William Brinkey y cuenta la historia de un barco de la marina de Estados Unidos que, tras estar cuatro meses aislados del mundo realizando una misión secreta en la Antártida, descubren que hay un virus mortal que afecta al ochenta por ciento de la población. Dentro de la tripulación del barco se encuentra una bióloga que puede crear una vacuna para evitar que se siga propagando la pandemia.


El canal, que alcanzó su mayor éxito con The Closer, suele tener dos estilos diferentes a la hora de elegir el tono de sus series. Están las más serias y prestigiosas cómo la de Brenda Johnson y su spin-off Major Crimes y están aquellas que sólo buscan entretener al público con acción y tramas livianas. En este segundo grupo se encuentra la nueva serie de quién anteriormente era McSteamy.


El problema del programa es que es inevitable identificar todos los tópicos del género: la tripulación que secunda las decisiones arriesgadas del capitán, el segundo al mando que no está de acuerdo, el que por accidente se contagia el virus y decide sacrificarse por el bien de sus compañeros, la pareja que esconde su amor al resto, etc.


Hay que ver cómo siguen el resto de los capítulos. Todo parece indicar que el esquema será el de "resolver el problema de la semana" y que no habrá muchas sorpresas más que algunos giros como el del final del piloto. Hasta ahora, es sólo un entretenimiento veraniego.



Leer más >>
TV SPOILER ALERT+