jueves, 16 de febrero de 2012

La semana de Friends: Phoebe Buffay

Si hay un personaje de Friends que ha sembrado tanto pasiones como odios es el de Phoebe Buffay (Lisa Kudrow). También conocida como Regina Phalange o Princesa Consuela Bananahammock, la extravagante chica del grupo del Central Perk encandiló durante la década que duró Friends (1994-2004) a una gran parte de sus seguidores, pero siempre ha habido algún espectador quisquilloso que no soportaba el tipo de humor que otorgaba el personaje, la mayor parte consistente en comentarios fuera de lugar aunque, en mi opinión, siempre brillantes. La masajista, con sus bromas acerca de su portentosa belleza (aunque en este sentido sus compañeras de reparto le dan mil vueltas, por lo que es un recurso excelente) o sus creencias, del todo extravagantes, basta con que abra la boca, especialmente con la divertida voz que le dieron en el doblaje español, para que un servidor se parta de risa.

Como es a mí a quien le toca defenderla, recordemos quién es la gran Phoebe y por qué se merece un puesto de honor entre los personajes más divertidos de la televisión.



El pasado de Phoebe
Uno de los recursos cómicos más utilizados para el personaje de Phoebe son las referencias a su tormentoso pasado, aunque cada vez que ésta lo mencionaba parecía que en realidad había sido criada entre algodones. Phoebe tiene una hermana gemela llamada Ursula (otra grande) que nació un minuto antes que ella, algo que siempre la ha hecho creer que es superior. Su padre, Frank, las abandonó a su suerte cuando las Buffay eran muy jóvenes y su madre Lily (aunque más tarde descubriremos que es adoptiva) acabó por suicidarse, un suceso muy trágico que Phoebe utilizará siempre para salirse con la suya incluso intentando dar pena dos veces seguidas (como el caso del teléfono móvil y la magdalena). Cuando su madre se suicidó antes de Navidad Phoebe comenzó a vivir en la calle y con compañías totalmente estrafalarias (a algunas las vemos en la serie), pero aprendió muchas cosas durante esta época como a hablar francés (recordemos cuando trata de enseñarle a Joey) o a robar coches. Incluso tuvo que comenzar a robar y sus víctimas favoritas eran los empollones como Ross Geller, al que robó su preciado cómic del Chico Ciencia (otro capitulazo en toda regla). Tuvo que hacer muchas cosas, la mayoría no del todo dignas, pero las narra a lo largo de la serie con tan poco dramatismo que solo se te escapa una sonrisa.

Más tarde, Phoebe acaba mudándose con Monica a través de un anuncio y se acaba casando con Duncan, un patinador gay canadiense, para poder darle el visado (y luego descubrimos que en realidad era heterosexual), pero acaban divorciándose. Acaba haciéndose amiga de Mónica pero las manías de la Geller consiguen que Phoebe se mude con su abuela, de la que heredará a su muerte su piso y el famoso taxi.



Phoebe y su extraña personalidad
Phoebe es, por decirlo claramente, muy rara. Muestra una personalidad muy divertida pero muy confusa: normalmente es inocente y un poco cría (sus "Oh no" son clásicos) pero en temas adultos y picantones no hay quien la gane, aunque sea el caso que sea siempre muestra un gran corazón. Es de ideales claros (desde Santa Claus hasta rechazar la ley de la gravedad pasando por la reencarnación) y sabe muy bien, como hemos mencionado, cómo funciona la ley de la calle .

Especialmente cuando la serie está avanzada, vemos cómo a Phoebe también le gusta chinchar a sus amigos, especialmente a Chandler (cuando quiere sonsacarle que está con Monica o cuando le presenta a ésta a su "alma gemela", otro hombre) o a Ross (para burlarse de su aburrida carrera o llevarle la contraria en cuanto a leyes científicas se refiere), pero siempre ha sido la del corazón más bueno del grupo, la más fiel y la más bondadosa. Por eso, no soporta la deslealtad (basta pensar en el momento en el que Rachel cambia de masajista).

También es la más juerguista y la que sale con más hombres, con los que se ve solo para tener una relación casual y punto. Le hemos conocido muchos novios, como David (que se va a Minsk y luego vuelve cuando ya está en su época con Mike), el policía Gary o cuando no se decide entre un tío guapo y tonto y otro algo más feo y listo (que al final eran iguales). Además, no tarda mucho en sacar a colación sus experiencias sexuales o sus encuentros con otros hombres. A pesar de esto, Phoebe es tremendamente maternal e incluso hizo de vientre de alquiler, o de regalo, para su hermano Frank Junior y su esposa Alice, para los que tuvo a los pequeños trillizos.

Me gusta mucho de la personalidad de Phoebe sus reacciones tan espontáneas. Cada dos por tres está gritando de sorpresa con su característico gesto de loca en estado de shock. Creo que hasta en sus imperfecciones es genial, e incluso cuando menciona la muerte de su madre para dar un poco de pena, la mayor parte de las veces para salirse con la suya, es divertida. También es un recurso recurrente su forma de vida vegetariana (que le fue especialmente dura durante su embarazo), su defensa de los animales y del medio ambiente o su exagerado misticismo, como cuando creyó que el espíritu de su abuela estaba en un gato.

Phoebe es divertida la mires por donde la mires. Su estilo de humor roza el absurdo pero en ningún modo es tan básico como el de Joey, por lo que nunca sabes por dónde va a salir.




Sus canciones
Si hay algo que caracteriza a Phoebe son sus canciones. Como "cantautora", la masajista trabaja (o mejor, la dejan trabajar) en el Central Perk tocando sus peculiares canciones. No tiene en absoluto cualidades para la música; de hecho, de su guitarra, solo se sabe unos cuantos acordes y los conoce más por la forma de la mano que por el nombre de los mismos (la mano de anciana...). Tampoco tiene buena voz, salvo cuando tiene su voz sexy cuando está acatarrada, e incluso cuando logró un contrato como artista para un anuncio y la grabaron en vídeo le cambiaron la voz por la de una chica que de verdad cantaba bien para su famoso tema Smelly Cat (la favorita de Rachel).

Las canciones de Phoebe son divertidas no solo por cómo las canta sino por lo que dicen. Como no se le dan nada bien las rimas (Monica, Monica, que tengas feliz Hannukah...), realmente escribe lo que se le viene a la cabeza y por esa razón hemos conocido canciones divertidísimas sobre temas absurdos en los que nadie pensaría para las letras de una canción.




Phoebe y sus amigos
El que Phoebe acabara en una pandilla como la del Central Perk es un misterio. El resto de sus amigos (Rachel, Ross, Monica, Chandler y Joey) se conocían desde tiempo atrás y Phoebe es la única que no tiene ninguna conexión con su pasado, salvo por el hecho de que atracó a Ross cuando era un adolescente. Además, tampoco vive cerca de ellos: como sabemos, éstos comparten (salvo Ross hasta que se mudó cerca) piso en el famoso escenario de la serie, pero Phoebe, a pesar de que se pasa la mayor parte del tiempo con ellos, vive alejada. Incluso diría que ella es la única que tiene a otros amigos además de los del Central Perk.

Del mismo modo, es la que tiene las relaciones menos firmes con los demás, salvo obviamente por el caso de Joey. Estos dos siempre han sido el quiero y no puedo de la audiencia y en más de una ocasión pensamos que acabarían juntos al final. No obstante, nunca fue así y creo que fue mejor. Joey y Phoebe comparten una química especial, se compenetran a la perfección y son los mejores amigos del mundo (incluso quedan para cenar juntos para criticar al resto de vez en cuando). Son uña y carne y Phoebe es más como la hermana mayor de Joey y éste siempre la ha respetado ante todo como si fuera su mentora (o su agente, o su profesora de francés...). De hecho, esta extraña TSNR se utilizó mucho en la serie como broma pero a la hora de tomárselo en serio (como cuando Phoebe creía que le gustaba a Joey), ambos tenían claro que lo suyo era tan solo una bonita amistad.

Con los demás, la relación es bastante extraña. Con las chicas se lleva estupendamente, aunque escapó del piso de Monica por sus manías con la limpieza, pero en general son la típica pandilla de chicas, con algún pequeño roce sin importancia de vez en cuando (aunque si me apuráis creo que se lleva mejor con Rachel). Con el resto de los chicos es más difícil: con Ross muchas veces he creído que directamente se llevaban mal, algo que también explotaban en la serie; con Chandler tenía una relación extraña: él la considera casi una extraterrestre mientras que ella aprovecha cada oportunidad que tiene para reirse de él, aunque siempre sin mala intención.


Phoebe y Mike
Hasta la novena temporada no conocemos a Mike Hannigan (Paul Rudd), el que sería el marido de Phoebe. Les presenta Joey y comienzan una larga y divertida relación que acaba cuando Mike le dice que, como divorciado que es, no quiere volver a casarse. No es hasta que se entera de que el pesado de David quiere pedirla matrimonio cuando corre a por ella y le pide matrimonio, aunque Phoebe le rechaza la proposición porque solo quería saber que entre ellos había esa posibilidad, aunque sí que vuelven a estar juntos. Más tarde se comprometen y se casan en la última temporada en una boda al aire libre. Después de la boda es cuando a Phoebe se le plantea la posibilidad de cambiarse el nombre y se quiere llamar Princesa Consuela Bananahammock (y Mike se lo quiere cambiar a "Mierda Embolsada")

Sin duda, de los personajes más divertidos que conozco. Tras diez temporadas e infinitos revisionados todavía me parto cada vez que veo alguna escena suya. No solo porque sea la semana de Friends sino que como personaje cómico debería ser homenajeado siempre.


1 comentario :

  1. Phoebe es el mejor personaje de la serie, es la que más hace reir. Nunca olvidaré cuando se levanta del sofá y se marea, y vuelve a sentarse para levantarse y marearse de nuevo por diversión. Ni tampoco olvidaré cuando Rachel le pregunta qué hace y ella dice 'intento mover ese lápiz con mi mente' y cuando Rachel lo mueve para decir si se refiere a ese ella grita 'LO CONSEGUÍ!!' Sin duda, Phoebe es la que tiene los mejores puntos.

    ResponderEliminar

TV SPOILER ALERT+