viernes, 17 de febrero de 2012

La semana de Friends: Rachel Green


Rachel Green (o Greene, porque nunca se terminó de aclarar el asunto) es una de las protagonistas de Friends, el catalizador de la serie, puesto que toda la historia empieza cuando ella aparece en el bar de los amigos después de haber dejado plantado a su prometido Barry en el altar.

Rachel fue interpretada por Jennifer Aniston, que ahora es, sin duda, la actriz más popular de los seis amigos. Aunque se ha especializado en comedias románticas, es muy buena actriz y demostró con creces sus capacidades interpretativas en la serie, llegando a ganar un Emmy en la octava temporada.

Rachel empieza la serie siendo una joven bastante consentida y presumida, una niña de papá que no sabe qué hacer con su vida puesto que siempre se lo han dado todo. Dejar a Barry en el altar supone un gran punto de inflexión en su vida y decide independizarse e irse a vivir con su amiga del instituto Monica, a la que no ve desde hace años.

El hermano de Monica, Ross Geller, siempre había estado enamorado de ella desde el instituto. No obstante, como él era un friki y ella animadora y una de las chicas más populares, nunca se fijó en él por aquel entonces.



Evolución
Rachel es probablemente el personaje que más evoluciona a lo largo de las temporadas, convirtiéndose en una persona más generosa y menos egocéntrica, una excelente compañera de piso y una gran amiga.

Rachel es una persona muy sensible y tal como se deja claro en algunos capítulos, fácilmente manipulable (recordamos cuando Monica era la que llevaba la voz cantante en todo). Sin embargo, lo que más me gusta de ella es lo mucho que le importan sus amigos y su relación con Ross, al que nunca pudo llegar a olvidar del todo.



El trabajo de Rachel
Rachel llega al piso de Monica sin trabajo, ya que cuando estaba con Barry vivía a costa de él y del dinero de su padre. Entonces, empieza a trabajar de camarera en el Central Perk, aunque lo odia profundamente y no se lo toma nada en serio. Si no la despiden es porque el encargado, Gunther, está locamente enamorado de ella. 

En la tercera temporada, Rachel finalmente renuncia y empieza a enviar currículums para trabajar en algo relacionado con la moda, su verdadera pasión. Primero empieza a trabajar como asistente y más tarde consigue un trabajo en Bloomingdales. Cuando está a punto de ser ascendida, su jefa muere y pasa a ser una simple personal shopper. Finalmente, consigue su trabajo soñado en Ralph Lauren, donde va ascendiendo progresivamente.

Hacia el final de la serie, Rachel es despedida cuando su jefe la escucha en una entrevista con Gucci, pero termina consiguiendo un empleo en Paris (al que luego ni se presenta).



La familia
Rachel proviene de una familia con dinero. No ve mucho a sus padres pero se lleva bastante bien con ellos. Su madre se divorcia de su padre tomando ejemplo de la valentía de su hija al independizarse y la relación con su padre es buena, aunque este tenga muy mal carácter (es uno de mis secundarios favoritos).

En cuanto a hermanas, Rachel tiene dos, Jill (Reese Witherspoon) y Amy (Christina Applegate). Jill es aún más mimada que Rachel y aparece en la sexta temporada, donde sale con Ross, cosa que no le sienta nada bien a su hermana.

A pesar de eso, Jill es la hermana favorita de Rachel, porque entonces conocemos a Amy (otra de mis secundarias favoritas) y tenemos claro el por qué. Amy es despreocupada, egoísta y tremendamente egocéntrica. Eso sí, muy graciosa de ver.




El Embarazo
Una de las tramas más importantes de Friends fue el embarazo de Rachel. Al final de la séptima temporada, en el capítulo de la boda de Chandler y Monica, Phoebe y Rachel descubren un test de embarazo en la papelera. Como ninguna de las dos dice nada, Phoebe asume que es Monica. Al final del capítulo, por eso, vemos la cara de Rachel e indudablemente sabemos que ella es la que está embarazada. ¿Pero de quién? En la octava temporada, después de que se soluciona la confusión con el embarazo, tenemos el misterio del jersey rojo, que finalmente descubrimos que es de Ross, el padre del bebé. 

Más tarde, conocemos que fue Rachel la que se insinuó con la historia del Tibidabo (gran capítulo). El embarazo de Rachel tiene momentos muy divertidos y para mí es una de las mejores temporadas. Además, me encanta el penúltimo capítulo (The One Where Rachel Is Late) en el cual parece que nunca vaya a tener a su hija y está de mala leche todo el tiempo, muy divertido.





Rachel, Monica y Phoebe
Rachel es la mejor amiga de Monica desde el instituto y cuando vuelven a vivir juntas la relación aún se hace más fuertes. Aunque se pelean algunas veces, nunca es por nada grave y siempre terminan perdonándose en seguida y constantemente se demuestran lo mucho que se quieren.

Tampoco quiero dejar de lado la relación de Rachel con Phoebe, que siempre me ha gustado mucho porque ambas son completamente diferentes (aun así, se dice que Lisa Kudrow se inspiró en Jennifer Aniston para la parte más mística de Phoebe). Viven juntas durante algún tiempo y se compenetran muy bien. Además, Rachel siempre la apoya con su música.




Las relaciones de Rachel
Rachel ha tenido diversas relaciones en Friends, pero no muchas de ellas fueron especialmente destacables. Aparte de Ross, que comentaré luego, Ross tuvo una relación con Paolo, un italiano por el que simplemente se sentía atraída sexualmente y el cual la trató fatal (se insinuó a Phoebe).

Después de su relación con Ross, en la cuarta temporada Rachel se enamoró de un cliente en la tienda donde trabajaba como personal shopper y estuvieron saliendo varios capítulos. Al final, ella se puso celosa de la nueva relación de Ross y quiso ir demasiado rápido, por lo que Joshua (interpretado por Tate Donovan, el padre de Marissa en The OC, por cierto) se asustó y lo acabaron dejando.

En la séptima temporada, Rachel se enamoró de su asistente, Tag (Eddie Cahill), bastante más joven que ella. Aunque tuvieron una buena relación y él era adorable, Rachel le dejó el día que cumplió 30 años porque se dio cuenta de que tenía que empezar a replantearse su vida. Tag volvió a aparecer más tarde en un capítulo, pero cuando se enteró de que Rachel estaba embarazada, huyó.

En la 9ª temporada, Rachel conoce al que fue su sustituto mientras ella estaba de baja maternal, Gavin (Dermot Mulroney, el mejor amigo de Julia Roberts en La boda de mi mejor amigo). Tras unos inicios tempestuosos, del odio al amor solo hay un paso y se terminan besándose en el cumpleaños de ella. Sin embargo, por culpa de su relación con Ross, ella cree que no podría funcionar.



Rachel y Joey
Rachel y Joey eran amigos pero su relación se hizo más íntima cuando esta fue a vivir a su apartamento, después de que el piso de Phoebe se incendiara. Sin embargo, no fue hasta la octava temporada cuando Joey empieza a sentir algo por ella, después de que salgan juntos una noche.

El pobre Joey se enamora perdidamente de Rachel, pero ella no le corresponde. Cuando él se lo confiesa, ella se preocupa mucho por él y se comporta de una forma excelente, tras la incomodidad inicial. Esta trama me encantó. Nunca he sido fan de Rachel y Joey como pareja pero me pareció que el enamoramiento de Joey fue una historia realista y que supieron llevar muy bien.

Una temporada después, durante la 9ª, se nota que los guionistas ya no sabían qué hacer y decidieron que fuera Rachel la que se encaprichara de Joey. Esta decisión, a parte de no tener ningún sentido, volvió a Rachel un tanto estúpida. Por suerte, los guionistas se debieron dar cuenta del error y la relación terminó antes de que puediera empezar. “Somos demasiado amigos”, concluyeron.



Ross y Rachel
Mis compañeros ya han dicho que Monica y Chandler son probablemente el alma de la serie y tampoco les voy a contradecir, pero yo siempre he sido de Ross y Rachel. Ross y Rachel son aún una de las parejas más icónicas de la televisión, prácticamente inventaron el on-off y nos tuvieron enganchados a sus movidas durante las 10 temporadas. El desarrollo de su relación es el clásico: ella nunca se había fijado en el hermano friki de su mejor amiga, aunque siendo sinceros, a él se le notaba mucho.

Durante la primera temporada, Ross está colado por Rachel, aunque no se atreve a decírselo. En el último capítulo, cuando este de viaje, a nuestro querido Chandler se le escapa lo de Ross y Rachel empieza a verle con otros ojos. Desafortunadamente, cuando este vuelve trae una nueva novia, Julie, a la que Rachel no puede ni ver. Más tarde, tras un intento desafortunado y una lista que nunca debió hacerse, Rachel y Ross empiezan a salir después de que ella se entere de que él pensaba acompañarla al baile de fin de curso cuando iba al instituto

La relación entre ellos dura un año, pero entonces Ross se pone celoso del compañero de trabajo de Rachel y ambos deciden tomarse un descanso (WE WERE ON A BREAK!). Ross se acuesta esa misma noche con una chica e intenta ocultárselo a Rachel, quien quería seguir con él. Sin embargo, cuando se entera, su relación se rompe definitivamente. No sé a vosotros, pero la ruptura de Rachel y Ross sigue siendo la más devastadora que he visto en televisión.

Podemos decir que Rachel no llegó a superar lo de Ross, ya que nunca acabó de aceptar sus relaciones. Tenemos la chica calva y ese intento de recuperar la relación, Emily en la cuarta temporada, cuando Rachel fue a confesar su amor y Ross terminó diciendo su nombre en el altar, etc... Al final de la quinta temporada, se casan en Las Vegas borrachos y durante algún momento de la séptima se acuestan juntos, quedándose ella embarazada. Sin acabar de definir su relación, deciden criar al hijo juntos, pero no es hasta el último capítulo cuando Ross no quiere que marche a Paris, que las cosas terminan solucionándose.

En una de las míticas escenas del último capítulo, Ross se dirige hacia al aeropuerto para confesarle a Rachel que sigue enamorado de ella. Ella en un principio se sorprende y no sabe que decir, por lo que decide subir al avión. Cuando Ross llega a casa, encuentra un mensaje en el contestador donde una nerviosa Rachel le dice que también le quiere. “Tengo que bajar del avión” grita ella. Ross le reclama histérico al contestador: “Déjela bajar! ¿Ha bajado del avión? ¿Ha bajado del avión?”.

Entonces, se oye la voz de ella. “He bajado del avión”.

A llorar todos.

1 comentario :

  1. Me encanta Friends!! Ya he visto los capítulos cientos de veces! Me hiciste recordar mucho! :D

    ResponderEliminar

TV SPOILER ALERT+