martes, 28 de julio de 2015

Wayward Pines, una miniserie de oferta y 2x1

Wayward Pines Póster
Aún recuerdo las marquesinas de mi barrio cubiertas con la cara de Matt Dillon apoyada en el asfalto augurando un pelotazo hace unos meses, el día antes de uno de esos estrenos simultáneos que tanto gustan en las cadenas de pago patrias últimamente.

En el mundo real —también conocido como Twitter y la blogosfera—, donde la publicidad nos hace un poco menos de efecto, controlábamos ciertos datos que jugaban tanto favor como en contra del último experimento de FOX. ¿Producida y con un piloto dirigido por un nombre relevante de la industria del cine? ¡Qué guay! ¿Que lleva casi un año en un cajón? Bueno, eso no lo digáis muy alto.

Hoy ya entendemos por qué FOX la usó de relleno fuera de temporada. He aquí las claves del despeñamiento de Wayward Pines.

Wayward Pines 1x10
Empecemos por M. Night Shyamalan. El hombre no tiene más culpa que cualquier otro miembro del equipo. La responsabilidad realmente es nuestra por consentir unas expectativas fundadas en un concepto fantasma: un cineasta ya no garantiza absolutamente nada en televisión, sea cual sea su grado de implicación en el proyecto.

El piloto del señor Shyamalan está perfectamente ejecutado y es lo que tiene que ser: la presentación de un thriller de high concept que genere ruido y ya si incita comparativas con Twin Peaks, pues perfecto. A partir de aquí que gestione la cuesta abajo quien la tenga que gestionar.

Segunda clave: el declive no es un declive. Es una mutación. El primer episodio vende un misterio de tamaño psicoesfera. ¿De qué va a ir la serie? De resolver la incógnita de qué es y qué sucede en Wayward Pines, ¿no creéis? Y eso vemos hasta el episodio cinco, cuyas revelaciones nos dejaron estupefactos y saltan el tiburón de una forma inesperada. ¿Es necesario hacer un jump the shark en una miniserie de diez episodios? En un proyecto tan medido lo realmente encomiable es la capacidad de perder la dirección. Que no son 22 episodios después de otros 22 y que mañana me encargan 22 más con un par de regalo porque estamos reventando audímetros.

Wayward Pines 1x05
La segunda serie que compone Wayward Pines es algo así como un híbrido paticorto entre un ensayo social post apocalíptico y un drama familiar de esos que incluyen niño al que echar a los leones. Si es que los leones no se han extinguido en el siglo XLI. Los potenciales viajes espaciotemporales de Wayward 1.0 se quedan atrás, dejando paso a una historia de facciones disidentes y científicos megalómanos con instintos maquiavélicos.

Como premisa, los conflictos internos del último pueblo de la Tierra no están mal. El problema reside en la ejecución. Si construyendo misterios e incógnitas nos supieron dejar boquiabiertos, esta nueva trayectoria no es más que una narración muy básica y con personajes tirando a planos. El héroe es el héroe, la enfermera perversa ahora es una Celestina más buena que el pan, la mujer cornuda lo perdona todo en cinco minutos y los nuevos malos son unos superhumanos que han evolucionado en máquinas de comer carne fresquita.

Wayward Pines 1x10
El último episodio, emitido el pasado jueves, cumple con su idea de gran final en lo que a acción y espectáculo se refiere, y nos deja momentos de absoluto deleite para la crítica. La dinámica paternofilial llevada a un punto de casi bochorno, el planteamiento del adolescente como un salvador por herencia y el sacrificio completamente innecesario del protagonista culminan con este experimento bífido. Últimos coletazos efectistas bajo la amenaza de una segunda temporada para la que los guionistas dejan la puerta más que abierta en un último giro de fundamento cero.

Wayward Pines se va dejándonos una pregunta: ¿dónde está el error? ¿en querer contar demasiado o en contarlo mal? Quién sabe si en otras manos hubiera sido el bombazo veraniego que quisieron dar. Lo único que está claro es que Laura Palmer se estará echando unas risas esté donde esté en vista de con quien la pretenden comparar.

Leer más >>

Big Time In Hollywood, FL, la imperdible serie producida por Ben Stiller


Comedy Central nos ha deleitado con excelentes comedias en el último tiempo y Big Time In Hollywood, FL cumple con todos los requisitos para ser una serie de culto para los amantes de las comedias serializadas. 

Esta comedia nos cuenta las hilarantes aventuras de dos hermanos que ya superan los 30 años, pero que aún viven con sus padres, porque sueñan con convertirse en grandes cineastas pero no dan palo al agua. Cuando la premisa parezca poco creativa, la serie da un inesperado giro y las cosas se complican para estos dos hermanos. 

Big Time In Hollywood, FL es una comedia creada por Alex Anfanger y Dan Schimpf, quienes ya habían desarrollado una webserie llamada Next Time On Loony. Ambos guionistas ahora saltan a la pequeña pantalla de la mano de Ben Stiller como productor ejecutivo

El humor de esta serie llega en ráfagas y bajo situaciones que te harán reír a carcajadas. Su tono es el de la comedia absurda y, a ratos, negra que caracterizan las películas protagonizadas por Ben Stiller. La serie nos trae 10 episodios repletos de buenas actuaciones y de cameos de grandes actores como Cuba Gooding Jr, Michael Madsen y, por supuesto, Ben Stiller. 

Big Time In Hollywood, FL es una sátira de películas de acción, narcotraficantes o de terror y cuenta con una trama transversal que la acompaña durante todos sus capítulos. Comedy Central la promociona como su primera comedia serializada, por la misma razón, ya que sus episodios no son auto-conclusivos. Es una estupenda producción para hacer "binge-watching" y pasar un domingo de risas. 


Leer más >>

lunes, 27 de julio de 2015

Hannibal: ¿qué será del caníbal?

hannibal-cancelacion-renovación-amazon-netflix

Todos nos llevamos las manos a la cabeza cuando la NBC hace ya un mes se atrevió a cancelar Hannibal. Tampoco es algo que nos extrañe, hemos tenido dos temporadas de regalo, pero siempre duele una cancelación como ésta. 

La serie de Brian Fuller ha tenido unos datos de audiencia terribles desde su estreno. La critica la adora pero los premios no tanto, no tiene ni una nominación a los Emmy ni a los Globos de Oro, que son los que dan prensa, así que es normal que el canal se haya cansado del caníbal. El acuerdo con la productora, Sony Pictures, le dejaba la serie casi regalada, razón por la que ha sido renovada dos veces, para que Sony pudiera emitirla en sus canales internacionales (en España la emite AXN).

Tras la cancelación todas las miradas fueron a Netflix y Amazon, las hermanitas de la caridad de las series. La primera lo dimos directamente por descartada debido a que los derechos de emisión online de la serie pertenecen a la segunda, la compañía de Jeff Bezos. Ésta, que parecía iba a ser su casa ideal, ha declinado la propuesta debido al posible retraso de más de un año con el que se emitiría. 

En definitiva, el acuerdo de distribución bajo demanda con Amazon complicaría un acuerdo con otra plataforma online como Yahoo! (que ya rescató Community) para la producción de una cuarta temporada, lo que reduce las opciones de la serie.

hannibal-cancelacion-renovación-amazon-netflix

Además, no nos olvidemos de que Fuller está preparando para Starz su nueva serie, American Gods, y parece ser que le ocupará todo el tiempo. ¿Y continuar sin él? Hannibal es una serie tan especial que no creo que quiera dejarla en manos de cualquiera, lo que se conoce popularmente como "hacer un J.J. Abrams".

Mientras, los actores han sido liberados de sus contratos, Laurence Fishburne (que no rechaza nada, es el nuevo William Shatner) será uno de los protagonistas de Roots, el remake de Raíces que prepara A&E. Tanto Mads Mikkelsen como Hugh Dancy están buscando nuevos papeles, pero varias veces han declarado que les gusta mucho su personaje y que harían todo lo posible por retomar la serie.

Haya o no cuarta temporada, su creador ha declarado que el final de esta temporada es un buen cierre para la serie y que quizás sea hora de lanzar la historia con un nuevo formato. Ahí es cuando todo el mundo ha empezado a especular sobre una posible película, que sería una opción muy interesante para dar cierre a la historia.
Leer más >>

10 frases de... Penny Dreadful


Con el final de la segunda temporada todavía muy cercano y esperando con ganas la tercera, aquí os traemos algunas de las mejores frases que ha dado Penny Dreadful hasta el momento, que no han sido pocas. 

El ambiente gótico y las influencias de la poesía que tanto gustan a Victor y a su primogénito también están presentes en los melancólicos e inquietantes diálogos de la serie



"I have a complicated history with the Almighty."

"Tengo una historia complicada con el Todopoderoso"

— Vanessa Ives


"You’re hunting for a man, you need to start hunting for a beast"

"Está a la caza de un hombre, necesita empezar la caza de una bestia"

— Sir Malcom


"I believe in everything"

"Creo en todo"

— Sembene


"All sad people like poetry. Happy people like songs"

"A toda la gente triste le gusta la poesía. A la gente feliz le gustan las canciones"

— Vanessa Ives


"I was cursed with poetry very young. Creates extremely unrealistic expectations"


"Me maldije con la poesía muy joven. Crea expectativas muy poco realistas"

— Victor Frankenstein


"Go ahead, pull the trigger. It would be a blessing.”

"Adelante. Aprieta el gatillo. Sería una bendición"

— John Clare/ The Creature


"To be different. To be powerful. Is that not a divine gift?"

"Ser diferente. Ser poderoso. ¿No es un don divino?"

— Dorian Gray


"We are not like others. We have claws for a reason"

"No somos como los demás. Tenemos garras por una razón"

— Ethan Chandler


"To be beautiful is to be almost dead, isn't it?"

"Ser hermoso es estar casi muerto, ¿no es así?"

— Vanessa Ives


"Your first born has returned, father"

"Tu primogenitor ha vuelto, padre"

— John Clare/ The Creature
Leer más >>

sábado, 25 de julio de 2015

5 razones para ver Gravity Falls

Dipper, Mabel, Soos y Wendy en Gravity Falls

Quienes no ven Gravity Falls (demasiada gente aún) probablemente se sorprendieron al ver el revuelo que se formó entre la comunidad seriéfila la semana pasada por su regreso. La serie de animación de Disney Channel no solo volvía de un parón de varios meses, sino que nos había dejado un cliffhanger de los de morderse las uñas.

La premisa de Gravity Falls es simple: dos hermanos, Dipper y Mabel, se van a pasar las vacaciones de verano con su tío abuelo —grunkle, como ellos lo llaman— Stan, que tiene una tienda de souvenirs en una pequeña localidad cuyo nombre da título a la serie. Al poco de llegar, descubren que en el bosque de Gravity Falls habitan todo tipo de criaturas sobrenaturales y se topan con un misterioso diario de campo en el que un autor anónimo ha ido documentando sus características y la forma de hacerles frente.

Las razones por las que un producto tan sencillo se ha hecho con un puñado de fans tan fieles y ruidosos son las mismas por las que merece la pena darle una oportunidad.



1. Una animación muy cuidada



Los trazos más rápidos de comedias como BoJack Horseman o Bob’s Burgers pueden tener mucha personalidad y encanto, pero cuando el dibujo de una serie está tan cuidado como en Gravity Falls, se agradece. Con ella nos adentramos a un universo rico, lleno de color y en el que todo está pensado al detalle, es decir, un regalo para la vista. ¿El inconveniente? Que los ritmos de producción y emisión son casi insoportables: los episodios se estrenan cada dos o tres semanas y hay parones constantemente.



2. Su mitología no deja de crecer


Dipper Pines en Gravity Falls

Los series mágicos que pueblan Gravity Falls están allí por una razón y que los vecinos del pueblo parezcan no darse cuenta tiene su explicación (no como en Buffy). Nada está dejado al azar en una serie que, además, logra que sus misterios estén relacionados de forma muy natural con sus protagonistas. La mitología es más que un telón de fondo y los episodios suelen abordarla de forma directa, pese a que lo más fácil sería acomodarse en el formato procedimental (y seguiría siendo divertidísima, ojo).



3. Diversión garantizada


Mabel y Waddles en Gravity Falls

La idea de base da para mucho, así que las tramas episódicas no decepcionan. La serie se atreve con todo (viajes en el tiempo, zombis, inteligencia artificial...) y siempre tiene gags muy inspirados que funcionan tanto si tienes once años como treinta. Entre eso, la multitud de guiños cinéfilos y videojueguiles, los tronchantes one liners de Mabel y los personajes recurrentes como Pacífica o Lil Guideon, la diversión está garantizada. Con voces detrás como las de Kristen Schaal (Bob’s Burgers), Jason Ritter (Parenthood), Will Forte (The Last Man on Earth), Nick Offerman (Parks & Recreation), Jennifer Coolidge (2 Broke Girls), Nathan Fillion (Castle) o la última incorporación, el oscarizado J. K. Simmons (Oz).



4. Grandes personajes


Una escena del episodio Dreamscapers de Gravity Falls

Algunos, como Mabel, son entrañables desde el primer minuto; a otros, como Stan, los vamos conociendo más con el paso de los episodios; pero todos los personajes de Gravity Falls son geniales a su modo. Evolucionan, aprenden de sus errores y la relación entre ellos es el pilar en el que se sostienen las tramas. Nada de lo que ocurre se olvida de un capítulo para otro y por eso la serie funciona de maravilla.



5. Temas universales


Dipper y Pacifica en Gravity Falls

Los relatos de fantasía y ciencia ficción deben, a la hora de la verdad, contar historias reconocibles y que nos hablen del mundo real para ser realmente interesantes. Incluso en una serie para niños como Gravity Falls no se olvidan de esta regla no escrita: en ella se habla de la madurez, la amistad, la confianza y la familia, y de paso nos traslada durante 20 minutos a esa época en la que lo veíamos todo con el entusiasmo propio de un niño.



Gravity Falls es más interesante de lo que parece y, abandonando los prejuicios, uno acaba topándose con ficción arriesgada y sumamente entretenida. ¿Le habéis echado un ojo ya? ¿Tenéis pensado hacerlo?
Leer más >>

viernes, 24 de julio de 2015

The Strain, vuelve la cepa vampírica

The Strain. Vampiros

Los vampiros de Guillermo del Toro vuelven a la pequeña pantalla con su segunda temporada en FX. La nueva temporada sigue la misma línea que la anterior, con el equipo combatiendo a estas criaturas que invaden las calles de la ciudad y en busca del libro que tiene la clave para derrotar al maestro. En TV Spoiler Alert os desgranamos las claves de la nueva temporada en base a los dos capítulos que ya se han emitido: 


El Maestro


La pasada temporada el jefazo vampiro tuvo una gran exposición al sol que le ha llevado a que su envoltura actual esté muriéndose, por lo que no le queda más remedio que buscar otra. Todos sus seguidores están a la espera de ver quién será el ganador, veremos con qué cuerpo nos sorprende ¿usará el del alemán o buscará uno nuevo? Mientras la preocupación del maestro gira en torno a esto, Abraham busca como loco un libro que tiene las claves para destruirlo. 

The Strain. Abraham.


Los vampiros originales



La primera temporada se despedía con la presentación de los vampiros originales, ahora vuelven con ellos también y su clan de vampiros que los custodian. En esta ocasión se alían con el judío para encontrar el libro, ya que quieren destruir también al maestro. Al parecer este sería el séptimo vampiro original que se ha desviado del camino. A ver que otro papel desempeña este grupo de vampiros, ¿serán otro quebradero de cabeza para el grupo o servirán de ayuda?



Vampiros metidos en política



Con el fin de extender el virus, los vampiros están llevando a cabo una campaña política encabezada por Eldritch Palmer, un magnate que estaba al borde de la muerte la pasada temporada y el maestro dio una nueva vida. Y como sigan así conseguirán ganar la batalla política.

The Strain. Científicos.

¿Una vacuna contra el vampirismo? 


Los científicos están investigando la forma de combatir la cepa de la mejor forma que conocen, la ciencia. Para ello, han convencido a una pareja, que ya está infectada, para ir comprobando sus avances. ¿Encontrarán la cura o estarán esforzándose para nada?


Flashback


En cada capítulo parece que van a aparecer datos de la vida de Abraham, su vida como profesor y cómo conoció a su mujer, Miriam; su infancia, con su abuela contándole la historia del maestro desde bien pequeñito; e incluso, nos han contado la historia de su característico bastón- espada.

The Strain. Mujer.

Madre vampírica


Los vampiros cuentan con la baza de la mujer del doctor, la cual van a utilizar para acercarse al niño, Zac. Para ello, le han dado compañía, un grupo de niños vampiros, que están siguiendo el rastro de Zac. Está claro que no tardará en dar con su hijo y llevárselo, sobre todo porque el chico le ha afectado mucho la transformación de su madre.



Básicamente la temporada se desarrolla en base a estos seis puntos que, como ya he dicho, siguen una línea bastante similar a la temporada pasada. Esperemos que no nos decepcione la nueva temporada, ya que posee bastantes puntos para conseguir el aprobado.

Leer más >>

Pretty Little Liars S06E07. Oh, Brother Where Art Thou

Mona-mentirosas-season6

Esta semana he leído que estaban pensado extender Pretty Little Liars una temporada más, es decir, la séptima no sería la última, sino que habría una octava. Quiero utilizar esto como altavoz para que Marlene King centre la cabeza y empiece a cerrar este culebrón en el que llevamos sumergidos 5 años.


Lo que menos importa


He decidido titular así este apartado porque son esos detalles que a mí me gustan destacar, aunque carezcan absolutamente de interés. Por ejemplo, Emily en este capítulo...¡ha sonreído! No me lo invento, si no me creéis, mirad la foto. Agradecer al personaje de Sara porque gracias a ella se ha visto el primer beso creíble entre Emily y una pareja suya. Por tanto, podréis descifrar que la relación parece consolidarse.

Emily-sonríe-season6

Cambiando de tercio, Mike ha vuelto a Rosewood, o mejor dicho, a nuestras pantallas porque del pueblo no sabemos si llegó a salir. Y ha aparecido para reconquistar a Mona, tras creerse en su día que estaba muerta.

Y para terminar, Hanna ha recibido 30.000 dólares de beca para entrar en la Universidad, gracias a Ashley que estuvo buscando becas todo el tiempo que Hanna estuvo secuestrada en el búnker. Pero Hanna descubre que el dinero proviene de una asociación que está relacionada de alguna forma con los DiLaurentis, aquí no hay cabo suelto nunca, ni nada es con buena intención en esta serie.



Los DiLaurentis, amenazados


El padre de Allison se la lleva a un hotel apartado de Rosewood tras recibir la tarjeta de Charles. Mientras, Jason recibe otra tarjeta de Charles avisando de que esa noche iría a casa de los DiLaurentis por su cumpleaños. 

Cuando las chicas conocen esto, acuden a la casa, pero Jason no les abre. Es entonces cuando Hanna coloca un chip en el coche de Jason para rastrear los movimientos que haga, ya que piensan que podría encontrarse con Charles en algún lugar y en cualquier momento. 




Tutorial de YouTube para quitarse un chip


En el anterior capítulo las chicas descubrían que "A" les había colocado un chip durante su secuestro en el búnker. En este episodio, Hanna y Spencer deciden ver tutoriales en Internet sobre cómo quitarle un chip a un perro, y lo adaptan a las personas. No me estoy inventando absolutamente nada. No las miréis raro que vosotros miráis tutoriales sobre peinados y maquillaje. ¿El objetivo de esto? Que "A" no pueda saber dónde se encuentran,




Todos en ayuda de Jason


Spencer le cuenta a Toby todo acerca de Charles. Este obliga a las chicas a quedarse en casa y ser él el que persiga el coche de Jason. Pero, todos sabíamos que las cuatro iban a salir también a intentar ayudar a Jason y conseguir verle la cara a Charles.

Por su parte, Ali consigue escapar del hotel gracias a la ayuda de Mona y lo primero que se le viene a la mente es llamar a emergencias para confesar que -A es su hermano Charles DiLaurentis, como si la señora al otro lado del teléfono supiera siquiera quién es -A. Gracias, Marlene, por estos pequeños momentos que solo tú nos podrías regalar.

Cuando Jason está frente a, supuestamente, Charles, aparece Toby y Lorenzo. Charles empieza a atacarles lanzándoles todo tipo de objetos que se encontraba a su paso y consigue escapar. Cuando las chicas llegan, Spencer se lamente de que Toby hubiera estado a punto de coger a Charles. ¿Sabéis por qué no lo hizo? Es el GRAN momento del capítulo y yo diría que de la serie. Antes de salir de casa de Spencer, Toby coge unas gominolas de su bolso. Hasta ahí bien, el problema es que eran gominolas de marihuana y él había decidido tomarse prácticamente la bolsa entera. Os podéis imaginar el show.

Gif-obama

Charles y la nota a Jason


Jason y Ali escuchan la voz de un niño diciendo: "Jason, ven a jugar conmigo". Cuando llegan a la habitación de donde proviene la voz, se está proyectando un vídeo de ellos de pequeños con Charles. Este le había dejado una nota a su hermano: "Quería confiar en ti". Haciendo alusión a que había aparecido la policía en el lugar en el que habían quedado.

Veremos en el siguiente capítulo cómo le ha ido a Toby la resaca o si cicatriza bien la herida de las chicas tras quitarse el chip.


PROMO: S06E08. FrAmed









Leer más >>

jueves, 23 de julio de 2015

iZombie, uZombie, todosZombies... y tan felices

izombie_season-1

Resolver crímenes con un toque sobrenatural —real o usando un conocimiento profundo de algún campo—, un estilo de procedimental a la orden del día. No es nada nuevo, pero que ese "toque" sea el ser un zombie es algo que choca un poco más. La premisa de iZombie, la última serie de Rob Thomas (Veronica Mars) era una verdadera locura que difícilmente podía ser tomada en serio, pero tenía un no sé que qué sé yo que nos recordaba a la Vero de la joven Kristen Bell y ya dijimos que confiábamos en que apuntaba maneras. Efectivamente, así ha sido y la primera temporada se nos ha hecho corta y celebramos su renovación cuando ésta por fin se anunció.

Aunque viendo el piloto parecía que la serie iba a orientarse más hacia el lado procedimental, si bien todos los episodios han tenido su caso, finalmente la trama horizontal ha ido ganando terreno inmiscuyéndose incluso en las resoluciones semanales hilando historias para llevarnos hacia el mismo punto. Por un lado hemos visto a Liv lidiar con su naturaleza ayudando a resolver los asesinatos mientras Mayor, su ex-prometido iba acercándose más y más a la verdad zombie que envuelve a la ciudad de mano de Blaine y 'Candyman'; por otra, a Ravi tratando de encontrar una cura para el zombiísmo usando ratas; y finalmente la causa de esta extraña enfermedad (cuidado con las bebidas energéticas, chicos) de los amantes del picante y la casquería que tan extendida parece estar en secreto, llegando hasta las altas esferas de la policía.

izombie_season-1_liv-and-blaine

Lo mejor de esta temporada es que, además de ir logrando despertar en nosotros cada vez más interés en la historia, los personajes y sus formas de ser nos han ido ganando por completo, no únicamente la protagonista, sino todos, hasta el punto de darnos una pena tremenda la muerte del atractivo novio zombie teñido (Bradley James, Merlin) que tan predeciblemente sabíamos que llegaría al estar Mayor aún revoloteando. La Liv de Rose McIver nos recuerda mucho a la pizpireta e ingeniosa Veronica, cosa que adoramos, y Ravi, Mayor y Peyton son la panda de amigos (o algo más) que todos querríamos —aunque no sepamos el futuro de las relaciones con dos de ellos en la segunda temporada—. Además, David Anders recupera con Blaine el estilo de villano que hace una década nos regaló en Alias con su Julian Sark, y nos encanta. Tal vez Clive sea el personaje que menos nos importa, posiblemente por ser ajeno al problema principal, sirviendo únicamente de nexo con los casos de asesinato, y aún así mal no cae.

Un reparto excelente unido a una historia interesante coronado con una retahíla de referencias infinitas han hecho que iZombie pase de ser una propuesta que mirar de reojo y con miedo a una serie que esperamos con ansia.Todos zombies... y tan felices. Eso sí, sin zombie-mode.
Leer más >>

miércoles, 22 de julio de 2015

Los Inhumanos y las dos S.H.I.E.L.D, o cuando Marvel encuentra su sitio

agents-of-shield-season-2

Los superhéroes nos van a salir por las orejas. No es ningún secreto que lo que hace unos años fue el boom de lo sobrenatural ahora es la era dorada de estas personas con poderes —algo no muy natural tampoco, realmente— que velan por nuestra seguridad, aunque como ya ocurrió, empieza a cansar un poco, y más viendo lo que aún nos espera. La marca del ratón que ahora todo lo quiere (con permiso de Google), ha aterrizado en los últimos años en su network con las series de Marvel, y aunque Agent Carter nos cautivó desde el principio, antes llegó S.H.I.E.L.D., esa serie que prometía crossovers con los taquillazos del Universo Marvel y que nada más empezar se desinfló enormemente y trajo consigo la pereza al verla. Sin embargo, una que es cabezona cuando se pone se pone, y afortunadamente, a veces este hope-watching no sale mal.

Si ya al final de la primera temporada Agents of S.H.I.E.L.D. supo serializarse uniendo tramas con lo acontecido en Winter Soldier —pero de verdad, no como con la de Thor— ganando a todo ese público al que tenía aburrido, la segunda temporada, que volvió a empezar con flojera (no tanta, también es cierto) también se crece con el tiempo, sabiendo, además de aportar información extra a los espectadores de Age of Ultron, introducir al público una historia que dentro de unos años será una de las películas de Marvel de la que aún no se ha hecho alusión: Los Inhumanos.

agents-of-shield-season-2-inhumans

S.H.I.E.L.D. ha aprendido que los casos individuales de la agencia con los que intentaron darse a conocer importan más bien poco al espectador regular de la serie, que suele no ser ajeno al Universo Marvel, y ha sabido hilar las tramas para que la serie sea un hilo conductor del MCU que no es necesario pero sí "beneficioso" para aquellos que quieren ir más allá.

agents-of-shield-season-2-two agenciesA lo largo de esta segunda temporada se ha desarrollado la guerra interna entre los agentes de Furia, que viendo el errático comportamiento de Coulson consideran que la agencia no es lo que debería bajo su mando y fundan "la verdadera S.H.I.E.L.D.", añadiendo un problema más en la batalla contra HYDRA y el mundo que les ve como terroristas; si a esto le sumamos el descubrimiento de la cultura escondida Inhumana, nos queda una temporada con tramas interesantes que no pensamos que veríamos. Skye/Daisy desarrolla poderes —y aprende a controlarlos tras el drama inicial—, se reencuentra con su madre, también Inhumana y aprende incluso a apreciar al monstruo de su padre, quien finalmente resulta ser más coherente en sus decisiones que la extremista de Jiaying, provocando un final agridulce para la familia Johnson, pero incorporando al equipo de S.H.I.E.L.D. un agente con poderes más allá que las habilidades de May y Bobbi o el conocimiento combinado de Fitz-Simmons (a quienes por cierto, echamos de menos como dúo pese al gran trabajo de Iain De Caestecker en su Fitz post-ahogamiento).

Marvel ha sabido encontrar su sitio en la cadena, y pese a no tener unas audiencias astronómicas, las tramas de S.H.I.E.L.D. se han estabilizado, dejando fuera relleno innecesario introduciendo además al público ansioso de más en un universo aún más amplio.
Leer más >>

martes, 21 de julio de 2015

Las mujeres de Masters of Sex eclipsan a Bill

Lizzy Caplan y Catlin FitzGerald en Masters of Sex

Con dos episodios de su tercera temporada emitidos es tal vez demasiado pronto para atreverse a anticipar lo que nos tiene preparado Masters of Sex este año. Precisamente la dispersión de las tramas fue uno de los rasgos de la serie que más se criticaron en la pasada entrega, por lo que, aunque estos dos capítulos parecen centrarse en la partenidad y, esencialmente, en aquellas cosas a las que Bill y Virginia han tenido que renunciar —a veces incluso de manera inconsciente— para dedicarse a su estudio, no sabemos en qué momento la serie dará un vuelco tan brusco como fue el año pasado la despedida de la doctora DePaul y ese polémico salto temporal.

Sin embargo, es una lástima que las voces más escépticas con la serie suelan centrarse demasiado en lo que ésta evita contar —porque en Showtime uno no sabe si acabará durando dieciséis temporadas— en lugar de en lo que sí nos muestra. Las investigaciones de Bill Masters y Virginia Johnson sobre la respuesta del cuerpo humano a las relaciones sexuales son muy interesantes de por sí y es comprensible que cierto sector de la audiencia quiera que se aborde el estudio de forma más directa, en lugar de poner el foco en el amplio abanico de personajes secundarios y episódicos de los que hace gala la serie (este año, sin ir más lejos, veremos a Josh Charles y Emily Kinney).

No es mi caso. Algunos tropiezos de Masters of Sex son innegables, y Parliment of Owls, el episodio con el que abre esta temporada, peca de ser demasiado histérico a ratos y de no manejar todas sus historias con el mismo pulso. Esa especie de matrimonio a tres bandas en el que parece haberse convertido la relacción entre Bill, Virginia y Libby (a quienes, tras el matrimonio de conveniencia de Three's a Crowd, se une George) aporta mucho más a la serie que, por ejemplo, los problemas que Bill pueda tener con sus hijos, a los que es imposible dibujar del todo bien con tanta elipsis.

Lizzy Caplan y Michael Sheen en Masters of Sex
Teniendo en cuenta cuál es el tema central, la serie podría tratar a Libby y George como satélites sin voz ni voto y reducir su presencia a la mínima expresión. Pero, ¿no es más interesante ver cómo les afecta todo a ambos? En el caso de la esposa de Masters, porque nos deja claro que por más voluntad que uno ponga es difícil morderse la lengua y seguir aguantando la situación en la que ella se ve cuando las dificultades no dejan de sucederse. En lo que respecta a George, por lo que su presencia nos cuenta de Virginia.

El personaje de Lizzy Caplan —que sigue estando magnífica a pesar de que los Emmy se hayan olvidado de ella— puede parecer en ocasiones demasiado perfecto, y tan avanzado a su tiempo que roza la inverosimilitud. Gracias a su embarazo, sabemos que la época en la que le ha tocado vivir sigue siendo parte fundamental de quién es como persona: su trabajo le importa más que sus hijos, un hecho que le reconcome más que nunca al comienzo de esta tanda de episodios. Y es justamente Bill, con argumentos más o menos acertados, quien consigue aliviar su culpabilidad en una escena íntima y brillante que llega en el momento exacto en que empezábamos a preguntarnos cómo es posible que alguien como ella quiera estar con él.

Masters of Sex puede ser a veces obvia en los temas que aborda, pero jamás deja de ser interesante. Su forma de tratar la situación de la mujer —aún más directa que Mad Men, con la que siempre se la compara inevitablemente— es precisamente lo que le permite diferenciarse para bien de otras series de época. La diplomacia con la que Libby acepta que su marido tiene una aventura (viendo a Virginia como una aliada y no una adversaria) junto a sus intentos de determinar quién es como persona son mucho más interesantes que la figura del genio frustrado y lleno de traumas que encarna el personaje de Michael Sheen, pues lo hemos visto menos veces.

Su creadora, Michelle Ashford, ha prometido que la familia no va a ser el único foco de atención esta temporada. Con un reparto principal reducido a cuatro actores —Sheen, Caplan, Caitlin FitzGerald y Annaleigh Ashford, muy desaprovechada de momento— y la promesa de volver a ver a Allison Janney en algún momento de esta temporada, está por ver si Masters of Sex conseguirá jugar mejor sus cartas y entrelazar mejor sus tramas. Eso sí, acabe convirtiéndose en algo más orgánico o no, sigue siendo uno de los dramas más fascinantes del momento.
Leer más >>
TV SPOILER ALERT+